¿Te preocupa que te roben a tu hijo?

Egresada de la UAM crea un dispositivo para infantes que monitorea un diámetro de hasta 25 metros; el equipo, en forma de reloj, emite una alarma si pierde del radar al pequeño.
Niño supermercado  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para finales de 2010 se habían denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) poco más de 2,000 casos de menores de edad desaparecidos, de los cuales casi dos terceras partes son mujeres, de acuerdo con datos del Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea). La Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos maneja una cifra promedio de 41 menores desaparecidos diariamente en México, lo que suma alrededor de 75,000 extraviados de 2006 a 2011.

Esta problemática sirvió como ‘detonador' de un proyecto tecnológico en la Universidad Autónoma Metropolitana, Xochimilco (UAM-X).

Citlali Sánchez Arcega, estudiante de esa unidad académica, diseñó un dispositivo de localización que, mediante el uso de señales de radiofrecuencia, permite a los padres monitorear a sus hijos hasta por una distancia de 25 metros.

El desarrollo incluye dos alarmas localizadoras que interactúan, entre padres e hijos, a través de un circuito de comunicación de radiofrecuencia, explica la creadora del sistema y egresada de la licenciatura de Diseño Industrial.

Una parte del desarrollo, explica la universitaria, es un control pequeño que cuenta con un modulador de distancia para que los papás, por medio de un engrane que tiene el aparato, programen la longitud del espacio donde estará el niño.

Este dispositivo funciona como receptor de las señales, y su tamaño es ideal para llevarlo como llavero o sujetarlo al cinturón.

El segundo componente del equipo es un reloj (emisor) que se adapta a la muñeca del menor.

"Al entrar en operación tiene la capacidad de enviar señales en forma de pulsos cada determinado tiempo al modulador (de los papás) del primer dispositivo, a través de un canal de radiofrecuencia", detalla Sánchez Arcega.

Al tener ambos dispositivos sincronizados, los papás pueden tener un canal de frecuencia para tener localizado a su hijo. Cuando éste se encuentra fuera del rango programado, el receptor recibe fuertes sonidos de alerta que no se detienen hasta que el niño regresa a la distancia establecida originalmente.

La distancia es regulada por el modulador y su potencia de alcance es de máximo 25 metros. Además, el reloj tiene un elemento de seguridad para que no se abra y al niño se le complique quitárselo, perderlo o que se lo roben fácilmente.

El equipo está fabricado con plástico ‘ABS', el cual se distingue por sus componentes resistentes a impactos. Por su durabilidad, este material es utilizado en el sector automotriz y en la industria de electrodomésticos, añade Arcega.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La producción en grandes volúmenes del equipo podría situar su costo en 350 pesos aproximadamente, según cálculos de la universitaria.

Para lograr esa meta, la egresada trabaja actualmente en el acercamiento con diversas incubadoras de empresa para puntualizar un plan de negocios que contempla la producción del dispositivo a gran escala.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×