Starbucks, una receta para hacer negocio

Howard Schultz, CEO de la firma, comparte el secreto de la cafetería con más sucursales del mundo; el empresario señala que un punto que marca la diferencia es hacer lo que todos creen imposible.
starbucks  (Foto: Getty)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Cómo puede una ‘cafetería'  dar empleo a 200,000 personas y cotizar en un índice bursátil en el que operan empresas de tecnología? Para Howard Schultz, la respuesta es simple: innovando. A finales de los años 70, el empresario tuvo su primer acercamiento con Starbucks, una cafetería fundada en Seattle por tres amigos que se habían conocido en la universidad. Al principio Schultz trabajó como director de ventas y marketing, pero después decidió dejar la empresa y fundar otra con su propio concepto.

"Tiempo después, los fundadores de Starbucks me ofrecieron comprar la empresa, querían 4 millones de dólares, que ahora lucirían como 4,000 millones; lo primero que pensé fue que necesitaba que mi idea fuera lo suficientemente poderosa para convencer a los inversionistas locales, al final del día ese es el capital inicial de un emprendedor: la idea", señala.

Cuando Schultz logró comprar la firma, ésta cambió de nombre a Starbucks Coffee Company e inició un proceso de expansión agresiva en Estados Unidos. En menos de 10 años, la cafetería contaba con 1,000 tiendas establecidas en territorio estadounidense, y en 1992 la compañía logró debutar en el mercado Nasdaq, que se caracteriza por operar empresas de alta tecnología en electrónica, informática, telecomunicaciones y biotecnología.

Pero para lograr abrir más 16,000 tiendas en 50 países, Howard Schultz se apegó a sus propios principios de emprendimiento, conócelos:

1.Un líder que inicia es más poderoso que cualquier compañía consolidada: El primera paso para ser un emprendedor exitoso es convertirte en un líder. Schultz considera que un líder es aquella persona con valores fuertes que puede transmitir ideas, ganarse a la gente y compartir pasiones.

"Emprendedor es una palabra elegante, pero antes de iniciar cualquier proyecto hay un aspecto que debe manejarse a la perfección y es tener un objetivo y seguirlo, es la única forma de convencer a otros de que te sigan. El secreto de todo empresario existoso es atreverse a hacer lo que los demás creen imposible", explica.

2.Que tu personal se sienta orgulloso: Una de las políticas que hacen que Starbucks sea una de las empresas más solicitadas para trabajar es el reconocimiento a los empleados. En 1991, la firma introdujo un beneficio para los empleados denominado la "Acción Grano" (Bean Stock), un plan de opción de acciones para los empleados, a partir de esta medida, los trabajadores  se denominaron "partners".

"No se trata de buscar sólo buenos elementos, se trata de generar una comunidad que comparte objetivos y sueños, los recursos humanos no sólo son importantes para una empresa, son fundamentales".

3.Innova la innovación: Howard Schultz explica que la innovación va más allá de sólo mejorar el producto estrella de las empresas.

"Al pensar en innovación en el negocio de café muchos podrían creer que sólo se innova con un nuevo sabor, pero la realidad es que la innovación en nuestro sector tiene que ver con hacer las cosas diferentes, brindar un servicio que la gente busque y no pueda encontrar en otro lugar".

Con esto en mente, este año Starbucks se alió con la empresa Square, desarrollada por el creador de Twitter, que produce pequeñas terminales punto de venta que agilizan el cobro en las tiendas en horas pico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

4.Mantente fiel a tus valores: En1989, Starbucks publicó su "Declaración de Misión y Guía de Principios", que se convirtieron en el corazón del negocio.

"En un tiempo en el que necesitábamos dinero, una empresa se acercó a nosotros para ofrecernos una gran suma por permitir la instalación de pantallas con contenidos especiales y publicidad en las cafeterías, realmente necesitábamos el dinero pero dijimos que no, la idea del negocio fue siempre que la gente encontrara un refugio del ruido y el bullicio, un espacio especial, si permitíamos que entrara publicidad se perdería parte del espíritu del negocio, ningún emprendedor puede darse ese lujo, a ningún precio", concluye.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×