'Head Hunter' universitario

Un trío de jóvenes creó una empresa de preselección de aspirantes para universidades de prestig en un año de existir, la empresa ha matriculado a 300,000 estudiantes en EU y facturará 2 o 3 m
Patricia Ruvalcaba
LOS ÁNGELES, California -

Como miles de aspirantes cada año, Mick Haagen fue rechazado por la Universidad de Princeton. Pero no estaba dispuesto a rendirse, así que creó un portafolio con sus calificaciones, añadió un montaje fotográfico de sí mismo con el logo de la universidad en el pecho y grabó un mensaje. “Hablé de mi familia, mis pasatiempos, intereses y pasiones. Envié ejemplos de mis trabajos a varias universidades”, recuerda. Ahora está matriculado en la generación 2009 de Economía en esa institución.

Al crear su propia presentación, Haagen notó que, como él, muchos jóvenes quedaban “fuera del radar, sin ser descubiertos ni inscritos”. En EU, el sistema de selección de aspirantes a la universidad es tortuoso, atemorizante y caro. A Mick, de 23 años, le pasó factura, pero también le dio la idea de un negocio.

Entonces, junto con su hermano Brad y Sid Krommenhoek, de 28 años, fundó el sitio Zinch.com, donde los aspirantes a cualquier universidad de EU se presentan a sí mismos y describen sus gracias para los reclutadores. ¿Y cuál es el negocio? Para los aspirantes el servicio es gratuito, pero las escuelas pagan una cuota anual por consultar los perfiles. “A finales de 2008 tendremos ganancias por entre 2 o 3 mdd”, dice Krommenhoek, quien es hijo de una mexicana.

Cada año, cuatro millones de jóvenes buscan lugar en alguno de los 4,000 bachilleratos y universidades de EU. Presentan exámenes, van a ferias de reclutamiento, compran solicitudes –40 dólares cada una–, elaboran ensayos que anexan a las solicitudes y  buscan financiamiento.

Algunos pagan a un instructor privado –40,000 dólares al año– para destacar en los exámenes, pues las escuelas andan tras de mejores promedios, aunque las universidades con programas para minorías batallan para encontrar candidatos.

Lanzado apenas el año pasado, más de 300,000 estudiantes de EU y de otras 160 naciones ya crearon su perfil en Zinch.com. Más de 475 instituciones, según la compañía, están usando la página para encontrar candidatos.

“Soy más que una calificación”, es el lema del portal, que usa el concepto de Facebook para poner a la vista de las universidades a jóvenes talentosos aunque sin notas estelares.

Inspirado en la palabra cinch (fácil, suave, en inglés), el plan de negocio de Zinch.com se enfoca en los estudiantes cuyos padres no fueron a la universidad o tienen poco dinero.

El portal permite hasta 400 entradas por perfil para colocar textos, gráficos, video y audio. “Si sólo usas las páginas de los colegios, ellos no pueden ver cómo puedes contribuir (...) no sólo con tus calificaciones, sino con lo que eres”, dice Adrián, estudiante de 17 años que vive en Long Beach, California.

Aunque atrae a toda clase de jóvenes, Zinch.com cumple su objetivo original. Casi la mitad de los usuarios son estudiantes cuyos padres no fueron a la universidad y con ingresos menores a la media, informa Krommenhoek. Algunos reclutadores piensan que el portal carece de relevancia; otros, lo recomiendan. Gil Villanueva, responsable de Admisiones de Brandeis, en Massachusetts, dice que Zinch.com ha ayudado a esta universidad a encontrar más candidatos. Entre 30 y 80% de los estudiantes reportan haber sido contactados por instituciones de su elección, asegura Krommenhoek.

Para Rita Sandoval, de 17 años y nacida en Palm Springs, California, “Zinch era una oferta que yo no podía rechazar. Tengo una voz y Zinch me permite ser escuchada”.

Ahora ve
No te pierdas