La industria aeroespacial en México replicará el éxito automotriz

Las exportaciones de este sector crecen poco más de 20% anual; sigue el camino para convertirse en potencia, coinciden expertos.
Impulso  Los envíos de la industria aeroespacial alcanzaron 7,300 mdd en 2015  (Foto: Cortesía)
Yussel González
CIUDAD DE MEXICO (Expansión) -

La fabricación de partes para aviones en México tiene el potencial de replicar el éxito de la industria automotriz, aunque enfrenta el reto de tener más personal especializado e incrementar la capacidad de la proveeduría local.

Las exportaciones de esta industria han crecido 20.6% anual en los últimos cinco años y se estima que en 2015 alcanzaron un valor de 7,300 millones de dólares frente a los 6,400 millones de dólares de 2014, según cifras de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA).

Estas cifras han permitido que México se convierta en el sexto proveedor del sector para Estados Unidos gracias a sus costos más competitivos. Para los próximos cinco años, las autoridades mexicanas esperan un crecimiento todavía mayor: la Secretaría de Economía prevé que las exportaciones de la industria alcancen 12,260 millones de dólares hacia 2020.

El crecimiento que se espera para la industria obedece a la alta demanda para la fabricación de aviones en los próximos años. Boeing, uno de los mayores fabricantes de estos aparatos en el mundo, espera que la flota de aeronaves global pase de 21,600 en 2014 a más de 43,000 para 2034.

“Las manufacturas automotriz, aeroespacial y de productos médicos son las tres puntas de lanza en las que México está destacando en los últimos años y seguirá destacando”, dijo a Expansión Mario Hernández, socio líder de Manufactura de la consultora KPMG.

Actualmente, la fabricación de componentes para aviones se realiza en Nuevo León, Querétaro, Chihuahua, Baja California y Sonora, en donde 302 compañías emplean a cerca de 45,000 personas.

El camino de las armadoras

La industria aeroespacial sigue los pasos de la automotriz, que hoy representa 30% de las exportaciones manufactureras de México. Los expertos prevén que esta industria alcance cerca del 15% del total de estos envíos en el futuro.

“Están siguiendo el mismo modelo que los automóviles, la idea es estar cerca del mercado destino de los productos (Estados Unidos)”, agrega Hernández.

Los expertos consideran que la industria también se puede beneficiar de las estructuras que ya utilizan las automotrices para exportar hacia Estados Unidos e incrementar la capacidad de la proveeduría local.

“Se necesitan procesos de logística que permitan exportar a Estados Unidos, de manera eficiente y rápida. Eso ya existe para el sector automotriz y la industria aeronáutica se puede aprovechar de esa infraestructura”, dijo a Expansión Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.

Para atajar el tema de la proveeduría, Bombardier Aeroespace, que emplea a cerca de 1,800 personas en su complejo de Querétaro, decidió dedicar parte de sus esfuerzos al desarrollo de proveedores locales.

“Creamos un equipo de desarrollo de proveedores que hoy nos permite trabajar con 10 empresas nacionales que nos apoyan con el suministro de distintos componentes”, dijo a Expansión Pilar Abaroa, vocera de la empresa en México.

Además buscó atraer a otras firmas de la industria para establecer operaciones en México, lo que significó una demanda de proveedores que fue aprovechada por empresas mexicanas.

Serrano, de BBVA Bancomer, señaló que las empresas del sector pueden también aprovechar la estructura que ya tienen las distintas compañías que participan en la fabricación de automóviles.

“Muchas plantas que se dedican a hacer autopartes y componentes para automóviles puedan modificarse para hacer partes para la industria aeronáutica”, dijo.

Se buscan ingenieros

El fuerte desarrollo que experimenta esta industria significa que se requerirá más personal capacitado, lo que implica la creación de más centros técnicos como los que tienen las armadoras.

“Lo que se tendrá que desarrollar en el corto y mediano plazo son personas con capacitación en áreas de especialización para que logremos de cierta manera absorber o captar toda esa tecnología que se está trayendo a México y que eventualmente se pudiera desparramar en la industria mexicana”, dijo el experto de KPMG.

Los expertos confían en que el Gobierno mexicano debe apoyar en la formación de ese personal capacitado y en la creación de la infraestructura necesaria para impulsar las exportaciones.

“El Gobierno apoyaría el desarrollo de estas industrias con el gasto de esta infraestructura y seguir apoyando programas de capacitación para que México pueda producir más ingenieros”, agregó Carlos Serrano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Bombardier Aerospace ha dado algunos pasos en esa dirección con la creación de una institución dedicada a la formación de sus empleados.

“En conjunto con las autoridades federales y estatales, así como con otras empresas de la industria, colaboramos en el desarrollo de la Universidad Aeronáutica en Querétaro, que desde su fundación en el 2009 se ha encargado de capacitar a la mayor parte de nuestros empleados”, señaló la vocera de la compañía.

Ahora ve
Armada argentina detecta explosión en la última posición del submarino
No te pierdas
×