Una modelo artista, empresaria y manager

La mexicana Montserrat Olivier abrió su agencia de talento y manejo de imagen Jerry MLK; con clientes como Ludwika y Dominika Paleta, la agencia espera vincular artistas con marcas.
Montserrat Olivier es previsora, siempre reserva la mitad de
Bárbara Anderson

“Soy buenísima para cuidar el dinero. Qué esperas de una regia hija de madre catalana”, dice repleta de confianza en sí misma Montserrat Olivier.

Modelo, conductora, actriz y productora, Olivier tiene, además, un lado empresarial que pocos conocen.

“Soy negociante desde los 10 años”, reconoce y hace una larga lista de negocios que arrancaron con la venta de dulces que le regalaba la familia –es hija de los dueños de Industrial Turronera y sobrina nieta de Lorenzo Servitje, de Bimbo–, pasando por un kindergarten, una distribuidora de cosméticos de Miami para Latinoamérica, una franquicia del restaurante Hunan en Monterrey, incluso es socia de Bárbara Coppel en la línea de ropa Royal Closet.

Desde los 16 años, cuando empezó a modelar, Olivier siempre negoció personalmente sus contratos (tanto con empresas como con medios). “Lo hago tan bien con cada uno de mis proyectos que todos mis amigos comenzaron a consultarme”, asegura. Rebecca de Alba, Marta Cristiana y Kate del Castillo son algunas de las que confían en su buena muñeca para los números.

Siendo la cara para México de Trident, Pantene y hasta con su propia línea de lentes (MO, que se vende incluso en El Corte Inglés), Olivier decidió usar su experiencia para potenciar la carrera de sus colegas.

En enero arrancó su agencia de talento y manejo de imagen: Jerry MLK, Entretenimiento y Talento, de la que son socias Lizzy Cancino y Karina Leija.

Rápidamente armó su primera lista de clientes con Ludwika y Dominika Paleta, Luz María Zetina, Jacqueline Bracamontes, Aarón Díaz, Antonio Gaona, Maximiliano Villegas y Alexandra de la Mora. “En México, encontré una enorme carencia de managers que te ayuden a guiar la carrera, como sí está profesionalizado en EU”, afirma Olivier.

La idea es simple: vincular a artistas con las marcas a las cuales la empresa llega con ideas específicas de campañas. “Queremos enfocarnos en Latinoamérica y el mercado hispano, en esos destinos donde los artistas son conocidos por su trabajo pero donde las marcas no saben cómo llegar a ellos”, explica la conductora, quien competiría por el mismo negocio con la agencia Imagen y Talento Internacional, de Grupo Televisa.

Ahora ve
No te pierdas