La verdad sobre la campaña “autofinanciada” de Donald Trump

¿De dónde sale el dinero que está gastando el empresario para su campaña política?; ¿en realidad el aspirante presidencial está separado totalmente de los donantes?
Una de las propuestas de Trump es deportar a 11 millones de personas, la mayoría forman parte de la fuerza laboral. /
trump  Una de las propuestas de Trump es deportar a 11 millones de personas, la mayoría forman parte de la fuerza laboral. /  (Foto: Getty)
Cristina Alesci
(CNNMoney) -

Donald Trump se describe como un outsider, un candidato alejado de la política tradicional, incluso en lo que se refiere al financiamiento de la política. ¿Pero cuánto de lo que dice es verdad?

Empecemos con la afirmación de que financia solo su campaña, algo que suele recordar en cada uno de sus mítines.

No es tan sencillo: Trump ha proporcionado alrededor de 17.8 millones de dólares a su campaña, pero en realidad solo ha firmado un cheque por 250,000 dólares, según indica la Comisión Federal Electoral de Estados Unidos (FEC, por sus siglas en inglés).

¿Y el resto?

"El resto es un préstamo", explica Trevor Potter, expresidente de la FEC. "La razón por la que es un préstamo es que si le va bien, y uno recauda dinero de otra gente, uno puede pagarse".

Si Trump puede recaudar fondos, puede recuperar ese dinero. De hecho, ya ha recaudado casi 8 millones de dólares de parte de donantes individuales, no de grupos externos.

"No estoy recibiendo miles de dólares de todos estos (grupos) de intereses especiales y cabilderos y donantes", dijo en un evento de campaña. Eso es parcialmente cierto. Tres SuperPACS (comités de acción política) asociados con Trump —America's Greatness, Patriot for Trump y Make America Great Again— han donado 2 millones de dólares. Eso es un monto pequeño comparado con la mayoría de los otros aspirantes.

Y cuando se observa cuánto ha recaudado la campaña en general, es algo similar:

Hillary Clinton: 130 millones de dólares

Bernie Sanders: 96 millones de dólares

Ted Cruz: 54 millones de dólares

Marco Rubio: 34 millones de dólares

Donald Trump: 25 millones de dólares

Pero eso se debe a que no ha necesitado el dinero.

"Él ha podido penetrar los mercados de los medios sin pagar un centavo de publicidad porque la prensa ha hecho un trabajo magnífico de gastar dinero por él", dijo Potter.

La publicidad política es uno de los gastos principales para la mayoría de campañas y Trump es el que menos ha gastado en ese rubro. De hecho, solo empezó a lanzar avisos publicitarios en enero de este año, porque se sintió "culpable por sus rivales".

Sea eso cierto o no, su estrategia de prestarse dinero a sí mismo y gastar muy poco ha funcionado hasta ahora. Pero necesitará mucho más efectivo en la elección general si se convierte en el nominado republicano. En 2012, cada candidato gastó alrededor de 1,000 millones de dólares, lo que significa que Trump necesitaría empezar a recaudar mucho dinero.

Y si lo hace, no sería un candidato tan diferente, después de todo.

 

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×