El litio quiere jubilar al petróleo

Las baterías a base de este metal pueden sustituir a la gasolina si el auto eléctrico se populariza; si el litio logra permear a la industria automotriz, las ‘nuevas petroleras’ trabajarán en minas.
litio bateria coche electrico auto  (Foto: Cortesía Fortune)
Shelley DuBois

Shai Agassi quiere poner al mundo a los autos eléctricos, que usan baterías recargables, en estaciones de gasolina futuristas. Pero al igual que los celulares y las computadoras personales, los autos eléctricos necesitan baterías de litio para funcionar. Y hay quienes ahora dicen que eso dificultará conseguir litio en nuestra sociedad tan dependiente de las baterías.

La prensa ha dicho que la industria automotriz está cambiando al petróleo por el litio, y que esta acción sólo cambia un recurso finito por otro, e incluso ha dicho que las verdaderas razones por las que Estados Unidos invadió Afganistán fueron para asegurar los depósitos masivos del metal. Además, los escépticos creen que tener acceso a suficiente litio podría ser un problema. No es ninguna sorpresa que Agassi no sea uno de ellos.

"Eso fue uno de los primeros mitos perpetuados por la gente petrolera", dijo Agassi, el fundador y presidente ejecutivo de una compañía llamada Better Place, que se posiciona como arquitecto de la red que se necesita para dar apoyo a los autos con baterías intercambiables y de la infraestructura de los participantes.  

Según las últimas cifras del Sondeo Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés), los productores actuales ofrecen litio suficiente para abastecer al número proyectado de autos eléctricos para los próximos 10 años. Después de eso, el hecho que elevará la competencia entre los participantes de la industria energética puede no ser encontrar el litio, sino reciclarlo.

Pero ahora, reciclar litio no tiene ningún sentido financiero. Los productores están extrayendo demasiado para la demanda que hay, y no se está empleando en autos de forma significativa, sino en baterías para computadoras portátiles, teléfonos celulares y herramientas inalámbricas. Todos estos productos resultaron afectados durante la recesión, lo que causó un exceso de litio en 2009 y una caída en los precios. La única forma en la que crecerá la demanda de litio será si los autos eléctricos salen al mercado en cantidades masivas para que aumente la producción de baterías de litio-iones.

Aumento en la producción de baterías

Agassi quiere ser el hombre detrás de esta nueva producción. Su compañía, Better Place, se basa en el principio de que la manufactura no necesita esperar a que la tecnología de las baterías mejore para crear autos eléctricos para el consumidor. Agassi espera construir redes de estaciones de cambio donde los conductores puedan cambiar sus baterías agotadas por nuevas, algo muy similar a llenar el tanque de gasolina.

Agassi comenzó el proyecto en ambientes controlados. Better Place se asoció con compañías automotrices como Renault en Francia y Chery en China para crear autos. Este año, en Tokio, Better Place creó una estación de cambio de batería y lanzó cuatro taxis eléctricos para demostrar que el sistema funciona. Israel deberá tener un sistema completamente operativo el próximo año, dijo Agassi, quien firmó un acuerdo con Renault para crear 100,000 autos eléctricos en Israel y Dinamarca en 2011, y planea extender sus redes a Australia y Hawai.

Sus expectativas son altas y complejas, sobre todo porque crear una infraestructura en una década en la que el sistema del petróleo tomó 100 años en cimentarse puede ser complicado, y el litio no es uno de los factores limitantes.

En 2009, Estados Unidos tenía 2.5 millones de toneladas de litio en reservas, y un estimado de 23 millones de toneladas en otros países. Las baterías de litio-ión para los autos sólo necesitan menos de 15 kilogramos por batería.

"Los productores abastecerán la demanda del litio", dijo Brian Jaskula, especialista en litio con USGS. Agregó que los productores están al 60% en este momento, y si la demanda aumenta, tienen planes para expandirse.

Los informes de grandes reservas de litio en Bolivia y Afganistán causaron conmoción en los medios: la idea era que podría haber una toma del litio en ambos países. Pero los minerales extranjeros tienen pocas posibilidades de tomar el elemento de alguno de esos lugares. El presidente de Bolivia, Evo Morales, no venderá el litio de su país, y Afganistán sigue siendo muy peligroso, pero los problemas de estas regiones se basan en la asunción de que el litio seguirá un patrón similar a otro recurso energético finito: el petróleo.

El litio no es petróleo, es transistores

La demanda de litio no es tan alta como para ser muy valioso. Las controversias potenciales sobre las reservas de litio en Bolivia y Afganistán dependen de que el metal tome valor. Pero si la industria de autos eléctricos despega, la gente no necesitará encontrar otras fuentes de litio en unos 10 años, dijo Jaskula, asumiendo que la tecnología no mejore para crear baterías de litio más eficientes. Y Agassi cree que esto sí pasará.  

"Cada cinco años se necesitará la mitad del litio para crear la misma batería", un patrón de avances que hace eco a la ley de los transistores de Moore. "Pero si permaneciéramos con la misma tecnología, aún tendríamos 3,000 millones de baterías. Esto es cerca de dos siglos de autos incluso con crecimiento, así que el litio no es el problema".

El litio no es tan combustible como el petróleo; como no cambia químicamente mientras genera energía, puede ser reciclado. Sólo una empresa recicla litio en este momento, porque ahorrarlo es más costoso que extraerlo. La firma se llama Toxco, y recibió una subvención de 9.5 millones de dólares por parte del Departamento de Energía de Estados Unidos en 2009 para impulsar sus actividades de reciclaje de litio. Jaskula cree que si los autos eléctricos despegan, más compañías realizarán esta actividad. Esto implicará que no sólo se reciclen baterías de auto por su litio sino por otros materiales más valiosos, como el cobalto. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esto podría implicar que, quien tenga el poder de la industria del litio en el futuro, será la compañía con la mayor tecnología de reciclaje. Según un informe del Laboratorio Nacional Argonne, en Chicago, el litio virgen no dominará el mercado en 2040, porque para este entonces, esta tecnología será barata. Cuando los autos salgan al mercado, la carrera por el reciclaje también continuará.

Claro que hay riesgos en emprender la carrera por el reciclaje ahora, dijo Jaskula. Esta tecnología sólo será valorada si los autos eléctricos tienen buen desempeño y si los científicos no encuentran un mejor material para las baterías en los próximos 30 o 40 años. Será difícil predecir qué ocurrirá antes.

Ahora ve
La detención de dos líderes independentistas enciende los ánimos en Cataluña
No te pierdas
×