Empresas refresqueras ven oportunidad de crecer con el IEPS

Las ventas de la industria refresquera aumentaron 2% entre 2015 y 2016; el impuesto les abre oportunidades para ampliar su portafolio.
Portafolio saludable  Las refresqueras están apostando por bebidas que tengan menos calorías.  (Foto: Fotoarte )
Sheila Sánchez Fermín /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La industria refresquera entró nuevamente en alerta ayer miércoles ante la iniciativa que propuso la Alianza por la Salud Alimentaria en el Senado, para aumentar de uno a dos pesos por litro, el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas saborizadas.

De ser aprobado el aumento, se generaría un ahorro de entre 6.4 y 50.9,000 millones de pesos (mdp) por casos prevenidos de diabetes, de acuerdo con la Asociación por la Salud Alimentaria.

El impuesto actual, de un peso por litro, fue implementado por el gobierno mexicano para reducir la ingesta de refrescos y bebidas con alto contenido de azúcar y con ello reducir los niveles de obesidad y sobrepeso en la población mexicana.

“Los asociados de Anprac queremos transmitir que es un impuesto regresivo”, expresó este miércoles la asociación de la industria refresquera a través de un comunicado. ”Confiamos en que el Gobierno mantendrá el Acuerdo de Certidumbre Tributaria presentado en febrero del 2014, en el que acordaron no aumentar las tasas de los impuestos existentes”, agregó.

De acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), incrementar el impuesto, también ayudaría a disminuir entre 12 y 18% el consumo de estas bebidas, y potenciaría el impacto positivo en salud y en materia preventiva.

Sin embargo, desde 2015 las refresqueras aumentaron 2% sus ventas, cifra que se mantuvo hasta abril de este año, a pesar de que disminuyeron 1.9% durante el año de la implementación del IEPS, según datos de la Anprac.

“No es un secreto que a toda la industria nos afectó y lo podemos ver en las cifras, en el comportamiento del volumen y los ingresos de la industria en 2014-2015. Pero, más que satanizar, lo que tenemos que entender como industria es donde podemos generar valor y donde podemos hacer que el IEPS haga sentido”, comentó hace unas semanas Gustavo López, director regional de Grupo Aje, que produce la marca Big Cola, en una entrevista para la revista Expansión.

Empresas refresqueras como Coca Cola, PepsiCo y Grupo Aje, han reiterado que el IEPS les ha funcionado para renovar su portafolio de productos, incrementar su oferta e incluso entrar en otras categorías de bebidas.

“Los números de 2014 revelaron un efecto negativo en los volúmenes de las empresas. Lo que lograron después fue recuperarlos a través de una adecuación en su portafolio de productos con más presentaciones, más tamaños y nuevas ofertas de productos”, dijo Marisol Huerta, analista de Banorte.

“Nos ha afectado a todos, pero creo que de alguna u otra manera las compañía nos tenemos que adaptar. Al final es un aprendizaje que no estabamos buscando pero sucedió y nos puso en una capacidad distinta para responder”, comentó López.

¿Cómo ayuda el IEPS a las empresas?

México es el segundo país a nivel mundial que más consume refresco, después de Estados Unidos, con un promedio de 118 litros per capita al año, de acuerdo con Euromonitor.

Sin embargo, analistas de alimentos y bebidas coinciden en que las tendencias del consumidor, tanto a nivel regional y mundial, apuntan a que la población está cambiando sus hábitos alimenticios por unos más saludables.

“Las bebidas carbonatadas han venido perdiendo importancia a nivel mundial y han estado siendo sustituidas por bebidas más naturales, tipo agua o té. Las grandes empresas han ido priorizando productos saludables contra los no saludables lo que ha marcado un nuevo panorama en la categoría”, comentó Constanza Gobelich, directora de la consultoria Interbrand.

El cambio de tendencia llevó a las grandes refresqueras en México ha modificar su portafolio para enfrentar el impuesto con formatos más pequeños y reformulaciones de producto.

“Ha habido lanzamientos de productos reducidos en azúcar y fortificados. También se ha sustituido el azúcar por edulcorantes lo cual permite a las empresas evitar el impuesto”, dijo Beatriz Torres, analista de Euromonitor.

Por ejemplo, el año pasado, Coca-Cola lanzó la bebida Coca-Cola Life, que la compañía define como baja en calorías, endulzada con 50% de azúcar y 50% del endulzante stevia, cuya planta es más dulce pero no tiene calorías.

Un caso que marcará tendencia en la industria fue la compra de AdeS que hizo Coca-Cola, lo cual refleja un interés de la empresa en diversificar su portafolio incluyendo alternativas más saludables.

“Nunca habíamos visto que Coca Cola vendiera un producto nutritivo hasta que compró AdeS, será el primer producto verdaderamente nutritivo, porque el agua hidrata pero no nutre”; comentó Manuel Valencia, director de carrera de la Licenciatura de Negocios Internacionales del Tec de Monterrey.

También sucedió con el lanzamiento de las limonadas y naranjadas en los últimos dos años. Estos productos fueron lanzados por varias marcas como Peñafiel, Bonafont, Jumex, Jugos del Valle y Grupo Aje, entre otros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Las limonadas y naranjadas tienen una mejor aceptación entre los consumidores porque se perciben como más saludables, aunque no necesariamente tienen menor contenido de azúcar”, detalló la analista de Euromonitor.

* Este contenido es un extra del reportaje de portada de la más reciente edición de la revista Expansión en el que se nombró al 2016 como el año del Activismo Ciudadano y que está a la venta en Sanborns, Starbucks y Vips, así como en otros establecimientos cerrados. También puedes descargar la versión digital en App Store y Google Play.

Ahora ve
Robert Mugabe presenta su dimisión como presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×