Trump exhibe la debilidad de la industria mexicana

El país requiere mayor infraestructura para diversificar su comercio más allá de Estados Unidos.
Las exportaciones de México a la Unión Europea palidecen frente a las de China.
Aún lejos  Las exportaciones de México a la Unión Europea palidecen frente a las de China.  (Foto: iStock by Getty Images)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las amenazas proteccionistas del gobierno entrante de Donald Trump han puesto de relieve la dependencia comercial que tiene México con Estados Unidos y los retos que conlleva diversificar el comercio con otros países.

De enero a noviembre de 2016, 82.7% de las exportaciones totales de México fueron a Estados Unidos y solo el 17.3% restante se repartió entre distintos países. Un abrumador 90% de las exportaciones fueron manufacturas.

México está inserto en cadenas de valor en la región de América del Norte, lo que explica que más del 76% de las importaciones que hizo de enero a noviembre del año pasado fueran de bienes intermedios, esto es, productos que se utilizan para fabricar otros que en muchas ocasiones se vuelven a exportar.

Por ello no sorprende que sea uno de los mayores socios comerciales de varios estados de la Unión Americana, en particular de los que están al sur: California, Arizona, Nuevo México y Texas, de acuerdo con cifras del gobierno estadounidense.

A esos estados envía motores y componentes electrónicos o para distintos vehículos de la industria automotriz y aeroespacial. Importa productos muy similares como componentes para máquinas o electrónicos.

“El perfil de la empresa exportadora que se encuentra en México siempre ha sido Estados Unidos y es fácil de entender”, dijo a Expansión José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento económico (IDIC).

“Es más atractivo exportar hacia esta región que buscar otras naciones que tienen mucho menos riqueza, en donde trasladarlo es mucho más complejo y en donde hay que aceptar una competencia mayor, sobre todo de Asia”, agregó.

GRÁFICO: La relación México-Estados Unidos que desmiente a Donald Trump

Inversiones, deportaciones y el muro: los miedos de México ante Trump

Por ello, las amenazas de Trump como renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), salirse de él, o aplicar un impuesto de 35% para las empresas que muevan sus operaciones, generan preocupación en la industria mexicana.

La Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX) creó un grupo de trabajo con la Secretaría de Economía previo a la toma de protesta de Trump, además de buscar un asiento en el "cuarto de junto" durante las negociaciones sobre el TLCAN.

El grupo lanzó también una serie de propuestas para aumentar la competitividad de la industria como la exención de IVA a importaciones temporales, permitir la importación temporal de energía eléctrica e incentivar las cadenas produtivas para incentivar el contenido nacional.

De la Cruz agrega, lograr mayor financiamiento, pues parte de lo que reduce la capacidad de la industria es la dificultad para encontrar recursos financieros.

“Las empresas mexicanas enfrentan mayores restricciones fiscales que las extranjeras que llegan a nuestro país. Se necesita una visión de largo plazo, sobre todo en la parte industrial”, dijo.

El 80% de las empresas manufactureras se financian a través de sus proveedores y solo el 36.9% de ellas elige un crédito bancario, de acuerdo con el sondeo que realizó el Banco de México entre varias empresas en el tercer trimestre del año pasado. La suma de esas cifras supera el 100% porque las empresas eligen más de una opción.

En su mayoría, las empresas destinan el crédito bancario a capital de trabajo, aunque afirman que las mayores limitantes para no utilizar nuevos créditos bancarios fueron la situación económica, las tasas de interés, y las condiciones de acceso al crédito, además de los colaterales que piden.

Aunque se tienen otros tratados de libre comercio, como el de la Unión Europa, las empresas mexicanas enfrentan mayor competencia de otros países para llegar a ellos, en particular de los asiáticos, así como mayores costos de logística.

Por ejemplo, el 20.3% de las importaciones de la Unión Europea provienen de China, mientras que solo el 1.1% son de México. Países como Taiwán, Malasia, Vietnam, la India y Japón tienen una participación mayor, según cifras de la Comisión Europea.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para poder llegar a esos mercados y tener una mayor participación es necesario invertir en la infraestructura adecuada para ello, en particular en los puertos, que en 2016 movieron 400 millones de toneladas, una cifra todavía lejana de los 520 millones de toneladas que busca el gobierno federal.

“Sí hace falta un poco más de desarrollo y obviamente vendría bien, contar con el proyecto de Zonas Económicas Especiales para desarrollar infraestructura”, dijo a Expansión Alejandro Luna, especialista del despacho Santamarina & Steta.

Ahora ve
Esta es la cifra que deberá pagar Lionel Messi para evitar ir a la cárcel
No te pierdas
ç
×