La cultura emprendedora se transforma

Los jóvenes que inician un negocio siguen sus instintos y su experiencia como consumidores; las diferencias generacionales con el nuevo líder empresarial son un reto para los gobiernos.
emprendedores jovenes  (Foto: Photos To Go)
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las pasadas generaciones de emprendedores se informaban antes de crear un negocio y consultaban la opinión de amigos y familiares para estar seguros de que tenían una buena idea, a diferencia de lo que ocurre ahora, en que los nuevos empresarios siguen sus instintos y su experiencia como consumidores.

"Los emergentes, personas menores de 30 años, desarrollarán un nuevo tipo de instituciones basadas en sistemas más ágiles que tengan la posibilidad de adaptarse al cambio de manera más rápida, lo cual exige el desarrollo de capacidades relacionadas entre sí", afirmó el autor del libro ‘Emprendedores Emergentes',  Daniel Nájar.

Esta nueva generación de emprendedores espera que el trabajo se realice en equipo y que todos tengan el mismo entusiasmo por generar ideas que puedan aportar al crecimiento del negocio, añadió el también fundador de las organizaciones Liderazgo Emergente A.C. y Desfase Emergente S.A.

"Las empresas emergentes son por excelencia innovadoras, porque sus líderes ante todo impulsan la generación de ideas extravagantes que se retroalimentan entre si para convertirse en posibilidades reales de negocio", detalló el autor del libro.

Los nuevos líderes empresariales provienen de una generación que creció rodeada de las nuevas tecnologías, por lo que su forma de comunicación es más inmediata y de esta misma manera ellos esperan recibir la información, detalló.

Además de esta apertura por la propuesta de ideas, los emprendedores actuales tienen como meta reclutar a los más talentosos de cada área de negocio y esta práctica llevará a que la empresa sea exitosa en el corto plazo, añadió.

"Anteriormente las empresas trabajaban imponiéndose resultados a mediano y largo plazo, mientras que esta generación de empresarios tiene metas más inmediatas por lo que requieren  de un equipo que esté preparado para el cambio y para afrontar riesgos", explicó.

Las diferencias generacionales entre el nuevo líder empresarial no sólo afecta cómo se crean las nuevas organizaciones, sino que también constituye un reto para los gobiernos y las entidades educativas, ya que se requiere adaptarse a este cambio y darle las herramientas necesarias al nuevo emprendedor para que la pequeña y mediana empresa se fortalezca, recalcó Nájar.

Como en México el 90% de las empresas son Pymes y de estas más de la mitad sólo cumplen los dos años de fundación, según datos de la Secretaría de Economía (SE), para aumentar las posibilidades de vida de estos negocios se requiere de una mayor formación de las nuevas generaciones en temas de emprendedurismo.

"Si queremos empresas más rentables en el siglo XXI, un reto será entender cómo crear ambientes y comunidades adecuados a su nuevo entorno generacional. Para ello basta con entender cuál es ese entorno que los rodea, por ejemplo hacer un mejor uso de las herramientas tecnológicas", agregó.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×