La ‘honestidad’ de un té, vende

Honest Tea decidió atacar un mercado que se encontraba saturado por productos de mala calidad; un negocio que comenzó en una cocina logró interesar a la gigante de las bebidas, Coca-Cola.
honest tea  (Foto: Cortesía Fortune)
Jessica Shambora, entrevista a Seth Goldman

En septiembre de 1997 salí a correr con un amigo en la ciudad de Nueva York. Ambos buscamos una sabrosa bebida para después del ejercicio, pero todo lo que encontramos en el mercado era demasiado dulce.

Tres años antes había discutido sobre el asunto con Barry Nalebuff, mi profesor de negocios en Yale. Barry, que realizaba un estudio en la India sobre el té, me dijo que la bebida era uno de los lujos más baratos que hay en el mundo, pero que los tés embotellados que se venden en Estados Unidos eran de la peor calidad. Barry y yo siempre quisimos trabajar juntos, ahora teníamos nuestro producto.

Yo no tenía experiencia en la industria de la bebida, pero renuncié a mi empleo en Calvert, una firma de inversión socialmente responsable, y comencé a elaborar té en mi cocina. Para marzo de 1998, llevamos un montón de la bebida en termos a la compañía Whole Foods: el comprador ordenó 15,000 botellas y así nació Honest Tea.

En las ocho semanas siguientes teníamos que reunir dinero, diseñar las etiquetas y preparar el té. Filtrar las hojas no es cosa sencilla. También descubrimos que al reducir la cantidad de endulzante, podíamos pagar azúcares naturales, una estrategia que nos llevó a convertir en orgánicas todas nuestras bebidas.

Como la salud y el medioambiente cobraron fuerza entre las personas, nuestros tés se beneficiaron, y tras 10 años en el negocio le vendimos el 40% de la firma a Coca-Cola. Nuestra meta: ver los productos Honest en las tiendas de todo el mundo.

Ahora ve
Protestas dentro y fuera del Congreso por el proyecto de salud de Trump
No te pierdas
ç
×