“No había visto nada así”: los daños a la economía de Brasil

La economía brasileña se encuentra en su recesión más larga desde los años treinta; hace apenas cinco años el país se encontraba en una época dorada.
brasil  (Foto: Especial)
Flora Charner y Patrick Gillespie
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Cuando Bárbara Araujo y Allan Alves se casaron hace tres años, tenían grandes planes: abrir un negocio, comprar una casa e inciar una familia.

Pero con Brasil sumergiéndose en la peor recesión de las últimas dos décadas las esperanzas de un futuro brillante se desvanecen. La economía brasileña se redujo un 3.8% en 2015, de acuerdo con información del Gobierno publicada este jueves. Esa es la mayor caída anual desde 1990 y el país se encuentra en su recesión más larga desde la década de 1930.

“No había visto nada como esto”, dijo Alves de 24 años, mientras está en su balcón con vista a Rocinha, una favela masiva de clase media baja en Río de Janeiro donde creció. “Mis padres me contaban sobre los tiempos duros, pero hoy día es verdaderamente difícil. Los precios suben cada día”.

Los enamorados de secundaria empezaron a trabajar cuando Brasil entró a su edad dorada.

cnnexpansion

En el 2011, el país sudamericano fue la sexta economía mundial, sobrepasando al Reino Unido. Las grandes reservas petroleras atrajeron el desarrollo y la inversión extranjera, y China se convirtió en su principal socio comercial. Brasil emergió de la crisis financiera global casi sin un rasguño.

Ahora, esos buenos tiempos se han terminado.

El desempleo está al alza, la confianza del consumidor va en picada y la moneda del país, el real, ha perdido 24% de su valor frente al dólar en el último año.

El motor detrás de la economía de Brasil son los productos como el petróleo, el azúcar y el café. Los precios de todos ellos se han desplomado en los últimos dos años, dejando muy mal parado a Brasil.

Un escándalo de corrupción sin precedentes en la empresa petrolera gubernamental Petrobras fue otro gran causante de la recesión pues la confianza de los brasileños en el gobierno y los negocios se vino abajo.

La investigación por sobornos masivos llevó al arresto de docenas de ejecutivos y políticos involucrados en el fraude de 1,000 millones de dólares, lo cual dio pie al inicio del proceso de impugnación contra la presidente Dilma Rousseff el año pasado.

Lee: Brasil registra en 2015 un déficit público sin precedentes

Los problemas económicos del país han lastimado a la clase media baja que se encontraba en ascenso, gente como Araujo y Alvez, sobre todo.

Ambos perdieron sus empleos el año pasado. Tras pasar por tiempos difíciles, la pareja empezó un negocio de venta de pasteles de chocolate en tarros. En los primeros meses, vendieron 200 tarros al día a 5 reales por pieza (unos 1.25 dólares) en su propio vecindario. El negocio fue bueno.

Pero cuando la inflación alcanzó su punto más alto en 13 años, los ingredientes se volvieron más caros y su clientela habitual ya no puede costear sus postres. Los ha forzado a buscar clientes que pueden pagar precios más altos fuera de su vecindario.

Los planes de abrir una pastelería, e incluso comprar una batidora de grado industrial, también fueron pospuestos. Una motocicleta blanca, que tuvieron que comprar a crédito para realizar las entregas, aún se paga a plazos mensuales. Y el pago se vuelve cada vez más difícil de lograr ya que las tasas de interés siguen creciendo en Brasil.

“Todos están preocupados por esto”, dice Alves. “Mientras las tasas de interés suben en la comida, electrónicos y otros bienes, nadie sabe cómo vamos  a pagar estas cosas”.

Muchos de los 200,000 residentes de Rocinha se beneficiaron de subsidios gubernamentales de vivienda como “Bolsa Familia” que ha ayudado a millones de brasileños a salir de la pobreza extrema.

cnnexpansion

Los negocios en la favela y otros vecindarios de Río de Janeiro han cerrado sus puertas, incluso cuando la ciudad se prepara para recibir a millones de personas para los próximos Juegos Olímpicos de Verano.

Un estudio reciente de una de las más grandes asociaciones de dueños de negocios mostró que más de 1,200 tiendas tuvieron que cerrar en 2015 por la caída en las ventas y el aumento en el costo de las rentas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A pesar del paisaje desalentador, Araujo y Alves tienen esperanza por el futuro.

“Hay mucha incertidumbre… a este punto, todo lo que podemos hacer es ahorrar”, dijo Alves. “Pero aún tengo esperanza de que podré darle mejores oportunidades a mis (futuros) hijos”.

Ahora ve
Donald Trump celebra el récord del Dow Jones
No te pierdas
×