Enseña a tu gato a usar el retrete…

O inventa algo que lo eduque, como Rebecca Rescate, quien creó el inodoro para estos animales; la emprendedora ha vendido 700,000 dólares, distribuyendo su producto en 200 tiendas.
gato inodoro bano retrete caja arena  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Kristine Hansen
NUEVA YORK -

El fin de las apestosas cajas de arena para gatos puede estar cerca.

Hace siete años, Rebecca Rescate ideó el kit CitiKitty para entrenar a los gatos a usar el retrete. Hoy en día su empresa, que a la fecha ha registrado 700,000 dólares en ventas, está por alcanzar ingresos cercanos al millón de dólares.

Rebecca Rescate aparecerá esta semana en el show de la cadena ABC 'Shark Tank'. El programa, producido por Mark Burnett (responsable también de Survivor y The Apprentice), invita a emprendedores que intentan convencer a cinco empresarios adinerados o sharks (tiburones), para que inviertan en sus negocios. 

Rebecca ya había acudido al programa el 13 de mayo, y Kevin Harington decidió invertir 100,000 dólares en CitiKitty, pero la publicidad que atrajo provocó que sus ventas se dispararan, ascendiendo a 350,000 dólares tan sólo en ese mes. La demanda obligó a la emprendedora a contratar 6 empleados temporales de medio tiempo para satisfacer los pedidos.

CitiKitty cuesta 24.98 dólares; es un kit que ayuda a que los mininos dejen sus cajas de arena. El producto -que consiste en una serie de bandejas- se rellena con arena y se coloca sobre la boca del retrete. La primera bandeja es sólida, pero las siguientes tienen huecos en el centro cuyo tamaño va en aumento, lo que significa que, con el tiempo, la arena y la bandeja desaparecen. Al final del proceso, el gato usa el inodoro sin necesidad de nada más. 

"Los gatos son la principal mascota, y por eso hay un mercado enorme", señala Jason Merithew, un portavoz de la American Animal Hospital Association, quien piensa adquirir un kit de entrenamiento para su gato, y evitarse así la molesta tarea de limpiar la caja de arena.

¿Cómo nació la idea?

Rebecca vivía con su esposo en un minúsculo apartamento en Manhattan. "Apenas había lugar para colgar el abrigo, ya no te digo para una caja de arena", comenta. Así que se deshizo de la caja y colocó un recipiente con arena dentro del sanitario. Pronto, su gata Samantha, de 11 años, saltaba a la boca del inodoro y hacía allí sus necesidades.

"Desde el primer momento en que Samantha saltó, supe que habría millones de personas que querrían hacer esto," explica Rescate. 

En el mercado únicamente había otros dos productos similares, así que ella tuvo suficiente espacio para maniobrar. El diseño de productos siempre le ha interesado, pero convertirse en una empresaria no fue fácil. "Nunca había lanzado un producto y sentía que tenía mucho por aprender. Fui muy afortunada de que éste tuviera uno de esos factores sorpresa, que te hace girar la cabeza".

Tras invertir 20,000 dólares de su propio bolsillo (destinados principalmente al diseño web y al diseño gráfico), CitiKitty era un negocio rentable a 30 días de su lanzamiento. Este verano, por fin sacó el negocio de su casa, y eligió a una fábrica cercana para supervisar el proceso. "Lo último que quieres hacer es mandarlo producir a China, contratas y cuando llega el contenedor todo está mal. Mi fabricante está ubicado a 30 minutos de mi casa, así que estoy al tanto de todo".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El kit está disponible en CitiKitty.com, en Walmart.com y en cerca de 200 tiendas para mascotas en Estados Unidos, así como en varias tiendas virtuales dedicadas a ese segmento.

Rebecca no se detuvo allí: ideó también un producto adicional a su kit de entrenamiento que resuelve otro problema: el gato no sabe tirar de la cadena, así que ofrece un tirador automático para el retrete con sensor de movimiento (cuesta 189 dólares).

Ahora ve
Frente a los miembros de su iglesia, esta niña reveló que es lesbiana
No te pierdas
ç
×