Una 'guerra de descuentos' en gasolina desata las sospechas de la Cofece

El ente antimonopolios ve indicios de que una serie rebajas en el precio del combustible en Baja California podían ir enfocadas a perjudicar a un nuevo competidor.
¿Colusión?  La Cofece indaga si los dos mayores grupos de gasolineras se coordinaron comercialmente para afectar a Rendichicas.  (Foto: Cuarto Oscuro/Foto Arte)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) investiga si los descuentos ofrecidos por varios grupos gasolineros en Tijuana, Baja California, tuvieron la intención de perjudicar a un nuevo entrante al mercado. Éste puede convertirse en un caso emblemático ante la apertura total del mercado, a nivel nacional.

El grupo de gasolineras Rendichicas, del empresario Adrián Díaz Villalobos, presentó la denuncia ante el regulador antimonopolios al considerar que Grupo Gasmart y Eco Gasolineras, sus dos mayores competidores en Tijuana, se coordinaron para lanzar descuentos en gasolineras cercanas a sus estaciones de servicio a inicios de 2015.

Rendichicas, que se caracteriza porque el 95% del personal que despacha son mujeres, intenta demostrar que sus competidores se coludieron, con beneplácito del gremio local, para sacarle del mercado.

En esta serie de dos artículos te contamos la historia detrás de la investigación por prácticas monopólicas absolutas que ahora indaga el ente antimonopolios.

Los orígenes de la batalla

Adrián Díaz Villalobos, tras tomar el control de las gasolineras heredadas de su padre, saltó de Chihuahua al mercado de Tijuana para expandir las estaciones de servicio de la marca Rendilitros en 2010, que después renombró como Rendichicas, tras una orden de Pemex (que afirmó que infringía el reglamento de franquicias al mencionar la palabra "litros").

“Adrián se da cuenta que eso le funcionaba bien, que le atraía clientes, y le da vuelta a la restricción de Pemex. Así que le ponen a las estaciones Rendichicas, y le da una perspectiva de género al grupo”, cuenta Antonio Rendón, representante legal de la compañía.

Esto ocurrió a inicios de 2015, cuando se dio el primer gran cambio en la política de precios de la gasolina por parte de Hacienda, que fijó los precios en 13.57 pesos por litro para la Magna, 14.38 para la Premium, y 14.20 para el diésel.

“El año pasado hubo una liberación parcial a los precios, donde si bien había un tope a los precios máximos, no lo había a los mínimos. Entonces se ve una cosa inusitada que no se ve en el resto del país. Se ve una guerra de descuentos”, dice Rendón, también ex funcionario de la Comisión Federal de Competencia, antecesora de la Cofece.

Bajo ese cambio de reglas, los grupos competidores de Rendichicas empezaron a ofrecer descuentos de 10 centavos en las gasolineras cercanas a las estaciones de Díaz Villalobos.

“Eco lanza primero el descuento, Rendichicas ofrece más, Eco le sube más, Rendichicas sube más, y ellos le vuelven a subir al descuento, pero Rendichicas ya no se enganchó porque dijo que sus márgenes no le daban para ofrecerlos”, relata el representante de la firma de Díaz Villalobos.

El gremio se entromete

Entonces, las ofertas comenzaron a 'contagiarse' a otras gasolineras, como las de Grupo Gasmart, el otro gran competidor del mercado de la ciudad fronteriza, por lo que la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) de Baja California, llamó a una reunión a sus agremiados para tratar el tema.

“En la primera (reunión), nos dicen que le bajemos al carro de los descuentos, porque estábamos alborotando a toda la plaza y esto les estaba afectando. Y Rendichicas argumenta que sólo responde a lo que la competencia sacó”, dice Rendón.

15 días después, el director general de la empresa y su directora de operaciones volvieron a ser citados por la Onexpo en un salón del hotel Plaza Azteca.

“Ahí les entregan una carta. Les dicen que, a nombre del gremio de gasolineros de Tijuana, se les imponen una serie de condiciones muy cabronas, supuestamente en aras de una leal y sana competencia. Y en estas condiciones, les dicen que tienen que cambiar el nombre a las gasolineras. Que no pueden estar ofreciendo descuentos. Que tienen que quitarles el color, el rosa. Y que tienen que devolver las estaciones que adquirieron en Mexicali y cerrar tus operaciones tres meses para darles oportunidad a los otros”, asegura Rendón.

Esta carta, de la que Expansión tiene una copia, está fechada el 13 de febrero de 2015, pero no viene firmada ni membretada. Sin embargo, Rendichicas tiene además una factura expedida el mismo día a nombre de Eco Comercializadora SA de CV —de la que Expansión también tiene copia—, y un video de las cámaras del hotel de esa fecha, que entregó a la Cofece con el fin de demostrar la existencia de esta reunión.

Expansión contactó vía telefónica y correo electrónico a Onexpo Baja California y Grupo Eco para conocer sus reacciones, pero no recibió respuesta.

Expansión también solicitó una entrevista con el director general de Gasmart, Alejandro Uribe. La compañía respondió enviando un comunicado de prensa. “Gasmart desconoce los hechos por los cuales Rendichicas inició una denuncia por prácticas monopólicas absolutas ante la Cofece. No obstante, será la autoridad de competencia la responsable de determinar si existen o no violaciones”, explicó la firma en el documento, fechado el 27 de septiembre.

Conflicto sin resolver

Según Rodrigo Morales Elcoro, ex regulador en Competencia Económica, aunque existen razones legítimas para que los participantes en este mercado tengan cámaras y organismos que los representen, corren el riesgo de caer en prácticas monopólicas al saltar de un mercado gremial, controlado por Pemex, a uno en competencia.

“Lo que no pueden acordar en una asociación son decisiones comerciales de cada una de las empresas: el precio, la calidad y el tipo de servicios que van a ofrecer”, agrega.

Las reuniones entre los miembros del gremio no pusieron fin a la guerra de precios entre los grupos, que siguio por tres meses más hasta que Rendichicas abandonó los descuentos. Esto no detuvo a sus dos mayores competidores, que aún anuncian las promociones en sus portales de internet.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La empresa de Díaz Villalobos cambió su estrategia de batalla a finales del año pasado, cuando decidió acudir al ente antimonopolios, quien lleva casi un año revisando este caso.

Mañana te contaremos cómo y por qué Rendichicas tomó este largo camino para defenderse, y cuál es el estado actual del conflicto.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×