Las ganancias del peso, ¿por cuánto tiempo más?

El tipo de cambio puede ver una vez más niveles por arriba de 18 pesos; el precio del petróleo marcará el paso para la moneda.
La recuperación del petróleo, clave para la moneda
El peso ha ganado 12% en 30 sesiones.  La recuperación del petróleo, clave para la moneda  (Foto: iStock by Gettyimages)
  • A+A-
Por: Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El peso mexicano ha recuperado con fuerza el terreno perdido ante la divisa estadounidense. En 30 sesiones ha ganado 12% desde los 19.4025 unidades por dólar a los que llegó a cotizarse en febrero. ¿Pero qué tan perdurable será este avance en medio de la caída que han tenido los precios del petróleo en los últimos días y la incertidumbre que aún los rodea?

Tras perforar ayer martes la resistencia clave de 17.3500 pesos al cerrar en 17.3240 en el mercado spot, el tipo de cambio puede llegar hasta las 17.2280 unidades en los siguientes días. No obstante, los vientos en contra para la moneda mexicana no han desaparecido, por lo que niveles por arriba de 18.00 pesos no deben descartarse.

“La recuperación del peso ha estado flanqueada por sus pares latinoamericanos. Es un fenómeno generalizado. Así como por la estabilización del dólar y la recuperación de los precios del petróleo (…) Puesto que todos estos elementos siguen abiertos, somos prudentes en lo que esperamos para el tipo de cambio”, dijo en entrevista el subdirector de análisis macroeconómico y de mercados de Banamex, Joel Virgen.

Aunque los precios del petróleo referencial Brent se han recuperado 40.39% desde el mínimo de 27.28 dólares por barril al que cayeron el 20 de enero, no se espera un cambio fundamental en los niveles de oferta pese a que al 17 de abril los países de la OPEP, así como Rusia e Irán se reunirán para pactaran un congelamiento de la oferta.

Pesese a que Irán asistirá a esta reunión en Doha, no se unirá a la paralización de la producción ya que quiere recuperar su posición en el mercado tras años de prohibiciones, según la agencia Bloomberg.

“Hacia adelante no podemos descartar una reducción en los precios del petróleo que afecte al tipo de cambio, porque aún no está tan claro que ésta recuperación este sustentada en fundamentales”, comentó el economista senior de BBVA Bancomer, Iván Martínez.

Agregó que aunque la expectativa de ver una vez más que el petróleo caiga a mínimos de enero ha disminuido aún no se puede descartar, por lo que sin duda el peso verá niveles de mayor depreciación.

Adicionalmente, elementos como la desaceleración de la economía de China y débiles cifras de la industria de Estados Unidos, en especial de la manufactura del cual depende la industria mexicana, seguirán ensombreciendo las expectativas.

“Lo que nos llama la atención es que pese a la recuperación que ha tenido el peso, en lo que va del año no ha logrado una apreciación (como otras monedas emergentes) y esto es porque lo que sigue es el tema de Pemex". dijo el director de análisis y estrategia de mercados de Finamex Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad.

El peso debería estar 5% más apreciado si no fuera por la situación de Pemex, que afecta el riesgo país de México.

La petrolera que aún aporta el 20% de los ingresos públicos del país se encuentra en medio de un proceso de reestructura y a la espera de que la Secretaría de Hacienda realice una inyección de capital. Por lo que para Aboumrad el próximo gran movimiento para el tipo de cambio vendrá con la reingeniería financiera que se anuncie entorno a Pemex.

Mientras tanto, Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) se ha encargado de darle otro respiro al peso, ayer martes dijo que el banco central debe ser precavido al elevar la tasa de interés. Por lo que tasas bajas en Estados Unidos le dan un mayor atractivo a instrumentos más riesgosos, como el peso.

Martínez agregó que los próximos discursos de la Fed y las expectativas que tengan los inversionistas respecto a estos pueden generar más volatilidad.

Por lo pronto, esta semana pueden esperarse niveles de hasta 17.70 pesos en el mercado spot, a la espera del reporte de empleo de Estados Unidos.

Ahora ve