Mujeres sufren por financiamiento para emprender

Menos de 1% de las empresarias recibieron capital de riesgo o ángel para sus negocios, según WPO; la organización indicó que 33% de las mujeres usaron su propio dinero para financiar su negocio.
Mujeres  (Foto: Getty)
Jillian Eugenios

Cuando comenzó la última recesión económica (2008), Jena Gardner estaba preocupada. Su negocio se enfocaba en destinos de viaje de lujo en Estados Unidos, y ese sector estaba  golpeado con especial dureza.

“Eran tiempos difíciles. Puse un poco de mi propio capital en la empresa, el cual no me he reembolsado”, dijo. “Invertí cuando creo que mucha gente se estaba atrincherando”.

Gardner invirtió unos 200,000 dólares de su dinero, y vio que muchas opciones existentes, como una línea de crédito en el banco, se secaban.

“El acceso al capital es muy difícil para las empresas que son propiedad de mujeres”.

Ella tiene razón. Un estudio publicado el miércoles pasado por la Women Presidents' Organization (WPO), una asociación no lucrativa para mujeres empresarias de alto nivel, mostró que el 33% de las mujeres reportó haber usado sus recursos para iniciar sus negocios, y menos del 1% dijo que recibió capital de riesgo o inversión ángel.

El acceso al capital es una de las mayores diferencias entre ambos sexos en las empresas. Un estudio de 2012 realizado por el National Women's Business Council encontró que, en promedio, los hombres inician sus negocios con casi el doble de la cantidad de capital que las mujeres, y éstas reciben sólo el 2% de su financiamiento total de fuentes externas, en comparación con 18% de los varones.

“Las redes que están establecidas por sus colegas masculinos no siempre incluyen la oportunidad para que ellas participen”, dijo la doctora Marsha Firestone, fundadora de la WPO. “Yo no digo eso en términos de ser crítica hacia los hombres. Es solo la manera en que la redes operan”.

Pero, dijo, las mujeres siguen iniciando negocios en masa. “Es increíble para mí que sean capaces de rodear los obstáculos en el mercado y comenzar sus negocios”.

Una miembro de la WPO, June Ressler, comenzó su empresa en su cocina en 1996 con sus ahorros de 75,000 dólares.

“No estaba pensando mucho en inversionistas”, dijo. “No pensé que iba a lograr mucho”.

El año pasado, su negocio fue nombrado una de las 50 empresas propiedad de mujeres con más rápido crecimiento en Estados Unidos por la WPO.

Su empresa, Cenergy International Services, que proporciona apoyo logístico para la industria del petróleo y gas, fue recientemente el negocio propiedad de mujeres más grande de Houston, con 147 empleados e ingresos locales de 260 millones de dólares.

Definitivamente estoy confiada en seguir adelante en el futuro”, dijo Ressler. “La industria de la energía es realmente activa”.

Su optimismo es compartido por los encuestados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El año pasado, tal vez el 50% de nuestros miembros se sentía incómodo con la dirección de la economía”, dijo Firestone. Ahora, sólo el 7.6% ve la situación económica como una amenaza a sus balances generales. Casi la mitad dijo que habían añadido empleados, y más de la cuarta parte de sus negocios han crecido en 25% o más en el 2014.

“Ha habido un cambio increíble para bien y estamos muy contentos por eso”, dijo Firestone.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×