7 formas de superar la falta de liquidez de tu empresa

Si no manejas correctamente este problema puedes llevarla a sobreendeudarse y hasta cerrar; algunas salidas son generar ahorros, buscar socios o créditos de corto plazo, dicen expertos.
pesos dinero  (Foto: iStock by Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La falta de liquidez puede convertirse en el principio del fin de la empresa. Cuando una compañía no tiene la capacidad para hacer frente a sus obligaciones y compromisos financieros en el corto plazo, se dice que sufre iliquidez. Si no sale rápido del problema, las deudas podrían hacerla quebrar, coincidieron expertos.

Las causas más comunes que orillan a las pequeñas y medianas empresa (Pymes) a sufrir falta de flujo de efectivo es que tienen cuentas por cobrar, costos excesivos de operación, sobreproducción de inventario, gastos fijos onerosos e innecesarios y exceso de personal, enumeró el director del Departamento de Finanzas del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, Oliver Ambía.

“Los problemas de liquidez generalmente son temporales y pueden tener su origen en factores externos como el comportamiento del mercado, cambios tecnológicos o en que la competencia lanzó un nuevo producto o servicio”, agregó el director general de la consultoría en riesgos financieros Finpraxis, Alejandro Franco.

De acuerdo con la última encuesta del Banco de México, 80% de las pymes en México se financia a través de sus proveedores, con lo que logran un periodo de espera en el pago de 60, 90 y 120 días. El mismo porcentaje de empresas tiene problemas de liquidez, aseguró Franco.

Para evitar que las deudas te lleguen al cuello existen las siguientes alternativas:

1. Crea un fondo de emergencia

En los negocios cíclicos como los del sector agroalimentario y turístico, es recomendable ahorrar entre un 25 y 30% de las ganancias de los meses “buenos” para hacer frente a los meses de ‘vacas flacas’, dijo Ambía.

2. Pide un crédito

Si cuentas con un buen historial crediticio, los bancos te ofrecerán una línea de crédito revolvente de al menos dos meses de los ingresos del negocio. “Este tipo de créditos se utilizan para financiarse durante los meses de impago y se liquida inmediatamente al recibir el pago”, dijo Franco.

Al solicitarlo este tipo de préstamo es necesario revisar la tasa de interés anual y moratorio, comisión por apertura y penalidades, detalló Ambía.

3.Busca un patrocinador

Una de las fuentes alternas al banco o las instituciones financieras no bancarias son los financiamientos de familiares y amigos a quienes puedes acudir sin ceder acciones de tu empresa.

Los socios inversionistas son un camino más para encontrar recursos, pero ellos podrían cobrar cara tu urgencia de dinero a cambio de una parte de la empresa, con el riesgo de que tomen decisiones sobre la operación, dijo Ambía.

4. Liquida inventarios y ofrece descuentos en cuentas por cobrar

Si tu problema es un sobreinventario, pon en oferta algunos de tus productos, organiza una venta “nocturna” o de fin de semana, con ello lograrás dinero en efectivo inmediato. Pero si tienes muchas cuentas por cobrar podrías ofrecerle descuento a tus clientes por pronto pago.

5. Emite deuda

Los emprendedores y las pequeñas empresas aún están lejos de emitir deuda en la Bolsa Mexicana de Valores porque es necesarioque pasen por un proceso de institucionalización; sin embargo, podrían emitir pagarés y buscar a una empresa o persona que compre deuda. “La tasa de interés del préstamo también será alta”, agregó el académico del Tec.

6. Genera ahorros

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dicen que “un centavo ahorrado es un centavo ganado” y que la cultura del ahorro no debe venir sólo en tiempos de crisis, sino desde la creación del negocio para asegurar su rentabilidad. Todos los ahorros que se generen en la compañía son bienvenidos, “siempre y cuando no dañen la calidad del producto o servicio que se ofrece al cliente”, dijo Ambía.

7. Concurso mercantil

El concurso mercantil, es la autorización oficial que da un juez para que el deudor suspenda los pagos. En ese periodo él continuará operando con el objetivo de generarlos recursos suficientes para saldar sus deudas. “Sus acreedores no recibirán el 100% del pago de la deuda, pero lo que se busca es que la empresa no llegue a la quiebra”, explicó Alejandro Franco.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×