6 pasos para elegir un crédito Pyme

Conoce los aspectos fundamentales que debes tomar en cuenta antes de solicitar un financiamient la banca de desarrollo ofrece planes atractivos que ayudarían a las empresas a obtener capital.
La planeación es un factor importante que deben analizar las  (Foto: )
Tania Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Elegir un crédito para tu Pequeña y Mediana Empresa (Pyme) es un proceso en el que no sólo debes ocuparte de conseguir dinero, sino condiciones adecuadas para el desarrollo de tu compañía.

Factores como el estatus de la empresa, su nivel de desarrollo, madurez y planes de expansión son esenciales para tomar una mejor decisión en cuanto a planes de financiamiento, afirmó Carlos Salinas, consultor externo de Nacional Financiera (Nafin), en el marco del primer día de labores de la Semana Nacional Pyme 2008.

“Lo primero que debe hacerse es un análisis de para qué se quiere el dinero, y en base a ello definir las condiciones que se está dispuesto a aceptar”, señala.

También hay que tomar en cuenta que el haber sido rechazado una vez no significa estar “señalado” para toda la vida.

El ABC para elegir un crédito empresarial

El primer paso para obtener un crédito que realmente sea provechoso es conocer las principales instituciones de financiamiento y qué opciones brinda cada una. La banca de desarrollo es más atractiva en este aspecto que la comercial, ya que está específicamente diseñada para impulsar un sector determinado, por ello brinda intereses más atractivos.

Compara: Este factor sirve para conocer criterios y diferenciar las tasas y rendimientos que cada instrumento ofrece. Hay que recordar que las prioridades son diferentes en cada caso, dependiendo de las necesidades de la empresa, por lo que no hay un crédito estándar para todos.

Define el uso: Debes tener en claro para qué quieres el crédito: construir, ampliar, adquirir equipo de trabajo, crecer o simplemente sobrevivir. En base a esto elige el instrumento más conveniente.

Cuida tu historial crediticio: Dependiendo de la situación de tu empresa, el Buró de Crédito (BC) puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo. Es esencial conocer los elementos que el BC proporciona a las instituciones financieras y cómo inciden en la toma de riesgo crediticio.

Busca beneficios: Cada instrumento o institución tienen bondades específicas que puedes aprovechar. Por ejemplo, en el caso de las arrendadoras se permiten las reducciones fiscales; y si tu empresa necesita estar siempre a la vanguardia en cuanto a tecnología o vehículos esta opción te permitirá aumentar tu liquidez y utilidades.

Ve a la segura: Identifica qué institución es la que escoges a fin de verificar su respaldo y cuáles son las condiciones de crédito que te ofrece. “Siempre hay que ser muy cuidadosos en este aspecto, por seguridad y para evitar fraudes, ya que el riesgo del crédito no es sólo para quien lo da, sino también para quien lo recibe”, dijo el consultor de Nafin.

 

 

Ahora ve
No te pierdas