5 consejos de finanzas para tu negocio

Llevar un presupuesto de entrada y salida de dinero son puntos que debes considerar, según expertos; advierten que muchas empresas a las que les empieza a ir bien se olvidan de planificar.
voto-papel-lapiz-escribir-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cuando se habla de cuestiones económicas, uno de los principales problemas en los pequeños negocios es la planeación financiera porque "generalmente desconocen cómo manejar adecuadamente sus recursos y prepararse para tener un fondo de emergencia en épocas malas", dicen expertos.

Sucede con muchas empresas, cuando les empieza a ir bien se olvidan de planificar y pierden de vista los riesgos que pueden sufrir, en especial en épocas como ésta que la economía es tan volátil, indicó la directora de la licenciatura de Administración en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), María Gómez Albert.

"El costo de una asesoría, por ejemplo un contador independiente al negocio puede representar alrededor de un 10% de los gastos totales de la empresa", lo cual no es mucho si se considera los resultados que esta decisión puede representar a futuro, expresó la especialista de Vabela y Asociados, Lorena Brindis,

Al crear la estrategia de administración para tu negocio, es importante pensar en temas como la recesión. Eso no significa vivir pensando que la empresa puede cerrar de un día para otro, sino tomar consciencia de las malas ‘rachas' que pueden presentarse y cómo evitarlo. Aquí, algunas recomendaciones para hacer buen uso de tus recursos.

1.- Apégate a un plan. Siempre debes tener un presupuesto de los ingresos y egresos (salidas de dinero) de tu negocio, que te guiará para tomar decisiones financieras, sobre todo si recibiste algún crédito para tu negocio. Sujétate a esta planeación actualizándola según tus necesidades y el momento económico que vayas viviendo, recomendó el profesor de Finanzas en la maestría en Alta Dirección, de la Universidad Anáhuac del Norte, José Hernández Ramírez.

Intereses, inflación y tipo de cambio son indicadores que te ayudarán a proyectar en forma clara cómo se va moviendo tu dinero, tan sólo un ejemplo: los precios y el costo de materia prima se modifican justo por los intereses. En la empresa debe haber un responsable de consultar en medios de comunicación y en la página de algún banco esos indicadores y hacer proyecciones.

2. Conoce tu territorio. Para llevar las cuentas claras hay que saber "donde le aprieta el zapato a tu negocio para mejorar", detalló José Hernández.

Un buen método para tener más conocimiento sobre cómo manejar mejor el dinero es analizar algunos datos sobre el sector en el que operas. Averigua ¿cuánto descendieron las ventas en tu actividad en otras épocas con crisis? ¿Qué meses fueron los peores?, ¿Tu sector entra en recesión antes, al mismo tiempo, o después de la economía nacional?

3. Cuentas claras. Lleva un registro diario de tus ingresos y egresos. Ese flujo de entradas y salidas es la base para crear tu estrategia de administración, dice el representante de la Universidad Anáhuac. Te permite planear tus pagos y, a su vez, definir tu balance, esto es: qué deudas hay en lo inmediato y con cuánto capital dispones para saldarlas. Esto es un buen "termómetro" para saber qué tipo de financiamiento puedes pedir para tu empresa.

4. Sigue un calendario. Respeta en su totalidad el plazo marcado para cubrir tus compromisos financieros, como tarjetas de crédito o préstamos recibidos. Sin embargo, no porque te llegue una "buena racha" hay que gastar más de lo indicado. "A veces el empresario registra un aumento en sus ganancias, se engolosina pensando que esto puede ser permanente y hasta busca aumentar líneas de crédito, sin considerar que actualmente se vive una etapa muy voluble, y en cualquier momento puede haber altibajos que le impidan cumplir con sus metas económicas", explicó la especialista del ITAM.

Otra opción para cubrir tus obligaciones de pago o salir de una emergencia es mantener una línea abierta con un banco, pero esto debe solicitarse sólo cuando hayas considerado tu capacidad de crecimiento y con base en las alternativas que el banco ofrezca para reestructurar la deuda a plazos mayores.

5. Busca nuevas opciones. Los entrevistados coinciden en que el financiamiento más barato es el interno, es decir, como empresa debes generar suficientes utilidades y reinvertirlas para crecer.

Sin embargo, hay otras ideas que puedes considerar para multiplicar tus recursos, siempre y cuando hayas realizado una evaluación de lo que significa empezar a crecer tu negocio con un préstamo:

-  Si se trata de una empresa de alta tecnología puedes recurrir al capital de riesgo o inversionistas ángeles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Si te inclinas hacía un crédito bancario considera que si ya tienes un financiamiento fue por esta vía, la institución solicita cubrir en su totalidad el primer préstamo.

- En caso de haber tenido un crédito con una microfinanciera existe la alternativa de regresar con ellos, garantizándoles que la nueva línea de negocio representa buenos rendimientos.

Ahora ve
Guatapé rinde homenaje a las víctimas del naufragio de una embarcación turística
No te pierdas
ç
×