Deja Wall Street para fabricar tequila

Un ex gestor de fondos en Nueva York se lanzó a reinventar la bebida más famosa de México; su firma Tanteo ha expandido su venta de tequila de sabores en varios restaurantes estadounidenses.
tanteo-tequila-2-esp.jpg  (Foto: Cortesía)
Kim Thai
NUEVA YORK -

Empapado en sudor, Jonathan Rojewski estaba parado en medio de un campo de agave en Tequila, México. Su piel estaba quemada por horas y horas de sol, y su garganta estaba seca por la tierra árida y polvorienta. Todo el día trajo cargando consigo una coa tradicional de diez kilos (una especie de machete alargado), para intentar cortar algunas de las plantas grandes y fibrosas de donde se obtiene el tequila: el agave.

Aunque estaba muy cansado, Rojewski sabía que ésta sería la parte más sencilla de su siguiente misión. Tan sólo unos meses antes había dejado su cómodo y bien pagado empleo como gestor de fondos de cobertura para comenzar su propia compañía de tequila: Tanteo.

"No se pueden tener expectativas realistas al empezar un negocio a menos que primero lo hagas tú mismo", dice. "Por eso fui a las granjas de agave; quería asegurarme de que Tanteo fuera de la mejor calidad".

Podría pensarse que las aflicciones de Wall Street fueron lo que llevaron a Rojewski al camino del tequila, pero no fue eso, sino su pasión por el mundo culinario. Rojewski no sólo está haciendo tequila, lo está reinventando, creando el espíritu de las infusiones de sabores.

"Vi cómo se cocinaba la cultura de los cocteles en Nueva York", dijo Rojewski. "Los tequilas con infusión de sabores no se habían hecho antes. Yo sabía que si se hacía de la forma correcta, podría llegar a ser el líder del mercado, el modelo a seguir".  

Es por eso que Rojewski dejó la industria financiera después de una década de estar escalando peldaños, desde analista hasta ser gestor de fondos de cobertura, trabajando en empresas como Goldman Sachs, Oppenheimer, y Pequot Capital.

¿Y para qué? Para empezar una compañía de tequila llamada Tanteo, que además de que significa "probar o medir", también significa "lograr", o como el equipo de Tanteo lo interpreta, "tener éxito".

Este cambio dejó a algunos de los compañeros de Rojewski perplejos; muchos de ellos siguen trabajando en el mundo financiero hoy en día.

"Me sorprendió", dice su ex colega, Greg Gordon, quien ahora es un director administrativo en Morgan Stanley. "Era bueno en su trabajo; no pensé que tomaría el riesgo para comenzar su propia compañía".

Pero para Rojewski no era un riesgo, sino lo que siempre había querido hacer. Mientras estudiaba Análisis Financiero y Administración de Empresas en la Universidad Loyola de Baltimore, Rojewski también se entrenaba en la cocina. Dejó el mundo culinario después de la muerte de su mentor, y se propuso llegar a Wall Street, pero sabía que no era la opción adecuada para él.

"El mundo financiero nunca fue mi destino", dice. "Fue el camino hacia otro lugar".

El inversionista en Tanteo, Matt Breidert, también un ex colaborador y gestor de portafolios en Ecofin, coincidió con él y dijo que Rojewski "era mucho más sociable que la gente del mundo financiero", incluso fuera de Wall Street. Breidert dijo que los contactos que Rojewski creó en aquel entonces son los que le están ayudando ahora con Tanteo.

"Tiene una ventaja", dice Breidert. "Varios negocios se mueren de hambre porque no tienen una lista de contactos razonable. Yo sabía que Jonathan no tendría ese problema".

Después de tres años de trabajar en el desarrollo de la fórmula perfecta de tequila, a Rojewski se le ocurrieron tres sabores: jalapeño (el más popular), chocolate y tropical. Con los inversionistas en la junta y el ciclo de producción en México concluido, Tanteo salió al mercado en diciembre de 2008, en medio de la crisis financiera.

Aún así, eso no detuvo a Rojewski, quien, según Breidert, usó "tácticas de guerrilla", como ir de una bodega vinícola tras otra en Nueva York para promocionar Tanteo entre los vendedores. 

Esta atención personalizada, combinada con sus contactos y conocimientos del mundo financiero, hace que el éxito de Tanteo sea posible. La compañía ya aseguró 150 cuentas (incluyendo los restaurantes mexicanos de moda en Nueva York, como Dos Caminos y La Esquina) y se está expandiendo de la costa del Golfo hacia la costa oeste, con mucho potencial por delante.

Actualmente, La Esquina usa Tanteo en dos bebidas, y según Kummi Kim, encargada de bebidas en La Esquina, la respuesta ha sido espectacular. "A la gente le encanta", dice. "Es totalmente diferente. Jonathan creó un producto único, e hizo que el tequila fuera accesible".

El restaurante vende cerca de 60 cocteles Pepino Diablo a la semana. Es la tercera bebida favorita de La Esquina, y usa el tequila Tanteo de jalapeño.

En el Hotel Thompson, la barra se acaba cerca de ocho botellas a la semana, suficientes para preparar 170 cocteles.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tanteo ya vendió casi por completo las 4,000 botellas de tequila que la compañía fabricó durante su primer ciclo de producción. Con 2 millones de dólares de financiamiento, la compañía se dispone a continuar la producción por los siguientes dos años. Ahora, todo lo que Rojewski quiere es su propia versión de suerte.

"Yo defino la suerte como el punto de encuentro entre la oportunidad y la preparación", dice. "Mi mayor deseo es que Tanteo crezca para convertirse en una marca familiar. Estoy aquí para construir una franquicia duradera... ¡Salud por lo mejor!".

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×