‘Sembró’ tecnología y ‘cosechó’ éxitos

Adar Villa inició en 2009 un proyecto estudiantil para difundir la tecnología en escuelas primarias; su idea creció y se convirtió en Mecatroniks, un negocio que en 2011 facturó 5.7 millones de pesos.
adar villa  (Foto: Elmer Zambrano)
Georgina Navarrete

Cuando Adar Villa Güereca inició en 2009, junto con otros compañeros estudiantes, su proyecto académico Setec para difundir la ciencia y la tecnología en escuelas primarias, jamás pensó en hacer negocio; sin embargo, hoy es director general de Mecatroniks Sembrando Tecnología, cuya previsión de ventas al cierre de 2012 es de 7.2 millones de pesos.

Mecatroniks es en la actualidad una empresa educativa con énfasis en la formación vocacional orientada a la ciencia y la tecnología. Ofrece talleres curriculares y extracurriculares para niños de ocho a 15 años, y capacitación para maestros.

Está presente en 12 estados, y a nivel internacional, en Argentina, Chile, Brasil, Sudáfrica, Perú y Colombia. Adar convirtió así su idea en una empresa que ya traspasó las fronteras.

Cuando arrancó la firma Setec (Sembrando Tecnología), antecedente de Mecatroniks, el objetivo era que un grupo de compañeros alumnos del Tec de Monterrey, Campus Monterrey, impartiera talleres de robótica a escuelas primarias, aplicando así los conocimientos que habían adquirido hasta el quinto semestre de Mecatrónica.

Las escuelas aportarían los viáticos para recibir estos talleres y Villa y sus compañeros aportarían los conocimientos. De esta forma logró conjugar los dos elementos: la oferta de capital humano y los materiales proporcionados por un proveedor.

Cuatro sedes apostaron por este esquema: Chihuahua, Oaxaca, Monterrey y Zacatecas. En el verano de 2009 se desarrolló la primer experiencia, documentada en video y subida a YouTube, con lo cual se generó una mayor demanda del concepto.

Para 2010, surgió Mecatroniks. La idea emprendedora se convirtió en una realidad cuando Adar Villa recurrió a la ayuda de sus profesores para darle forma, y su entonces proveedor inicial, Iván Carranza, se asoció con él.

Al cierre de 2011 la firma contaba con 3 sucursales y 45 clientes institucionales en 12 entidades federativas de México, en donde atiende a más de 2,700 alumnos por año. En el mismo año facturó 5.7 millones de pesos.

El concepto está más que comprobado, en su tercer año de existencia Mecatroniks ha superado sus expectativas de crecimiento y para 2012, con el ritmo hasta ahora manifestado, estiman cerrar con ventas por 7.2 millones de pesos.

El siguiente objetivo de la empresa es recuperar su proyecto inicial, Setec, para aplicarlo en los ramos de la medicina, los negocios, el diseño y la arquitectura.

 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×