4 formas de defenderte del fisco

Los contribuyentes que decidan enfrentar al SAT también tienen mecanismos de defensa, alguno de ellos es gratuito.
El contribuyente debe estar bien asesorado antes de decidir ir contra el fisco.
No todo está perdido  El contribuyente debe estar bien asesorado antes de decidir ir contra el fisco.  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO -

La sola posibilidad de enfrentar al fisco suena como una pesadilla, en especial para los pequeños contribuyentes. No obstante, existen opciones para defenderse del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Los dos principales temas en disputa entre contribuyentes –personas morales o físicas– y el SAT son la determinación de créditos fiscales, es decir, las multas, y negativas a una devolución de impuestos, como el IVA y el ISR.

Te recomendamos: Los dos hombres que conocerás en un juicio contra el SAT

Para el gobierno, llegar a juicio ante un contribuyente implica un mayor gasto, de ahí el que busque tener muchas posibilidades de ganar.

Al cierre del primer semestre de 2016, la tasa de juicios exitosos para el fisco fue de 52.8%. Esto significa que, para un contribuyente, la probabilidad de ganarle un litigio al SAT es de alrededor de 48%.

Desde 2014, con la reforma fiscal, Hacienda ha implementado acciones jurídicas con mayor efectividad para no perder juicios.

Esto obliga a que, si el contribuyente piensa interponer algún recurso para defenderse de la autoridad fiscal, debe asesorarse y analizar las posibilidades que tiene de ganar la inconformidad, ya que, en algunos casos, un juicio puede tardar años.

“Si un especialista toma la responsabilidad de defender a un cliente, debe tener una alta probabilidad de ganar porque si no, el contribuyente sólo perderá tiempo y dinero, se le debe explicar y que el cliente decida ir o no contra la autoridad”, dice Juan de la Cruz Higuera, integrante de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México.

Estos son los principales medios de defensa:

1. Recurso de revocación (vía internet. Evita ir a un juicio. ). Con este recurso, el contribuyente presenta pruebas para que el SAT las analice y emita una resolución que deje sin efecto el acto, lo modifique o bien, ordene una nueva resolución, confirme el acto o lo deseche. El recurso se presenta por internet a través del buzón tributario y con e-firma. En 2015, se interpusieron 18,009 recursos.

Lee: ¿Hay alguna manera de ganarle un pleito al SAT?

2. Juicio de lo contencioso (soluciona controversias). Se interpone ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) cuando un particular no está de acuerdo con la decisión del SAT. El tribunal resuelve desde cuestiones fiscales hasta ecológicas. En 2015 atendió unos 170,000 asuntos. En materia fiscal revisa la determinación
de créditos fiscales y la negativa a una devolución de impuestos.

3. Juicio de amparo. Es el juicio de juicios, dice Juan de la Cruz Higuera. Se interpone ante la Suprema Corte de Justicia. El amparo combate cualquier acto o sentencia de tribunales administrativos, cuando el contribuyente cree que se han violado sus derechos humanos. Con la reforma fiscal de 2014, se interpusieron poco más de 20,000 amparos en todo el país.

4. Prodecon (representación gratuita). La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente es un organismo público descentralizado que da asesoría, representación legal, recepción de trámites y quejas sobre las autoridades fiscales gratuitamente. Del 1 de enero al 31 de julio, recibió 2,891 quejas por negación de devolución del ISR a personas físicas, de las cuales 1,552 se resolvieron a favor de los contribuyes.

Esta nota fue publicada originalmente en la edición 1102 de la revista Expansión.

Ahora ve
Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro
No te pierdas
×