Raúl Fernández-Briseño: Innovar en la ley

Socio en la firma White&Case, fue el abogado de GAP en el conflicto con Grupo México, además lograr hacer realidad el puente peatonal entre Tijuana y San Diego.
Raúl Fernández-Briseño, el abogado que logró victoria para GAP
Por: ANA PAULA HERNÁNDEZ ALDAY
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En junio de 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dicto una sentencia que marcó un hito en la historia jurídica de México.

Después de seis años, la disputa de Grupo México (GM) –empresa pública con negocios de minería, infraestructura y transporte– contra accionistas de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) por la toma de control del grupo, se resolvió a favor de GAP. La autoridad determinó que GM, que poseía más del 20% de las acciones, no podía tener más del 10% y ordenó la venta del excedente.

“Fue la primera sentencia que se dictó con base en la Ley del Mercado de Valores sobre una empresa que cotiza en la Bolsa Mexicana”, dice Raúl Fernández-Briseño, socio del área global de fusiones y adquisiciones del despacho de abogados White & Case y representante legal de GAP.

El dictamen a favor de su cliente, dice Fernández-Briaeño, da certeza de que en México los estatutos sociales se respetan y trasciende en materia de seguridad, al referirse a la participación accionaria de las sociedades controladoras de los aeropuertos del país.

En este tiempo el abogado fortaleció su disciplina, paciencia y tenacidad.

Aprendí que hay que estar un paso delante de los demás y visualizar distintos escenarios.

Fernández-Briseño lleva 17 años en White & Case y quiso distinguirse desde el inicio de su carrera. “Quería estudiar algo diferente, por lo que fui el primer mexicano en cursar una maestría en derecho aeronáutico y espacial”, afirma.

Su primer reto en telecomunicaciones fue participar en la negociación de varios contratos de Telmex y Ecostar, representante de Dish en Estados Unidos, para crear un nuevo sistema de televisión por cable.

El 9 de diciembre de 2015 se hizo visible otra innovación, ahora de su cliente Otay-Tijuana Venture, operador y constructor del Cross Border Xpress (CBX). Se trata de un puente peatonal único en su tipo que conecta a los pasajeros del Aeropuerto Internacional de Tijuana con San Diego, California, en Estados Unidos.

“La vía que conecta el polígono entre el aeropuerto y Estados Unidos le pertenece al municipio de Tijuana”, explica Fernández-Briceño. La autoridad local se oponía a la construcción por un tema de impuestos y la presión de grupos sociales, hasta que el abogado y su equipo detectaron que la concesión solo incluía la superficie. “Así ideamos un puente elevado que inicia en el aeropuerto, que es zona federal, y baja en Estados Unidos”.

En los tres primeros meses de operación cruzaron más de 150,000 pasajeros. “El CBX es un logro importante para la relación bilateral por la realidad socioeconómica y la complejidad de la frontera”, dice Miguel Cravioto, subgerente de comunicación de GAP.

Lee: Corte falla a favor de GAP en batalla con Grupo México.

Una actividad que el socio destaca como parte fundamental de su vida profesional es la cátedra. Desde 2007 imparte derecho mercantil en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. “Me fascina trabajar con jóvenes, me llena de frescura y me ayuda ver las cosas desde otra perspectiva”.

Cuando era estudiante Fernández-Briseño no imaginó que innovaría en el orden jurídico. Hoy sabe que la innovar es indispensable porque las leyes mercantiles tienen más de 80 años y “deben reflejar la realidad”. El socio de White & Case encuentra el balance con su familia y el ejercicio. “Hay que fortalecer la familia, la academia y las empresas porque sin instituciones fuertes el país no puede avanzar”, afirma.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Raúl es un abogado que hace que las cosas sucedan, que pone por delante el sentido ético de los intereses de nuestros clientes y sobre todo, un profesional que inspira a las nuevas generaciones a trabajar por un mejor México”, dice Iker Arriola, Socio Ejecutivo en White & Case. Su participación, afirma, ha sido y es clave en asuntos de gran relevancia para el sistema jurídico mexicano.

Edad: 37
Estudios: Abogado por el ITAM con maestría en Derecho Aeronáutico y Espacial en la McGill University

Ahora ve
Derrumbe en una obra suspendida derriba cuatro casas en Monterrey
No te pierdas
×