4 tareas básicas en tu empresa familiar

Formar una compañía con tus hijos o padres puede ser una ventaja en cuanto a costo operativo; para que tu negocio alcance la profesionalización es necesario reforzar algunos ejes principales.
empresa familiar  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En México, el 60% de los empleos son generados por empresas familiares, sin embargo solo uno de cada 10 negocios sobrevive a una segunda generación, según el Centro Internacional de Empresas Familiares (CIEF).

Un mayor grado de compromiso, posibilidades de autofinanciamiento, mejor orientación al mercado, vínculos emocionales con clientes y el comportamiento entusiasta son las características que más benefician a las familias que deciden convertirse en emprendedoras, así lo explica Daniel Aguiñaga en su libro "Gobierno Corporativo en la Empresa Familiar", de la Editorial Lid.

Las empresas formadas a partir de la inquietud de padres o hermanos suelen tener arranques exitosos ya que la dedicación y estabilidad son las principales características al inicio; sin embargo, el empresario arriesga de modo permanente el patrimonio, prestigio, y el futuro de su familia, por ello es necesario que estos negocios cuenten con un plan sólido de profesionalización.

Daniel Aguiñaga explica que las limitaciones más comunes a las que se enfrentan las empresas familiares que logran consolidarse en su mercado objetivo son:

a) Aspectos financieros: La oferta de créditos es limitada, por lo que algunos miembros de la familia incurren en un sobreendeudamiento en cuentas personales.

b) Institucionalización: Establecer una junta directiva y un consejo de administración cuando la empresa empieza a crecer puede ser una buena manera de evitar conflictos, este es un paso fundamental en los planes de sucesión, pues las aspiraciones profesionales de los hijos no siempre están alineadas con las responsabilidades de dirección.

c) Apertura: Traer socios ajenos a la familia puede generar conflictos que van más allá del ámbito de negocios.

Para evitar o reducir el impacto de estas limitantes existen cuatro ejes básicos para mantener la armonía en la empresa, toma nota.

1. Definir las reglas claras para los empleados familiares: Cuando la empresa está en proceso de consolidación deben quedar claros temas como: sucesión, salarios y las oportunidades de crecimiento para empleados ajenos a la familia.

2. Buscar apoyo profesional: La institucionalización no es un proceso natural, lo ideal es que busques un asesor que te aporte un punto de vista externo al entorno de la empresa.

3. Definir reglas financieras: la propiedad de los bienes, los planes de inversión, el manejo de las ganancias y hasta la posibilidad de fondearse en la Bolsa son temas que deben quedar claros para toda la familia.

4. Mantén feliz a tu familia: Pese a las tensiones empresariales evita generar resentimientos y conflictos emocionales. Si hay conflictos familiares, define caminos de comunicación para resolverlos de manera que no se vean reflejados en tu negocio.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×