Argentina, en batalla contra la crisis

La presidenta Cristina Fernández lanzó un plan de estímulo fiscal para reactivar la economía.

¿Quiénes se verán beneficiados?

1
Sin Pie de Foto
Las inversiones en infraestructura, inmuebles e industria da  (Foto: )

Fernández dijo que los más beneficiados con el proyecto oficial de repatriación serán quienes vuelquen sus capitales a inversiones productivas en infraestructura, inmuebles, industria y el sector agropecuario, que tributarán sólo el 1%. Los que compren títulos de deuda deberán pagar el 3%, mientras que quienes retornen los capitales a Argentina sin ningún fin específico pagarán el 6% y los que declaren sus capitales sin traerlos al país tributarán un 8%.

La mandataria anunció también la creación de un Ministerio de la Producción con el objetivo de impulsar la actividad económica del país, que en los últimos meses comenzó a pisar el freno tras cinco años de crecimiento a tasas superiores al 8% anual.

Un plan anticrisis

2
Sin Pie de Foto
El gobierno de Cristina Fernández eliminó el sistema de pens  (Foto: )

La presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció el martes una serie de medidas para atenuar el impacto de la crisis global en el país y estimular la economía doméstica. La mandataria envió el miércoles al Congreso un proyecto de ley para aliviar la carga fiscal, que incluye beneficios para la regularización tributaria, la promoción del empleo registrado y también el blanqueo de capitales.

"La idea entonces es ayudar a esa (...) repatriación de capitales a través de medidas que tengan que ver con la inversión y la producción", dijo la presidenta al presentar el proyecto y agregó que habrá beneficios fiscales para las empresas que creen empleos formales.

Regularización de capitales

3
Sin Pie de Foto
Haz tus cuentas para saber si te conviene invertir en un bie  Sin Pie de Foto  (Foto: )

El Gobierno buscará alentar la declaración de activos físicos, financieros, en monedas, ya sea que estén dentro del país o en el exterior, a través de medidas que promocionan la inversión doméstica. El plan contempla beneficios impositivos para los activos que sean blanqueados para inversiones en títulos de la deuda pública, que deberán pagar un 3% al fisco, mientras que los que vayan a inversiones inmobiliarias, agropecuarias o industriales, tributarán un 1%.

Los activos que sean declarados y permanezcan en el extranjero deberán pagar un 8% y los que regresen al país pero sin ser afectados a un fin específico dentro del sistema financiero, un 6%.

Los fondos que obtenga el estado por este régimen de regularización tributaria, de fortalecimiento de trabajo de las empresas de baja escala y de repatriación y exteriorización de los capitales, serán coparticipables, lo que implica que los beneficios alcanzarán a todas las economías provinciales.

El plan no funcionará: analistas

4
Sin Pie de Foto
La presidenta de Argentina se enfrentó a la oposición en el  (Foto: )

Aunque apunta en la dirección correcta, el plan de Cristina Fernández para estimular la producción y atraer capitales no declarados invertidos en el exterior tendrá un efecto limitado mientras persistan las dudas sobre la solidez de la economía argentina.  "El principal problema que enfrenta la economía no pasa por cómo favorecer la creación de puestos de trabajo sino por cómo evitar la destrucción de los trabajos ya existentes", dijo Osvaldo Cado, economista de la consultora Prefinex.

El plan también busca promover la repatriación de fondos al reducir la carga tributaria por el blanqueo de capitales no declarados invertidos en el exterior.

Según economistas privados, los fondos argentinos en el exterior alcanzan los 150,000 millones de dólares, de los cuales la mayor parte no ha sido declarada al fisco. La cifra equivale a más de la mitad del Producto Bruto Interno anual.

"Aunque es difícil evaluar el efecto de estas medidas... está claro que no se dirigen a los principales problemas que enfrenta la economía. Los incentivos para repatriar fondos podrían tener un impacto positivo marginal en el flujo de capitales, pero dada la falta de confianza sobre las acciones del gobierno y la preocupación acerca de futuros cambios regulatorios el efecto probablemente no será sustancial", dijo Daniel Kerner, analista para América Latina del Eurasia Group de Nueva York.

"Estas medidas hacen poco para reducir la extendida falta de confianza sobre la política del gobierno, las altas tasas de interés, las presiones sobre la tasa de cambio, la inflación y la incertidumbre sobre la estabilidad fiscal y externa", agregó.

Para los analistas, el plan resultará insuficiente para disipar las dudas sobre la solvencia financiera del país de cara a los vencimientos de deuda de los próximos años y revertir el efecto negativo de una serie de medidas tomadas por el gobierno de Fernández y su esposo y antecesor Néstor Kirchner, que no hizo más que alentar la fuga de capitales.

"Va a atraer sólo algunos capitales, pero dudo mucho que llegue al 5% del total de los fondos en el exterior", dijo a la AP Fausto Spotorno, analista de la consultora Orlando Ferreres y Asociados.

Regularización tributaria

5
Sin Pie de Foto
En estos centros, las pequeñas y medianas empresas encontrar  (Foto: )

Las medidas buscarán fundamentalmente aliviar la situación de las numerosas empresas que están endeudadas o en juicio con el ente recaudatorio y que ahora podrán regularizar su situación tributaria. El Estado condonará la deuda tributaria a las empresas de mediana y baja escala, con hasta 10 trabajadores, que blanqueen a sus empleados y les den todas las prestaciones de seguridad social.

Por cada nuevo empleo que creen los empresarios podrán aportar sólo el 50% del impuesto llamado contribución patronal durante el primer año, y el 75% en el segundo.