Puerto Rico, ¿por qué ha avanzado tanto la crisis en la isla paradisiaca?

El territorio estadounidense ha acumulado una deuda sin pagar por 70,000 millones de dólares y se encuentra en un limbo legal que complica su situación.
La isla genera más titulares por su deuda que por sus playas.
Puerto Rico  La isla genera más titulares por su deuda que por sus playas.  (Foto: AFP)
Por: HEATHER LONG
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Se supone que Puerto Rico es la isla paradisiaca de Estados Unidos.

La temperatura rara vez desciende por debajo de los 21 grados centígrados y se ubica justo en medio del claro y cálido mar Caribe. El actor Johnny Depp, quien es dueño de una isla cercana, dice que esa parte del mundo “puede sumar años a tu vida”.

Sin embargo, Puerto Rico hoy está en crisis. “Es la Grecia estadounidense”, dicen algunos. Está generando más titulares por su deuda sin pagar por 70,000 millones de dólares que por sus paradisíacas playas.

1. ¿Cómo ha llegado tan lejos?

Durante años, el gobierno de Puerto Rico gastó más dinero de lo que recaudaba en impuestos. A los estados de EU se les exige elaborar presupuestos equilibrados cada año, pero los líderes de Puerto Rico no lo han hecho, aprovechando el estado de limbo de la isla: no es un estado, es un territorio estadounidense.

El gran gasto fue impulsado por un error de traducción entre el español y el inglés en 1952 en la constitución de la isla. Esto permitió a Puerto Rico emitir deuda para financiar muchas actividades, incluyendo operaciones cotidianas. Todo se reduce a la interpretación de la expresión “recursos totales”.

La palabra 'recursos' al ser traducida al inglés puede significar revenues (ingresos), pero también resources (recursos). Fue interpretado como resources, que es un término más amplio que permite al gobierno financiar las operaciones regulares (por ejemplo, la educación, la creación de políticas, el cuidado de la salud, etc.) a través de bonos.

Puerto Rico emitió deuda muchas veces a lo largo de los años. Pero realmente se disparó en la última década, cuando la deuda total pasó de una cifra ya elevada de 43,500 millones de dólares en 2006 a más de 70,000 millones para 2014. (La isla también cuenta con más de 40,000 millones de dólares en pasivos por pensiones sin financiamiento.)

2. El Congreso de Estados Unidos cambió la ley

Así que, ¿qué sucedió hace 10 años? El Congreso es parcialmente culpable del desastre. La isla solía ser un paraíso fiscal para algunas grandes empresas, como la industria farmacéutica. Era más barato fabricar medicamentos en la isla que en cualquier otro lugar de Estados Unidos porque las empresas no tenían que pagar impuestos federales sobre las operaciones en Puerto Rico.

Pero a mediados de la década de 1990, el Congreso comenzó a revertir las exenciones fiscales especiales para las empresas que operaban en Puerto Rico. Las exenciones tributarias fueron reducidas gradualmente, y totalmente finalizadas en 2006.

La economía de Puerto Rico se hundió después de que esto sucedió, y todavía no se ha recuperado. Muchos buenos empleos del sector privado se perdieron y los ingresos fiscales cayeron. La economía se ha reducido casi cada año desde entonces.

Además de eso, la Ley de Marina Mercante de 1920 obliga a que solo los buques estadounidenses pueden llevar mercancías entre Puerto Rico y la parte continental de Estados Unidos. Esto aumenta los precios en la isla y hace que los bienes producidos en Puerto Rico sean menos competitivos que los que provienen de países del Caribe más baratos que envían mercancías en sus propios barcos.

3. Los trabajadores cualificados abandonan la isla

Los residentes están literalmente haciendo sus maletas y huyendo de Puerto Rico hacia la parte continental de Estados Unidos, en un éxodo sin precedentes desde la era de West Side Story en la década de 1950.

Es cada vez más difícil encontrar trabajo. La tasa de desempleo es de 11.8%, más del doble de la tasa nacional de Estados Unidos.

Lo que es especialmente preocupante es que Puerto Rico está perdiendo trabajadores talentosos y hábiles. Un médico abandona la isla cada día (o a veces dos o tres).

Profesionales calificados como los médicos pueden obtener un sueldo más alto en la parte continental de Estados Unidos, y ellos simplemente no ven una ruta clara para que la isla se recupere. Las familias con niños pequeños —la futura fuerza laboral— también están abandonando la isla.

La escasez de trabajadores de la salud ha hecho que el brote del virus del Zika en Puerto Rico sea aun más difícil de manejar. La isla sufrió la primera muerte por Zika en Estados Unidos, confirmaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

4. El Congreso despojó a Puerto Rico de sus derechos de bancarrota

Otro inconveniente importante para Puerto Rico es que no tiene acceso a las mismas leyes de quiebra que los estados de EU. El llamado capítulo 9 de bancarrota se creó después de la Gran Depresión para permitir a las ciudades, pueblos y otros municipios hacer frente a sus graves problemas de deuda bajo un proceso de resolución supervisado por los tribunales. Detroit es el caso más famoso de bancarrota bajo el capítulo 9 hasta el momento.

Puerto Rico solía tener derechos de quiebra bajo el capítulo 9, pero la isla los perdió en la década de 1980 cuando el Congreso reconsideró esta parte del código de bancarrota.

El gobierno de Barack Obama y el gobernador de Puerto Rico argumentan que se trató de una decisión injusta y que el Congreso debe dar de nuevo a la isla derechos bajo el capítulo 9. Hasta ahora, el Congreso controlado por los republicanos se opone a ello en su mayoría.

Muchos expertos creen que será necesario algún tipo de reestructuración de deuda. Eso podría significar retrasar los pagos a acreedores o pagar menos del 100%. El problema es que Puerto Rico está en un limbo legal. Ni la isla ni los acreedores quieren ceder mucho en las negociaciones hasta que tengan la certeza de cuáles son las leyes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hay un caso que está siendo revisado por el Tribunal Supremo y que podría alterar las reglas, y el Congreso está debatiendo un proyecto de ley que también podría cambiarlo todo.

“Estamos muy lejos del final”, dice Philip Fischer, director gerente de investigación de bonos municipales de Bank of America Merrill Lynch.

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×