4 obstáculos para fiscalizar a los negocios informales

La estrategia del Gobierno contra la informalidad se basa en el Régimen de Incorporación Fiscal; incorporar a negocios informales implica cambiar una mentalidad y convencerlos de ser fiscalizados.
Ambulantes informalidad  (Foto: Agencias)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno federal no claudica en convencer a los micronegocios que operan en la informalidad de unirse al Régimen de Incorporación Fiscal, pero debe enfrentar varios obstáculos para lograrlo, como la cultura de los comerciantes, la informalidad de toda la cadena de proveeduría y la falta de acceso a la tecnología, comentan expertos.

Pese a que uno de los objetivos de la nueva figura fiscal que entró en vigor este año es promover la incorporación de los negocios informales, 85% de los contribuyentes (3.5 millones) que la adoptaron al mes de julio pasaron automáticamente del Régimen de Pequeños Contribuyentes y el resto se incorporó voluntariamente, según información del Servicio de Administración tributaria (SAT)

Los 643,791 nuevos contribuyentes que adoptaron el RIF son jóvenes que emprendieron un nuevo negocio, y ven las ventajas de ser formales, y no se trata de negocios que ya estaban en la economía informal, comentó el abogado Luis Manuel Pérez de Acha, director del despacho fiscal que lleva su nombre.

Aún falta que 29 millones de informales cambien su manera de hacer negocios y vean las ventajas que, según el Gobierno federal, les ofrece el RIF.

Este lunes el ejecutivo anunció el lanzamiento del portal de Internet “Crezcamos juntos”, una herramienta que agrupa información, guías y herramientas digitales para que los pequeños contribuyentes emitan su declaración electrónica.

El Gobierno asegura que quienes opten por sumarse al RIF tendrán un descuento del 50% en la cuota del IMSS y acceso a sus servicios médicos y sociales, pensión para el retiro, créditos hipotecarios, descuentos en pago de ISR durante 10 años, apoyos económicos, así como acceso a los programas de capacitación en el trabajo.

Pérez de Acha aseguró que estas medidas y programas de convencimiento del Gobierno se agudizarán en un futuro, y podrían llegar a embargos de mercancías, cierres de negocios, multas y sanciones más severas para obligar a los microempresarios a formalizarse.

Entre los obstáculos para adoptar el RIF, los especialistas detectan los siguientes:

1.Contaminación de la cadena de proveeduría. Los informales están insertos en una cadena de proveedores que vende mercancías piratas o robadas, sin expedir facturas y mediante pagos en efectivo. “Estas medidas obligan a que las empresas que quieran formalizarse, convenzan a su cadena de proveedores y clientes a formalizarse, lo cual resulta complicado y pocas empresas están dispuestas a hacerlo”, aseguró Pérez de Acha.

2. Riesgo de ser visible ante el SAT. Hoy el SAT ofrece que los contribuyentes que se integren al RIF no paguen durante el primer año de operaciones IVA, además de dar descuentos para el ISR los siguientes 10 años. Pero al incorporarse el órgano fiscalizador, tiene la facultad de verificar y vigilar que cumplan puntualmente sus obligaciones, penalizar en caso de retrasos y con la prerrogativa de multar en caso de retrasos o incumplimiento. Un aspecto que quizá sea motivo de resistencia de muchos negocios informales para ponerse en orden.

3. Historia y cultura de la informalidad. Operar un negocio en la informalidad también tiene un costo, deben pagar mordidas, cuotas, líderes o representantes y uso de suelo. Sin embargo ven mejor esa situación que pagar cuotas de seguridad social e impuestos que si bien su pago es paulatino terminarán pagando el 100% de las cuotas, comentó Pérez de Acha.

Por otro lado, agregó, los micronegocios son de naturaleza familiar que han crecido con la mentalidad de hacer las cosas igual porque han obteniendo buenos resultados haciéndolo así.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

4. Acceso a la tecnología y servicios de facturación. Los microempresarios difícilmente cuentan con una computadora y software para emitir facturas electrónicas. Si bien pueden tener acceso a los servicios gratuitos de facturación a través del SAT y de Proveedores de Certificación Autorizados (PAC), según los expertos el número de PAC que renueve su certificación será menor que los que existen actualmente.

“Deben contar con una fianza de funcionamiento de 10 millones de pesos y puede que menos del 50% de ellos la consiga, lo que reduciría las manos y herramientas que faciliten la emisión de CFDI para los microempresarios”, comentó Luis Felipe Sánchez., director general de la empresa consultora de facturación electrónica Indicium Solutions.

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×