Trump pone en modo de espera a los capitales para México

Los inversionistas le apuestan a México, sin embargo, están a la expectativa de las políticas comerciales de Donald Trump.
La incertidumbre ha hecho que las inversiones se pospongan.
Zozobra  La incertidumbre ha hecho que las inversiones se pospongan.  (Foto: Reuters)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Vladimir y Estragón, los dos personajes principales de Esperando a Godot, del irlandés Samuel Beckett, pasan la mayor parte de la obra de teatro esperando a un tal Godot.

En un momento de la pieza, un personaje les dice: “Hoy no vendrá Godot, pero quizá mañana sí”.

Quienes invierten en el mercado mexicano tienen un parecido con Vladimir y Estragón, ya que esperan una postura comercial clara en Estados Unidos antes de dar un paso.

“No soy negativo sobre México. Sólo pienso que las oportunidades serán modestas hasta que tengamos más claras las políticas de Estados Unidos”, dice Jonathan Lemco, analista de la firma de inversión Vanguard. Pese a ello, hay quienes están listos para las oportunidades.

Te recomendamos: Así sobrevivió el peso los primeros 100 días de Trump

El banco suizo UBS recomienda a sus clientes darle menor peso en su portafolio a la Bolsa mexicana, ante la incertidumbre de los planes de la Casa Blanca con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y el freno de las inversiones.

“Nos hemos vuelto más selectivos y más vigilantes”, dice Esteban Polidura, director de Inversiones para México de UBS. Por ello, su firma recomienda a sus clientes invertir en acciones de empresas como Arca, Asur, Banorte y Grupo México. Se trata de compañías con ingresos en dólares, que generan flujo y pagan dividendos.

Para los bonos del gobierno es una historia similar. Los fundamentales de la economía lucen atractivos, pero los inversionistas están pendientes del desarrollo de las relaciones entre México y Estados Unidos, su mayor socio comercial.

“Cuanto más proteccionistas sean las medidas de Estados Unidos, eso será malo para el peso mexicano y malo para los bonos”, dice Ezequiel Aguirre, estratega de renta fija para América Latina de Bank of America Merrill Lynch, quien tiene una recomendación neutral para el peso y la deuda mexicana.

No obstante, esa mesura no implica que los inversionistas se alejen totalmente de los bonos mexicanos. Al contrario, ante el aumento que han registrado los precios al consumidor, los inversionistas han apostado a los Udibonos, instrumentos de deuda que protegen contra la inflación, sobre los bonos nominales.

Te puede interesar: México está expuesto a un vuelo violento de capitales

La atención no se va del peso mexicano, ha sido la moneda que más ha ganado frente al dólar desde el 20 de enero, cuando Donald Trump asumió la presidencia, tras haber perdido más de 13% ante el dólar en todo 2016.

De ahí que Polidura vea atractiva a la moneda mexicana para los inversionistas de largo plazo, que pueden soportar riesgo ante la alta volatilidad que suele tener la cotización del peso.

De acuerdo con Aguirre, el peso está subvaluado en alrededor de 7%, ante el impacto de la retórica del presidente estadounidense, que abre oportunidades para quienes conviven con el riesgo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Los fundamentales no han sido desastrosos y no han decaído lo suficiente como para explicar la muy fuerte caída en el valor del peso mexicano”, agrega.

Esta nota se publicó originalmente en la edición 1202 de abril 1 de 2017 de la revista Expansión

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×