Mamá emprendedora, reto ‘bordado’ a mano

La marca Juanacata crea empleos para mujeres en Cafetitlán, Oaxaca, impulsando la producción local; ser madre y empresaria, más que un obstáculo es una ventaja, afirma Ileana Conde.
juanacata  (Foto: Cortesía Juana Cata)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para Ileana, la recompensa más grande de ser empresaria y mamá al mismo tiempo es que sus hijos conozcan la realidad en que deberán desenvolverse cuando crezcan. Regina y Franco tienen apenas siete y tres años, pero ya saben que existen regiones en donde los niños no tienen qué comer  y no todos los papás pueden conseguir un empleo

Juanacata es una marca de accesorios artesanales que mezcla el diseño contemporáneo con la tradición de bordado de la comunidad de Cafetitlán, en Oaxaca. En esta localidad las mujeres no tienen muchas opciones para contribuir al ingreso de sus hogares, por lo que Ileana Conde trabajó durante cinco años para generar un modelo que apoye a la comunidad.

"La principal tradición es el bordado de servilletas, esto se combinó con los manteles de hule que son un rasgo típico de la región y de la tradición nacional, así nacieron las playeras y bolsos con diseños modernos; todos son realizados a mano y las ventas contribuyen a mejorar el nivel de vida de las mujeres que los producen", señala Ileana Conde, creadora de la marca en entrevista con CNNExpansión.

El nombre está inspirado en Juana Catalina Romero, una mujer emprendedora de origen oaxaqueño también conocida como la Didjaza o ‘la mamá grande de Tehuantepec'. Ella tuvo participación directa en el desarrollo económico del Istmo a través de su trabajo, perseverancia y relaciones sociales que derivaron en importantes beneficios para la región.

Desde hace 5 meses los productos de la marca se comercializan en varios puntos de venta en Huatulco y Puerto Escondido. A mediano plazo el plan es establecer un taller donde las artesanas puedan crear nuevos diseños para convertirse en una empresa que comercialice a nivel nacional.

Actualmente son nueve las mujeres que elaboran la variedad de 50 piezas con las que cuenta el catálogo de la marca. Ileana se encarga de comercializarlas y cada fin de semana acude a Cafetitlán a recoger el material terminado y asignar nueva producción, cada prenda puede tomar hasta dos días de trabajo por parte de las artesanas.

"Mis hijos me acompañan en todo el proceso, conocen el trabajo que cuesta realizar las piezas y las condiciones en que viven las personas de esta localidad, saben que hacerse camino es cuestión de voluntad y eso convierte mi experiencia como madre empresaria más que en un reto en un apoyo, porque confío en que mis hijos tienen una experiencia extra de aprendizaje", explica la emprendedora.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el futuro, Ileana espera vender sus productos por Internet en plataformas como Etsy e eBay, que ofrecen opciones para que pequeños productores tengan tiendas en línea. Por lo pronto, este año espera concretar al menos tres puntos de venta en Morelia, Distrito Federal y Oaxaca y expandir el número de mujeres al que puede beneficiar a través de Juana Cata, esto, con el apoyo de la herramienta de Google, Conecta tu negocio, que le permitió generar su página de internet de manera gratuita para tener un nuevo escaparate y darse a conocer.

 

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×