La vestimenta a tu ‘cybermedida’

Harris & Frank diseña ropa a la medida a través de un programa de computación creado en la UNAM; la boutique ofrece oportunidades de negocio a la gente interesada en la industria del vestido.
harris frank  (Foto: Cortesía)
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Quieres diseñar tu guardarropa tecnológicamente? La firma Harris & Frank ofrece a sus clientes la posibilidad de diseñar a la medida sus propias prendas, utilizando un software creado por desarrolladores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que le permite  jugar con las texturas y estampados.  "Nosotros nos dedicamos a atender a clientes del más alto nivel con un servicio personalizado, donde éste escoge casimires españoles, ingleses o italianos. También se da la oportunidad de escoger una serie de algodones para su camisa y se le manda a confeccionar su traje", explica en entrevista Pablo Torres Rico, uno de los socios de la empresa, que se inauguró apenas este mes de mayo en el Distrito Federal.

El proyecto ideado por los mexicanos, que tiene un costo inicial de franquicia de 50,000 dólares, es una oportunidad de negocio en una industria en crecimiento (el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destacó una recuperación, en marzo de 2010, de 10,761 empleos directos en el sector de la confección con respecto a mayo de 2009).

Por su parte, la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV) afirma que aunque la crisis económica impactó el sector, en 2010 se espera un repunte en el sector de la confección que representa el 10% de la planta industrial manufacturera a nivel nacional. 

Este aire positivo hace que los socios de Harris & Frank, tras la apertura de la primera boutique en Ciudad de México, estén planeando poner en marcha dos franquicias por año en el Distrito Federal y en otros lugares como Guadalajara, Monterrey y Cancún.

"Después de hacer varios estudios, nos dimos cuenta que la franquicia es un modelo para crecer rápidamente sin hacer mayores inversiones. Le ofrecemos al inversionista la posibilidad de dar a sus clientes prendas de alta calidad bajo un concepto completamente diferente de compra", recalca Torres Rico, quien además de socio es diseñador. 

Harris & Frank brinda al emprendedor que cuente con un local de 20 metros cuadrados, ubicado fuera de un centro comercial, la marca, el know how en cuanto atención personalizada y asesoría de imagen, así como la decoración, software y el primer inventario, que es de aproximadamente 300 camisas.

Para que el inversionista continúe con el negocio, Pablo Torres aclara que no hay ningún cobro de regalías y además, ellos le seguirán suministrando las camisas a bajo costo para que el negocio resulte rentable y atractivo para el franquiciatario.

Harris & Frank vende camisas de talla (como las que puedes comprar en tiendas departamentales, donde seleccionas la talla y listo)  por 890 pesos y las hechas a la medida van hasta 1,700 pesos, detalló Torres Rico.

Añadió que el comprador debe acudir por lo menos en una ocasión a la tienda, para que se le tomen las medidas y ya posteriormente puede hacer todos sus pedidos por Internet.

"Nosotros le vamos a vender las camisas y la persona se dedicaría a venderla con nuestra marca bajo el mismo concepto de personalización de servicio. Acabado el inventario inicial nosotros le damos un precio atractivo de tal forma que el franquiciatario tenga un retorno del 100% de la inversión", dijo Pablo Torres.

Además de cumplir con las dimensiones y la localización del lugar, el franquiciatario debe ser una persona dedicada al negocio, amante de la moda y el estilo, así como tener facilidad del buen trato para atender a la clientela y hacer de la experiencia de compra toda una satisfacción.

Tras desenvolverse como creativos en el mundo de la moda, Pablo Torres y Alejandro Vásquez le apostaron a emprender un nuevo negocio, el cual, combina el diseño y la tecnología. Hoy le apuestan al hombre de negocios que necesita un servicio completo que vaya de la mano con su ritmo de vida.

"Nosotros quisimos hacer algo completamente diferente. Empezamos a desarrollar un programa interactivo con unos programadores de la UNAM para que el cliente diseñe su propia camisa en una pantalla dispuesta en la misma tienda, con una variedad de 70 telas diferentes las cuales puede combinar siguiendo nuestra guía de estilo", señala Torres Rico.

El programa, cuyo desarrollo tardó 10 meses y costó 70,000 pesos aproximadamente, es el único que muestra un prototipo inmediato de la camisa ya diseñada. La solución que fue creada por estudiantes de la facultad de ciencias de la UNAM, fue patentada y es de propiedad de los empresarios.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los interesados en adquirir una franquicia lo podrán realizar acudiendo a las oficinas y tienda ubicada en el Distrito Federal, en Monte Casino 125, colonia Lomas Virreyes.

 

Ahora ve
Cinco razones por las que las vacaciones de Trump preocupan a sus asesores
No te pierdas
×