Fabricante de BB-8 lleva su robot a las escuelas

El creador del robot de “Star Wars” aplica sus innovaciones en las escuelas; ayuda a los maestros a integrar la tecnología en los salones de preescolar hasta quinto año.
pelota niños tecnología  (Foto: CNNMoney.com)
Parija Kavilanz
NUEVA YORK (CNNMoney) -

BB-8, el pequeño robot de “Star Wars”, puso a Sphero en el mapa.

La startup con sede en Colorado inventó el juguete más popular de la saga cinematográfica este año: un robot diminuto llamado BB-8 inspirado en el droide rodante que aparece en la próxima película de "Star Wars: El despertar de la fuerza."

Pero antes de BB-8, la compañía ya se abría paso con otra innovación. Sphero (también el nombre de su primer juguete) es una pelota robótica controlada con una aplicación que debutó en 2011.

Por fuera no tiene nada de extraordinario, la verdadera magia ocurre en su interior donde hay un motor (puede rodar hasta 4.5 millas por hora en cualquier dirección), una placa de circuito, un giroscopio e iluminación LED. También es resistente al agua y puede hacer trucos al pasar sobre rampas, y eso es sólo el principio. Los niños pueden usar una aplicación para programarle otras funciones.

El potencial de usar Sphero como una herramienta creativa atrajo inmediatamente a Sam Patterson, un profesor en Palo Alto, California.

Su función es ayudar a los maestros a integrar la tecnología en los salones de preescolar hasta quinto año. Esto lo puso en una posición clave cuando su escuela introdujo las pelotas Sphero en sus aulas hace varios años.

"Los robots pueden facilitar las situaciones donde los niños están descubriendo y aprendiendo al mismo tiempo", dijo.

Cada clase utiliza una docena de Spheros y tiene iPads, así los niños pueden controlar los robots.

"Una manera divertida de enseñar en preescolar el alfabeto es que una Sphero dibuje las letras sobre arroz o arena", detalló.

Entre tanto, los niños de primer y segundo grado tienen desafíos más complejos, como programar al robot para dibujar un triángulo, un cuadrado o un círculo.

Patterson utiliza las pelotas robóticas para explicar conceptos abstractos como "planos inclinados." Le dio a cada alumno una pequeña rampa y les pidió que hicieran rodar sus Spheros sobre ella. Los estudiantes descubrieron por sí mismos que las pelotas robóticas podían llegar más lejos si la rampa estaba en un ángulo más bajo o si aceleraban la velocidad.

El CEO de Sphero, Paul Berberian, dijo que le entusiasma la forma en que los profesores están adoptando la pelota. Señaló que más de 5,000 profesores en 15,000 escuelas ya están utilizando el robot para enriquecer sus lecciones.

Y detectando allí una oportunidad, la empresa creó un nuevo robot transparente llamado Sphero SPRK Edition y ofreció una serie de clases gratuitas para educadores y estudiantes.

Pero los robots no son baratos, tanto Sphero como la SPRK Edition cuestan 130 dólares. (Berberian dijo que ofrecen descuentos a escuelas.)

El directivo dijo estar sorprendido por el gran impacto que pueden tener los robots de Sphero. Y una historia en particular le viene a la mente: "Sabemos de un niño de 14 años con autismo que no hablaba, en Australia. Pero cuando empezó a jugar y relacionarse con Sphero, comenzó a usar palabras porque trataba de ordenarle con su voz. Es impresionante.”

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×