Las políticas expansivas del pasado cobran factura a México

Las bajas tasas de interés que imperaron en todo el mundo y en el país, y un mayor ritmo de endeudamiento son causa de desequilibrios actuales, según la OCDE.
Desequilibrios  La Fed se encamina a seguir con el alza en tasas, algo que puede generar más desequilibrios en países emergentes.  (Foto: iStock by Getty Images)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La implementación de un política monetaria y fiscal expansivas que en su momento aplicó México están pasando la factura a la economía y las finanzas públicas.

El Banco de México (Banxico) mantuvo su tasa de interés referencial en niveles históricamente bajos (3%) desde mediados de 2014 hasta finales de 2015, mientras que Hacienda comenzó a incrementar la deuda desde 2013, para tratar de apuntalar a la economía.

Te recomendamos: México está 'atado' al TLCAN y a Trump

Tasas bajas de interés por parte del Banco de México y un aumento de la deuda pública no se tradujeron en un mayor crecimiento económico para México, que se encamina a crecer apenas 2.1% en esta administración, en línea con el crecimiento de los últimos 20 años.

De acuerdo con la Organización para la Cooperacción y el Desarrollo Económico (OCDE) la dependencia excesiva en la política monetaria en los años recientes llevó a un largo periodo de tasas de interés excepcionalmente bajas en el mundo desarrollado, al aumento del nivel de endeudamiento y a una búsqueda de mayores rendimientos en mercados emergentes, por lo que la respuesta de los mercados financieros al incremento en las tasas no será “suave”.

La Reserva Federal de Estados Unidos, el banco central más poderoso de todo el mundo, se encamina a seguir con la normalización de su política monetaria, es decir, con el aumento de su tasa de interés, algo que puede generar más problema a países como México.

“Los riesgos para las economías emergentes son altos (...) Los fuertes movimientos de las tasas de interés extranjeras, las rápidas depreciaciones de la moneda nacional y el aumento de las primas de riesgo pueden inducir tensiones financieras en países con altos niveles de endeudamiento en el extranjero o aquellos con un desajuste entre las deudas denominadas en moneda extranjera y los ingresos de exportación”, dice la OCDE en el estudio ‘¿Los riesgos desbaratarán la modesta recuperación? Vulnerabilidades financieras y riesgos políticos’.

Te puede interesar: Banxico y tasas bajas, corresponsables de mayor inflación

En el caso de México, la política monetaria laxa de Banxico se ha traducido en una mayor inflación, ya que a pesar de que la depreciación del peso inició a mediados de 2014, el banco central reaccionó con un alza en tasas hasta finales de 2015.

BofA Merrill Lynch Global Research espera que incluso la inflación alcance este año 6%, en febrero subió 4.86% anual, y anticipa que el peso siga como el principal amortiguador de choques externos.

“Lo que motivó la política monetaria laxa de la Fed fue la desaceleración de la economía mundial, entonces la política fiscal expansionista y que México haya bajado la tasa tenía el propósito de compensar este choque externo. La pregunta es si no se retiró (esta política) a tiempo para evitar los desequilibrios”, dijo a Expansión el director de estrategias de mercado de Finamex Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad.

En el caso de México, la limitante para las políticas expansivas es el bajo crecimiento potencial, que deriva de una baja capacidad productiva, por lo que al aplicar una política monetaria laxa o una política fiscal expansiva, suele generar distorsiones, como una mayor inflación o desequilibrios en las cuentas externas.

Banxico ha aumentado en 325 puntos base su tasa de interés para controlar las expectativas inflacionarias. Mientras que las tres calificadoras más importantes, Moody’s, Fitch y Standard & Poor’s tienen a la calificación crediticia de México bajo la lupa para un posible recorte.

La deuda total de México ha aumentado en 14 puntos porcentuales desde el cierre de 2012 a 2016 y ronda entorno al 48% del Producto Interno Bruto (PIB).

Lee: La deuda de México se encarece 66% por alza en tasas y dólar

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Se planteó una expansiva para compensar el comportamiento de la economía y el crecimiento de la deuda se dejó a un ritmo que nos llevó a que las calificadoras nos bajaran la perspectiva y ahora estamos buscando reducir el ritmo de crecimieonto de la deuda y subiendo la tasa de interés, en un momento en que la economía no está del todo fortalecida", agregó el directivo de Finamex.

Mientras tanto, los mercados parecen no creer que la Fed continuará con el alza en su tasa de interés, los futuros de la tasa de Fondos Federales anticipan que el banco central subirá a 2% su tasa, pero hasta 2020, desde el 1% actual, por lo que, si la Fed les da una sorpresa y sigue encareciendo el dinero, esto generará más turbulencias.

Ahora ve
Así es como Donald Trump puso en aprietos al gobernador de Puerto Rico
No te pierdas
×