La austeridad del sector público ha quedado en letra muerta

Gastar más de lo presupuestado y aprobado por el Congreso parece una tradición para las finanzas públicas mexicanas.
Más gasto  En los último años el gobierno mexicano gasta más de lo aprobado por el Congreso  (Foto: Especial)
Dainzú Patiño /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La austeridad en el gasto del gobierno federal, anunciada desde 2015, ha quedado en letra muerta.

Desde ese año y hasta junio de 2017 se ha gastado más de lo presupuestado y se prevé que 2018 no sea la excepción, según especialistas en finanzas públicas consultados por Expansión.

En enero de 2015, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, inauguró una serie de ajustes al gasto público a causa de factores como: menores ingresos petroleros, menor crecimiento de economías como China, el Brexit y las elecciones en Estados Unidos.

No obstante, en el periodo de 2015 y hasta la mitad de 2017, el sector público ha gastado 892,558 millones de pesos (mdp) más que lo aprobado, rebasando el monto de recortes anunciados en ese periodo que acumularon 358,377 mdp, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

iniciaron en 2015 por prever menores ingresos petroleros, no obstante cada año se han registrado sobre ejercicios. Fuente: SHCP. Cifras en millones de pesos.
Los recortes  iniciaron en 2015 por prever menores ingresos petroleros, no obstante cada año se han registrado sobre ejercicios. Fuente: SHCP. Cifras en millones de pesos.  (Foto: Expansión )

Lee: Hacienda prevé recorte al gasto menor a 0.4% del PIB

La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece que los ejecutores del gasto deben sujetarse a los montos autorizados en el presupuesto por el Congreso.

Pero hay escenarios planteados en esta ley que permiten hacer adecuaciones. El primero es cuando se observa que el ejercicio del gasto aprobado puede afectar al balance público, es decir, que los ingresos puedan ser mayores o menores a lo previsto, dice el análisis “Descifrando la caja negra del gasto”, realizado por México Evalúa.

También pueden hacerse adecuaciones para que los objetivos de los programas de secretarías de estado y entidades gubernamentales tengan un mejor cumplimiento, refiere la ley de presupuesto.

En 2015, cuando inició esta serie de recortes, se esperaban menores ingresos petroleros, en vista de la baja del precio del crudo. Mientras que a finales de 2016 y 2017 se realizaron adecuaciones al gasto, tras el objetivo de reportar un superávit primario, luego de que las tres principales calificadoras de crédito revisaran la perspectiva de calificación crediticia de México, de estable a negativa.

Lee: La economía mexicana cae en julio luego de 3 meses de avances

“Pueden darse cambios en el transcurso del año fiscal que esté corriendo, por ejemplo, en lugar de aplicar una reducción en una dependencia, dejas el gasto autorizado, pero recortas en inversión física, porque es más sencillo que analizar y detectar duplicidades en las dependencias; es recortar un gasto que ya estaba contemplado”, explica Alejandro González, director de Gestión Social (Gesoc), una organización que genera y utiliza datos abiertos para mejorar políticas sociales.

Esta situación ha predominado desde 2015, generando rezagos para el crecimiento económico, pues la inversión física es un componente importante para impulsar el PIB, dice González.

Ese año, el gobierno suspendió por tiempo indefinido los proyectos para el tren México-Querétaro y el Tren Transpeninsular, ambos proyectos contemplaban una inversión de 62,961 mdp.

Tan solo la inversión física pública cayó 8.3% real anual en 2015, mientras en 2016 decreció 8.3%, y en el periodo enero- julio de este año la caída fue de 23.8%, en comparación con el mismo lapso de 2016.

Gastos en crecimiento

Aunque se han visto reducciones en el gasto corriente de la administración federal, hay conceptos por gastos obligatorios que por lo regular cierran el año con incrementos mayores a los esperados, explicó Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“Estos gastos obligatorios son los recursos que el gobierno transfiere a los estados a través de participaciones, el costo por pensiones y jubilaciones, además del servicio de la deuda pública federal. Son presiones que continuarán los siguientes años y que significarán retos para la siguiente administración”, comentó Villarreal.

Lee: Tres retos económicos para el paquete económico 2018

También hay que considerar que en el diseño del presupuesto y la ley de ingresos, no se consideran ingresos como los remanentes de operación del Banco de México, y que son transferidos a Hacienda, comenta Mariana Campos, directora de gasto público de México Evalúa.

En 2016, el Banxico transfirió a Hacienda 239,000 mdp por el remanente de 2015. Y este año transfirió 321,653 mdp, por el remanente de 2016.

Una tradición

Gastar más de lo aprobado parece casi una tradición para las finanzas públicas. Datos de Hacienda indican que de 2005 y hasta 2014, el sector público gasto 1.8 billones de pesos más que lo presupuestado; un promedio de 180,000 mdp por año.

De 2005 a 2012, la administración pública gasto cada año 180,000 mdp más a lo aprobado. Fuente: SHCP. Cifras en millones de pesos.
Tradición  De 2005 a 2012, la administración pública gasto cada año 180,000 mdp más a lo aprobado. Fuente: SHCP. Cifras en millones de pesos.  (Foto: Expansión)

Previo a la baja en los precios del petróleo en 2015, esta situación obedecía más a una subestimación en los ingresos petroleros, situación que propicia la discrecionalidad para el uso de recursos excedentes, y la transferencia de más recursos no etiquetados a las entidades federativas, explicó el director del CIEP.

Organizaciones civiles, como Gesoc, CIEP y México Evalúa, agrupadas en el Colectivo Pe$o han señalado que para evitar esta situación, es necesario que se establezcan porcentajes máximo y mínimo de fluctuación, entre el presupuesto ejercido y el aprobado de cada año.

En tanto, la serie de recortes seguirá hasta 2018, según la propuesta del Paquete Económico presentado al Congreso, por el titular de Hacienda, José Antonio Meade y que debe ser aprobado antes del 15 de noviembre.

Para el siguiente año se plantea un recorte por 28,300 mdp, pero el presupuesto total será 347,483 mdp más, en comparación con el aprobado para este año.

La pobreza, la desigualdad y la pésima distribución de la riqueza en México
Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×