Gases tóxicos, ¿combustible del futuro?

Ecoplant busca cuidar la ecología con su patente para convertir dióxido de carbono en carbonatos; las emisiones industriales dejan de ser contaminantes y se transforman en materias primas.
gases contaminantes  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los gases resultantes de los procesos industriales tienen una concentración de 16% de dióxido de carbono y son idóneos para convertirse en materias primas para la industria textil, de construcción, del vidrio y hasta tecnológica. Esa es la premisa de Ecoplant, empresa que patentó una tecnología para convertir los gases contaminantes en carbonatos de sodio, calcio, vario, magnesio y litio, que pueden utilizarse como componentes para fabricar baterías, cementos, pinturas, telas y hasta detergentes.

La transformación se logra mediante un proceso químico desarrollado en plantas que se instalan en las chimeneas de las empresas, así las compañías pueden reducir el impacto ambiental que generan y lograr buenos márgenes de rentabilidad por la venta de los compuestos que resultan del proceso, explica Tomás Miklos, presidente de Ecoplant.

"Todo surge por la preocupación que hay en torno al cambio climático, se ha roto el equilibrio de gases en la atmósfera y esto genera consecuencias devastadoras sobre todo para las costas, pues sufren los estragos del descongelamiento de los polos; para ello se han ideado diferentes soluciones, pero la tecnología que proponemos es de efecto inmediato", detalla el ingeniero químico.

Las plantas de tratamiento y transformación están patentadas en México y se espera que pronto se conceda la patente Internacional. La producción de carbonato de sodio se lleva a cabo mediante una reacción química, un proceso de cristalización, molienda y secado, mientras que la producción de carbonato de calcio se realiza con una doble reacción química y secado.

Según los datos de Ecoplant, cada planta requiere una inversión aproximada de 615,000 dólares y genera una utilidad bruta de 20 millones de dólares actualizada por diez años, mientras que el capital se recupera en un periodo de seis meses.

Para ilustrar las posibilidades de ganancia, Tomás Miklos detalla que en México se consumen cada año 1.2 millones de toneladas de carbonato de sodio, de las cuales 300,000 se producen en el país y 900,000 se importan.

Para que una empresa tenga una rentabilidad considerable con la instalación de las plantas debe producir 10 metros cúbicos por hora de gases, lo que encaja con varios sectores productivos, pues un ingenio de tamaño regular tiene capacidad de instalar hasta 12 plantas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Los compuestos que resultan tendrán una gran demanda, pues el carbonato de litio es la materia prima de las baterias no sólo del celular y las computadoras, también de los autos eléctricos, que son el siguiente paso en cuanto a transporte sustentable", explica Miklos.

Para el futuro, Ecoplant trabaja en soluciones que permitan procesar los gases producidos por la industria petrolera, y analiza una propuesta para limpiar el aire de las ciudades y convertir los gases en materias primas.

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×