Los 34 bancos más grandes de EU aprueban chequeo anual, pero aún les falta otro

Las instituciones financieras podrían mantener suficiente capital para cumplir con los requisitos de los reguladores en el caso de una recesión extrema.
La Fed le dirá a los bancos si mostraron suficiente juicio durante este año para comprar acciones o pagar dividendos a los accionistas.
Pruebas de estrés  La Fed le dirá a los bancos si mostraron suficiente juicio durante este año para comprar acciones o pagar dividendos a los accionistas.  (Foto: Shutterstock)
WASHINGTON, Estados Unidos (Expansión) -

Los 34 bancos más grandes de Estados Unidos obtuvieron este jueves los resultados de su chequeo anual de salud financiera.

La Reserva Federal (Fed) publicó los resultados de la primera ronda de sus ‘pruebas de estrés’, las cuales determinan si los bancos son lo suficientemente fuertes financieramente como para soportar una severa recesión.

De acuerdo con los resultados de las pruebas, los bancos podrían mantener suficiente capital para cumplir con los requisitos de los reguladores en el caso de una recesión extrema, dijo este jueves la Fed de acuerdo con la agencia Reuters.

Aún si los bancos -entre los que están JPMorgan Chase & Co y Bank of America Corp- sufrieran pérdidas de 383,000 millones de dólares en el escenario más severo de la Fed, su nivel de capital de alta calidad sería sustancialmente superior al umbral exigido por reguladores y mejor con respecto al nivel de 2016.

"Los resultados de este año muestran que, incluso durante una recesión severa, nuestros bancos grandes seguirían bien capitalizados", dijo el gobernador de la Reserva Federal Jerome Powell, a cargo del área de regulación del sector bancario.

"Esto les permitiría prestar durante todo el ciclo económico y apoyar a familias y compañías en tiempos difíciles", agregó.

La Fed inició las pruebas de solvencia después de la última crisis financiera para garantizar la fortaleza de la industria bancaria, cuya capacidad de dar préstamos es considerada clave para la salud de la economía.

Bajo el peor escenario de las pruebas de solvencia de la Fed, la tasa de desempleo de Estados Unidos aumentaría a 10%, más que el doble del nivel actual.

Pero incluso con las pérdidas en ese escenario, el nivel agregado de capital de alta calidad de los bancos cubriría un 9.2% de sus activos ponderados por riesgo, según la Fed. Eso es mucho mejor que el umbral de 4.5% que exigen los reguladores y una mejoría respecto al 8.4% del ratio de capital tier 1 medido el año pasado.

Los resultados publicados este jueves son la primera parte de un examen de dos etapas. Esta parte determina si los bancos cumplirían los requisitos mínimos bajo la metodología de la Fed, usando los materiales que las instituciones presentaron.

Sin embargo, el día más observado de cerca por los inversionistas será el próximo miércoles, cuando la Fed le diga a los bancos si mostraron suficiente juicio durante este año para comprar acciones o pagar dividendos a los accionistas.

Lee: El superlustro del dólar ha terminado, advierte Barclays

Los reguladores están buscando dos piezas clave de información. Una de ellas es si los bancos tienen suficiente capital como para sobrevivir a la agitación económica en el sistema financiero. Y dos, si las empresas son buenas para identificar y medir el riesgo cuando elaboran sus planes.

Los reguladores pueden rechazar el plan de capital de un banco por cualquiera de las dos razones.

Este es el séptimo año consecutivo en que la Fed realiza pruebas de estrés, que fueron implementadas después de la crisis financiera.

Recomendamos: Empresarios piden que cambios en TLCAN preserven empleos

Cada año, los reguladores ajustan el examen para mantener alertas a los bancos. Los reguladores también quieren comprobar la capacidad de cada banco para protegerse contra posibles crisis financieras.

Eso significa que incluso si un banco fue aprobado el año pasado, no hay garantía de que lo haga de nuevo.

HSBC North American Holdings y RBS Citizens Financial Group, por ejemplo, aprobaron en 2013, pero fueron rechazados el año siguiente.

Los bancos tendrán la oportunidad de revisar sus planes de capital antes de que se publiquen los resultados de la próxima semana. Pero cualquier banco que repruebe tendrá que elaborar nuevos planes y no se le permitirá pagar dividendos a los accionistas hasta que haya sido aprobado por los reguladores, de acuerdo con CNNMoney.

Los ejecutivos de Wall Street describen las pruebas de estrés como una caja negra hecha deliberadamente oscura para evitar que los bancos truqueen el ejercicio. Los reguladores argumentan que han proporcionado orientación adicional a las instituciones financieras para fijar mejor las expectativas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha prometido eliminar muchas regulaciones sobre los bancos, en particular aquellas que, según él, han suprimido los préstamos. Trump ha prometido deshacer varias restricciones a las empresas financieras que fueron implementadas después de la crisis financiera de 2008, incluyendo la Ley Dodd-Frank de 2010.

Lee: El Banco de México sube su tasa de interés a 7%

“Tengo tanta gente, amigos míos que tenían buenos negocios”, dijo Trump en febrero. “No pueden pedir dinero prestado. Simplemente no pueden conseguir dinero porque los bancos no les dejan tomar prestado debido a las normas y regulaciones de la ley Dodd-Frank”.

Revisar las pruebas de estrés anuales de la Fed es una de las más de 100 recomendaciones que el gobierno ha sugerido para disminuir la carga sobre los bancos, incluyendo limitar el número de firmas financieras que deben enfrentar los exámenes, indica CNNMoney.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A pesar de que algunos banqueros dicen que estarían prestando más sin las reglas Dodd-Frank, los préstamos han crecido. Los datos sugieren que ha habido una falta de demanda, no de oferta, la cual está aplacando el endeudamiento de las compañías estadounidenses.

“Los préstamos han sido expandidos en general por el sistema bancario y también a las pequeñas empresas”, dijo en febrero la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. En comparación con sus competidores globales, los bancos estadounidenses “generalmente son considerados muy fuertes, han acumulado bastante capital, en parte como resultado de nuestra insistencia en que lo hagan”, agregó.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×