Los 10 pasos para ‘adelgazar’ tu empresa

El sobrepeso en tu plantilla favorece las enfermedades, y con ello, el ausentismo, según estudios; las empresas deben idear estrategias para mantener a sus trabajadores sanos y en forman.
ejercicio oficina empleo obesidad  (Foto: Jupiter Images)
Arturo Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tener empleados con problemas de sobrepeso u obesidad puede repercutir de manera negativa en la productividad de una empresa, ya que se traduce en ausentismo por incapacidades y bajo rendimiento, aseguraron especialistas en recursos humanos y nutrición.

"Si los empleados no tienen una salud adecuada, en este caso sobrepeso u obesidad, tarde o temprano va repercutir en su productividad laboral pues vendrán las enfermedades a partir de estos problemas o a causa de ellos y con ello el ausentismo", indicó la consultora independiente y especialista en psicología laboral y recursos humanos, Jessica García.

En México no hay estudios al respecto; pero un estudio de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, en España, refiere que los días de ausentismo laboral entre personas con obesidad era de un promedio de 8.5 días, mientras que los trabajadores con un peso adecuado, en promedio se ausentaban de sus labores 3.7 días al año.

A su vez, un estudio hecho en la Brigham Young University, de Utah, Estados Unidos, destacó que la obesidad resulta en más ausentismo laboral debido a las enfermedades. Los resultados finales fueron que los adultos obesos faltan a los trabajos de un 40% a un 100% más que sus contrapartes delgados.

García explicó que actualmente para las empresas no es una cuestión de moda o de discriminación ver el aspecto físico de una persona.

 "Es algo que inevitablemente sí se toma en cuenta a la hora de una contratación porque más allá de las capacidades y talento que pueda ofrecer a una empresa, se intuye que una persona en sus óptimas condiciones de salud, siempre rendirá mejor y se erogarán menos gastos en servicios de salud y en suplencias", dijo la especialista.

El 25 de enero, el presidente Felipe Calderón dijo que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y adulta, así como el primer lugar en diabetes infantil y anunció un programa nacional para combatirlas, luego de que en 2009, el sector salud gastó 42,000 millones de pesos para atender los impactos generados por este padecimiento: diabetes e hipertensión arterial.

Por enfermedades y complicaciones de salud, asociadas a la obesidad, mueren anualmente, 28,587 derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es decir, 78 cada día según sus cifras oficiales de 2009.

"El tener una plantilla laboral sana le conviene más a las empresas pues se nota cuando las empresas tienen programas de bienestar integral y convivencia, pues mientras más saludables, mayor rendimiento en el empleo y menos gasto en servicios de salud" dijo el especialista en cultura organizacional y empresarial del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México, Jorge León.

Qué comer en el trabajo

La alimentación de los empleados en sus centros de trabajo debería ser evaluada, expresó Norma Ramos, nutrióloga y catedrática universitaria de la Universidad Panamericana (UP).

"La comida rápida y chatarra no sólo es del gusto de los niños, sino también de los adultos y a las afueras de los lugares de trabajo es donde se encuentran más fácilmente", alertó la especialista.

Los expertos atribuyen en general la obesidad a un consumo mayor de grasas y azúcares y a la disminución de la actividad física, y no a la carga genética.

"Decir que los mexicanos tenemos susceptibilidad a padecer obesidad por cuestiones genéticas es equivocado; y creemos que se ha disparado esta epidemia, principalmente a que ahora quemamos menos calorías de las que consumimos", dijo el director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, Juan Rivera Dommarco.

Para mejorar la salud de los trabajadores y combatir la obesidad en el trabajo, los expertos entrevistados recomendaron a los patrones aplicar 10 pasos para combatir la obesidad y sobrepeso en sus centros de trabajo:

1. Procurar informar a los empleados sobre cuál es la mejor manera de alimentarse según sus actividades.

2. Facilitar alimentos más saludables como cereales integrales o frutas en las maquinas expendedoras.

3. Colocar garrafones de agua en áreas estratégicas para disminuir el consumo de refrescos y jugos ricos con azúcar.

4. Habilitar espacios y dar flexibilidad en las jornadas laborales para promover la actividad física como parte de las rutinas diarias.

5. Invertir en el cuidado, prevención y monitoreo de la salud de sus empleados

6. Detectar posibles casos de sobrepeso u obesidad para poder actuar de manera oportuna.

7. No discriminar candidatos y empleados por su condición física, sino apoyarlos.

8. Crear mecanismos que contemplen gratificaciones, bonos u otros estímulos similares a los de productividad o de puntualidad a quienes mejoren sustancialmente su salud o se comprometan en atacar su sobrepeso u obesidad.

9. Implementar planes de integración de la plantilla laboral y directivos en actividades deportivas y recreativas.

10. Impulsar intercambios comerciales con clubes deportivos para uso de los empleados.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×