Cremas anti-arrugas y sabanas con base de cobre, la nueva oferta

Desde cremas anti-arrugas hasta ropa hecha con extractos del metal, son los productos que firmas chilenas planean introducir al país.
Nuevas aplicaciones  Las propiedades antimicrobianas y autosanitizantes del cobre lo hacen un material atractivo para algunas industrias  (Foto: Reuters)
Rosalía Lara
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Cremas anti-arrugas, ropa para hospitales o para la industria militar, fajas y hasta estetoscopios son algunos de los productos desarrollados a base de cobre por algunas empresas chilenas que ven en México un potencial mercado.

Propiedades como el antimicrobiano y autosanitizantes hacen del cobre un material atractivo para diversas empresas como Copperme, que aprovecha el hilado de cobre para reducir la aparición de estrías y celulitis.

Copperme es una empresa chilena que nació en 2012 con el desarrollo de una faja de recuperación post maternal con hilado de cobre, pero fue hasta hace 2 años cuando comenzó a comercializar sus productos.

Al día de hoy, cuentan con medias, calcetines y fajas modeladoras del cuerpo, las cuales se venden en alrededor de 50 dólares.

La firma está en misión comercial para buscar distribuidores en México, ya ha tenido un acercamiento con la departamental Liverpool y aunque aún no hay nada en concreto, Patricio Viguera, gerente general de Copperme, espera que en el transcurso del 2017 o 2018 puedan comenzar con la venta en el país.

Otro caso es Unilabs International, que desarrolla una crema anti-arrugas con partículas de cobre que liberan iones que provocan un efecto tensor y antioxidante sobre la piel.

El desarrollo de sus productos comenzaron en 2010 y actualmente se comercializan en Estados Unidos y Chile, en cadenas como Walmart Store, Walgreens y Costco, cuyos precios van desde los 3 hasta los 15 dólares.

A través de la misión comercial tuvieron acercamientos con algunos distribuidores y estiman introducirse al mercado mexicano antes de que concluya el 2016.

“Nuestra meta es llegar para Navidad, que sea un buen regalo”, aseguró Christian Plaut Compán, director general de la firma.

The Copper Company, es otra de las firmas chilenas que se encuentran en misión comercial y que elabora productos textiles complementando las propiedades del cobre antibacterial con diversas fibras.

La empresa con apenas 7 meses de creación, trabaja en conjunto con el Centro de Innovación de Codelco para el desarrollo de sus productos, los cuales van desde camisetas hasta sábanas.

La implementación del cobre en los textiles evita que el mal olor que ocasiona el sudor humano, porque elimina las bacterias que lo provocan, además como este metal fomenta la producción de keratina en la piel se favorece la cicatrización más rápida, dijo Rocío Cassis, cofundadora y business manager de The Copper Company. .

La conjugación de las propiedades del cobre, que duran más de 50 lavadas, con telas que resisten el fuego, que no se rompen, que brillan en la oscuridad, entre otras, hacen a sus productos atractivos para diversas industrias como la hospitalaria, militar, minera e industrial.

“Tenemos interesados en el ejército inglés que ya nos están haciendo pedidos, en Chile estamos participando en las licitaciones… hemos tenido conversaciones con el ejército mexicano y les ha parecido interesante”, indicó Cassis.

Cunov es otra firma, que desde hace 4 años, ofrece productos con recubrimientos de cobre para ambientes hospitalarios, odontológicos y quirúrgicos, como camillas, pasamanos o mesas de utensilios médicos.

“El cobre es un material que está en constante oxidación y eso permite la liberación de iones que afecta los microorganismos y eso termina por eliminarlos y bloquear su reproducción, por eso es un material tan efectivo”, explicó Bartolomé Soler, fundador y director de Cunov.

Otra de las divisiones de esta firma es la implementación de cobre en los barandales de parques y de estaciones de metro. Y otro de sus productos es un carcasa para el smartphone.

Además cuentan con la patente del recubrimiento de la membrana de los estetoscopios, la cual permite que no haya contaminación cruzada entre paciente y paciente.

Apoyo de ProChile

Por medio de ProChile, el programa de fomento a las exportaciones chilenas, empresas como estas llegan en misión comercial a México y otros países.

Debido a que el mercado chileno es pequeño, su desarrollo económico está basado en las exportaciones, donde su principal socio comercial es China.

“Lo que hace Prochile es apoyar a un grupo de empresas, nos encargamos de promocionarlas en el mundo”, refirió Cristian Contreras agregado comercial de la Embajada de Chile en México.

El funcionario señaló que México es atractivo para las firmas chilenas debido a que además de ser un país de habla hispana, es el que más crece en latinoamérica y que está generando una población de clase media muy interesante para el consumo.

“Vemos una tremenda oportunidad en empresas de servicio que están asociadas a sectores ‘exitosos’ en Chile, que sería, el sector agrícola, acuícola y minero”, comentó Contreras.

El acumulado de la inversión mexicana en Chile supera los 4,000 millones de dólares, mientras que la IED de ese país en México es de menos de 1,000 millones, lo que representa una participación de apenas 0.2% del total.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×