Cómo elegir dónde hospedar tu sitio Web

Conoce lo que debes y no debes hacer cuando escojas un proveedor de hospedaje para tu sitio Web; lo principal es que ofrezca un buen servicio de soporte y suficiente capacidad de almacenamiento.
Computadora  (Foto: Archivo)
Emily Maltby
NUEVA YORK -

Si tu negocio tiene presencia en línea, escoger un proveedor de hospedaje Web es una de las decisiones más críticas que tomarás. Dicho proveedor maneja los servidores en los que tu sitio trabaja y, literalmente, tiene el control de la conexión entre tu compañía y sus clientes.

Pero escoger el correcto puede ser una tarea intimidante: Ya que la mayoría de las grandes compañías de hospedaje Web ofrecen características similares, descubrir cuál se adaptará mejor a las necesidades de tu compañía requiere algo de investigación.

Una rápida visión general

Cuando comiences tu investigación, no te fíes de los sitios de comparación. Algunos están afiliados con compañías de hospedaje Web -sus reseñas son en realidad anuncios pagados. Aunque usar una amplia variedad de fuentes para obtener opiniones múltiples podría servirte como práctica, es mejor conducir tu propia verificación de los hechos directamente con el proveedor de hospedaje, lo que podría requerir que les dieras un minucioso vistazo a las letras pequeñas.

El próximo paso que debes seguir es la evaluación de las características más vitales para los pequeños negocios.

Servicio al cliente

Los expertos del hospedaje Web dicen que el buen soporte es un asunto crucial para el dueño de un pequeño negocio. "Nada es más frustrante que pagar cada mes y pasar horas sin poder comunicarse con servicio al cliente, y después tener que recoger los pedazos cuando el daño ya está hecho", dice David Ropelato, director de Informática del sitio  Top Ten Reviews.

"Asegúrate de que el soporte está disponible 24 horas al día, 7 días de la semana", sugiere Herskovitz, especialista en hospedaje web y director del sitio Top Ten Web Hosting. "Los problemas técnicos pueden ocurrir en cualquier momento".

Pon a prueba a los proveedores con una llamada o correo electrónico con preguntas e inquietudes. Si no pueden darte una respuesta en un plazo de 24 horas, olvídate de ellos. En oposición a las creencias populares, no son los asuntos técnicos los que por lo general requieren respuesta inmediata. Son los legales.

El abogado de Internet de los Ángeles, Erik Syverson, ha visto los sitios de Internet de muchos pequeños negocios darse de baja sin previo aviso, lo que causa dolores de cabeza y reveses financieros. Los sitios de Internet que les permiten a los usuarios publicar contenido son en particular riesgosos. Según la ley actual de los Estados Unidos, si los dueños de los derechos encuentran su trabajo ilegalmente publicado en un sitio de Internet, pueden enviarles un mensaje a quienes dirigen el sitio y exigir que se remueva el contenido. Es el proveedor de hospedaje quien por lo general recibe esos mensajes.

"Los proveedores tienden a reaccionar de forma impulsiva cuando reciben estos avisos y dan de baja el sitio, sin cuestionamientos", dice Syverson. "Lo malo es que no se requiere que el proveedor de hospedaje examine el asunto, pero sí que dé de baja todo el contenido que presuntamente infringe la ley. Por consiguiente, reclamos falsos pueden cerrar un sitio. Éste es el porqué de la importancia de que la compañía de hospedaje responda con rapidez".

Si un sitio es dado de baja, el dueño del negocio tiene 10 días para presentar una contra notificación, después de la que le corresponde al querellante presentar una demanda de violación de derechos de autor en una corte. El proceso, que dura de días a semanas, por lo general resulta en negocios perdidos. (Una manera de impedir que esto suceda es invitar a cualquiera que detecte una violación de derechos de autor a contactarte de forma directa. Recuerda hacer pública tu dirección de correo electrónico).

Confiabilidad

Ryan Roskilly dirige Tidal Media Group, que diseña y aloja sitios de Internet de negocios pequeños. Él recomienda que los clientes revisen los acuerdos de nivel de servicio de su proveedor de hospedaje web, que con frecuencia dirán cuántos minutos u horas de funcionamiento al año están garantizados. El acuerdo puede describir también los arreglos de indemnización.

"Por lo regular, un proveedor de hospedaje web cuenta con una granja de servidores. En caso de que un servidor falle, los otros pueden hospedar al sitio", dice Greg Bozigian, dueño de la firma de desarrollo de negocios digitales Visionary View. "Los dueños de negocios pequeños siempre deberían preguntar acerca del respaldo y el plan de recuperación de desastre en caso de que el ejemplo ocurra".

Espacio en disco

Una vez que estableciste qué compañías tienen niveles de soporte de cinco estrellas, lo siguiente que deberías revisar son las especificaciones del plan de hospedaje. Lo que es mejor variará de acuerdo con las necesidades de tu sitio -tanto las presentes como las futuras. Si usarás el sitio como una tarjeta de presentación en línea para tu negocio de artesanías, por ejemplo, es probable que no necesites muchas funciones. Pero asegúrate de preveer. Mientras creces, puede que quieras comenzar a vender las artesanías en línea, y estarás en problemas si el proveedor de hospedaje web que escogiste no ofrece una buena aplicación de caja registradora.

El "espacio en disco" es la cantidad de contenido y datos que puedes almacenar en el servidor de tu proveedor de hospedaje. Si tu sitio sólo tiene texto, no tienes mucho de que preocuparte. Pero si tiene imágenes, descargas o archivos audiovisuales, pon atención a lo que te ofrecen.

"Los sitios de Internet más simples miden un promedio de 40 KB", dice Herskovitz. "Es probable que las imágenes miniatura midan alrededor de 2 o 3 KB, y las imágenes completas pueden mantenerse entre 150 o 200 KB sin sacrificar mucho su calidad. Un video de 8 segundos medirá alrededor de 1 MB. Cualquier sitio que concentre gráficos o tenga archivos descargables necesitará una gran cantidad de espacio en disco para almacenamiento".

Roskilly, de Tidal Media Group, dice que la mayoría de los negocios pequeños usan menos de 100 MB de espacio.

¿La regla de oro? "Apúntale a las estrellas", dice Ropelato. "Obtén tanto como puedas desde el principio o podría costarte caro ampliarlo más adelante. Yo recomiendo un mínimo de 4 a 5 GB si vas a crear un sitio de comercio en línea".

También deberás considerar "el volumen de transferencia", conocido también como ancho de banda. Tu ancho de banda determina cuántos visitantes podrán ver tu sitio y a cuántos datos podrán acceder. Si te pasas de tus límites, podrías enfrentarte con una factura considerable.

"Todos los proveedores de hospedaje web cuentan con una cantidad fija de espacio en disco y ancho de banda que está incluida en el precio de sus planes. Si necesitas más espacio en disco o ancho de banda, por lo general te cobrarán con base en el espacio en disco adicional o ancho de banda que uses", dice Herskovitz. "Sin embargo, muchas de las grandes compañías de hospedaje web ofrecen espacio en disco y ancho de banda ilimitados. Deberías revisar con el proveedor de hospedaje si su oferta ilimitada tiene alguna restricción".

Roskilly dice que la mayoría de los negocios pequeños usan alrededor de 1 GB en volumen de transferencia por mes.

Precio contra desempeño

El hospedaje web es una industria de productos básicos, y los precios no varían mucho entre sus mayores competidores.

El tipo más común de hospedaje web es el "hospedaje compartido", en el que tu sitio es almacenado en un servidor con muchos otros sitios. Esto le permite a la compañía reducir costos y ofrecer precios bajos en sus planes.

 "Hoy en día, la mayoría de los proveedores de hospedaje compartido cobran de 4 a 8 dólares al mes", dice Herskovitz.

Los proveedores de hospedaje no ganan mucho con sus servicios básicos, por lo que estarán ansiosos por llenarte de características adicionales y otros extras. Algunos valen la pena.

Antes de aceptar cualquier cargo producido por las características extra, investiga si éstas pueden encontrarse en otra parte. Algunos proveedores de hospedaje cobran por aplicaciones de blog, votación o encuesta, que son gratis y puedes añadir tú mismo.

Tu dominio también será barato, de 7 a 10 dólares al año. Hay algunas ventajas ocultas cuando pagas unos cuantos años por adelantado: Los motores de búsqueda como Google les dan un rango superior a los sitios con periodos de registro de varios años. (Con tarifas anuales tan bajas, los creadores de "spam" compran y desechan dominios como pañuelos). Pero si no estás seguro acerca de tus planes a largo plazo, puedes registrar tu dominio durante un año a un costo bajo y tantear el terreno antes de comprometerte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Puedes comprar el nombre de tu dominio a través de tu proveedor de hospedaje web, pero en la mayoría de los casos es mejor que lo registres de forma independiente. Cuando los proveedores registran el nombre por ti, algunos añaden cláusulas que te impiden que muevas el dominio a otro hospedaje web si más adelante quieres cambiar de proveedor.

Roskilly ha visto a sus clientes sufrir el efecto de este problema: "Trabajamos con gente que quiere librarse de sus proveedores", dice. "Asegúrate de que tu compañía tiene acceso a un dominio y los derechos de registro correspondientes.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×