Protege a tu empresa de las catástrofes

Para evitar pérdidas mayores en la organización, establece planes de reacción ante emergencias; asegurar la compañía y crear rutas de evacuación son algunas de las acciones a seguir.
celular e inundación  (Foto: Jupiter Images)
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Huracanes, tsunamis, terremotos, incendios e inundaciones son parte de las tragedias que una empresa podría afrontar, por lo que planes de prevención, contingencia y reconstrucción deben ser diseñados para contrarrestar cualquier emergencia.

Sin importar el tamaño de la organización y el número de empleados que en ella laboren, cada compañía debe contar con un plan a seguir en el caso de que ocurra un desastre, ya sea de carácter natural o humano, indicó el Practice Leader de la práctica de continuidad y negocio de Marsh México, José Luis Pescador S. Flores.

En Japón, por ejemplo, las pérdidas derivadas por el terremoto, el tsunami y los incendios totalizarán como mínimo 100,000 millones de dólares (mdd), incluidos los 20,000 mdd en daños a residencias y 40,000 mdd en daños a infraestructura, como son carreteras, vías ferroviarias y puertos, según datos de la firma Eqecat, especializada en el cálculo de riesgos ante catástrofes.

Para evitar que un evento de esta naturaleza pueda acabar con la operación de la empresa, se requiere de un plan de prevención, aconsejó José Luis Pescador.

¿Qué hacer antes?

Si bien es cierto que no se puede predecir el momento exacto en que una emergencia se va a presentar, sí es posible prepararse para afrontarla. Para esta primera fase, la recomendación del experto es que se involucre a todas las personas de la compañía en la estrategia de prevención.

"En la elaboración de la estrategia primero se debe observar cuáles son todos los posibles riesgos a los que está expuesta la compañía, ya sea por motivos naturales, operacional o tecnológicos, y una vez que esto se determina se debe crear una estrategia para la prevención o mitigación de las consecuencias", explicó.

Si la empresa está ubicada en una zona costera, entonces los posibles peligros serían los huracanes, tsunamis o maremotos, por lo cual en esta primera etapa es preciso que las personas entiendan qué hacer en caso de que este tipo de eventos se presenten y cómo actuar.

 Las formas en que una compañía puede prepararse, según las amenazas detectadas, son:

- Construcción de muros de contención.

- Definir rutas de evacuación.

- Asignar a las personas encargadas de movilizar a los empleados en caso de emergencia.

- Hacer simulacros de reacción ante imprevistos.

- Establecer un plan de acción con roles asignados para enfrentar la contingencia.

- Contratación de seguros.

¿Qué hacer mientras ocurre?

Aunque la recomendación es que se invierta en planes de preparación para mitigar los riesgos, muchas de las compañías prefieren asumir el peligro y enfocarse en cómo va a reaccionar ante determinada situación, afirma Marsh México.

En esta etapa, la empresa que cuenta con un plan de contingencia debe seguir cada uno de los pasos que se trazó para afrontar la emergencia. Por ejemplo: en un terremoto la reacción sería iniciar un plan de evacuación por la ruta previamente establecida, así como la reunión de los empleados en el lugar asignado.

Para evitar catástrofes ante eventuales emergencias las recomendaciones son:

  •  No permita que el personal entre en pánico, siga las instrucciones de la persona asignada para casos de emergencia.
  • Trate de aplicar lo aprendido en los simulacros.
  • En el momento del suceso se debe velar por el bienestar de las personas y no de los objetos.
  • Establezca comunicación estrecha con todo el personal para saber dónde están y si están a salvo.

¿Qué hacer después?

Como el objetivo de los planes de prevención de desastres o emergencias es que se eviten pérdidas humanas, así como el cierre de operaciones de las compañías, es importante que la organización también establezca una ruta a seguir, una vez que pasa esta situación.

En esta etapa, la organización precisa de un vocero asignado que sea el encargado de establecer comunicación con el público externo, para que explique en qué situación se encuentran, si se sufrieron pérdidas humanas y cuándo estarán en posibilidades de reanudar operaciones, declaró el especialista.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Una vez que termina el evento, la organización debe establecer en qué condiciones se encuentra la empresa, y de esta forma la empresa sabrá en qué momento o de qué forma podrá seguir adelante con el negocio", precisó.

Por ejemplo, si la compañía pierde su capacidad de producción, es momento de activar el plan de continuidad de negocio, que se logra haciendo lo siguiente:

  • Identificar los procesos críticos para que la organización opere en contingencia cumpliendo con el mínimo de obligación requerida, de tal forma que le permita mantener el margen de utilidad y cumplir con las obligaciones legales o fiscales.
Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×