¿De verdad México está llevándose los empleos de Ford?

Los puestos de trabajo que la automotriz tiene en Estados Unidos son casi siete veces más que los que genera en México. No es cierto, como afirma Trump, que las empresas "envíen los empleos a México".
Ford en México  La armadora estadounidense opera dos plantas ensambladoras de vehículos y una de motores en el país.  (Foto: Ivet Rodríguez)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

México y Ford son dos temas que el candidato republicano Donald Trump ha destacado constantemente en sus discursos. Trump acusa a la armadora estadounidense de trasladar los empleos que tenía en Estados Unidos a México, por lo que ha amenazado públicamente a la compañía con imponer un arancel de 35% a todos los autos que importe desde México.

“Las empresas han enviado los empleos a México”, dijo Trump durante un discurso pronunciado en agosto en el Club Económico de Detroit, la ciudad automotriz que alberga los corporativos de Ford, de General Motors y del grupo Fiat-Chrysler.

Esto ha causado el malestar de los empresarios. Ayer miércoles, el presidente de Ford Motor, Bill Ford Jr, declaró ante el Economic Club de Washington que las críticas de Trump a las inversiones de la empresa en el extranjero son “exasperantes” y “frustrantes”, pues la compañía mantiene en realidad un alto nivel de inversión y empleo en Estados Unidos.

El argumento de Trump se derrumba al comparar el número de empleos y plantas que Ford tiene en ese país con el que tiene en México.

El mito de Ford
El mito de Ford  Donald Trump asegura que México le roba los empleos a Estados Unidos, pero los datos de la compañía demuestran lo contrario.  (Foto: Óscar Valente)

Según datos de la compañía, Ford tiene 24 plantas en Estados Unidos, que emplean a 50,210 personas, mientras que en México sólo tiene tres que generan 7,378 empleos, más otra en construcción que dará trabajo a 2,800 personas en 2018.

Actualmente, Ford genera casi siete veces más empleos en Estados Unidos que en México.

Una de las estrategias de Trump para atraer votos ha sido apelar a uno de los mayores miedos que puede tener la clase trabajadora estadounidense: el desempleo, opinó Ricardo Núñez, directivo de C2C, empresa basada en Michigan que da asesoría a inversionistas estadounidenses para llegar a México. Por ello, agregó, el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos ha adoptado una línea dura contra México, exhibiéndolo como el destino al cual se están yendo las fuentes de empleo.

“Es muy difícil saber si Trump va a hacer o no todas las cosas que ha dicho. Espero que no, porque si lo hace sería fatal para ambos países”, dijo Marc Sachon, profesor del IESE Business School de la Universidad de Navarra.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×