¿Por qué las vivienderas tienen buenos resultados pero caen en Bolsa?

Los desarrolladores de vivienda que debutaron en el último año en la BMV no han logrado levantar el vuelo y sus títulos cotizan por debajo de su precio de debut.
Ante los recortes a los subsidios, los empresarios del sector se concentran en este segmento.
Vivienda media.  Ante los recortes a los subsidios, los empresarios del sector se concentran en este segmento.  (Foto: Cortesía Javer)
Ana Valle
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La crisis de las grandes vivienderas, que puso al borde de la desaparición a Homex, Urbi y Geo, hizo que en más de una década no se listara ninguna empresa nueva del sector en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Cadu rompió con esa sequía y debutó en el mercado mexicano en diciembre de 2015. Le siguieron Javer y Vinte. No obstante, si bien su desempeño operativo y los datos de su negocio son buenos, los títulos de las firmas caen en la Bolsa.

Desde su debut, las acciones de Cadu registran una pérdida de 37%, seguidas por las de Javer, que acumulan una baja de 15%, y Vinte, que prácticamente se mantiene sin cambios desde su debut.

Las empresas no estuvieron disponibles para comentar inmediatamente sobre el tema, dado que están en periodo de silencio previo a la publicación de resultados anuales para 2016.

Analistas y operadores bursátiles coinciden que la caída se pronununció a partir de noviembre pasado con las elecciones en Estados Unidos. El panorama macroeconómico cambio desde entonces y han sido factores relacionados con ellos lo que ha impactado la perspectiva para el sector hacia los siguientes meses, comentó Roberto Navarro, analista de vivienda de Signum Research.

“Hay tres factores macroeconómicos: uno es la correlación del crecimiento económico con la demanda de vivienda; otro, el efecto del alza de las tasas de interés en créditos puente e hipotecarios; y por último la reducción de los subsidios”, explicó el analista.

La coyuntura política ha hecho que las expectativas de crecimiento en México se reduzcan. De acuerdo con la última encuesta de Banxico, los analistas prevén un crecimiento del PIB de 1.5% para 2017, inferior al 2.4% que anticipaban en octubre, antes de las elecciones en Estados Unidos.

“Bajo esta coyuntura, si voy a pagar un premio por una emisora, seguro no será por una viviendera. No hay una valuación que justifique una compra en las acciones”, opinó Juan Carlos Minero, director de inversiones del fondo Black Wallstreet Capital.

Además, México tiene la mayor tasa de interés de referencia desde 2008, lo que tarde o temprano encarecerá el costo de los créditos puente con que las empresas financian sus desarrollos, y también de los créditos hipotecarios.

Empresas como Cadu construyen empleando créditos puente que otorgan grupos financieros y organismos como Sociedad Hipotecaria Federal. A septiembre, la empresa que preside Pedro Vaca tenía una deuda total de 1,933 millones de pesos, de los que el 58% correspondía a créditos puente.

De igual modo, las tasas de créditos hipotecarios pueden tener un efecto adverso en la demanda. “No creo que los bancos puedan soportar los niveles actuales de tasas de interés para créditos hipotecarios por mucho tiempo. Lo tienen así por un tema de competencia, pero pueden empezar a subir”, dijo Navarro.

La reducción en los subsidios para vivienda de interés social también afectaría a las nuevas desarrolladoras públicas. Para Javer, el 17% de su negocio proviene de este segmento, para Vinte es el 30%, y para Cadu representa 88% del total, según datos a septiembre.

Las empresas han enviado comunicados a la BMV explicando que la baja en los precios de las acciones obedecen a movimientos del mercado. En el caso de Cadu, la compañía ha usado el fondo de recompra del que dispone para poder amortiguar la caída de las acciones. En el caso de Vinte y Javer, Minero agregó que se trata de emisoras con bajo volumen de operación y poco bursátiles, por lo que los movimientos son más abruptos.

Las 'viejas' vivienderas también se desploman

Pese a que volvieron al mercado con planes de crecimiento, capitalizadas y por fin fuera del concurso mercantil, Geo, Urbi y Homex registran fuertes pérdidas en la BMV.

Los títulos de Homex han caído 95% desde que volvió a cotizar en el mercado accionario, los de Geo han perdido 58%, y los de Urbi, 51%.

“Los inversionistas son adversos al sector vivienda. No se les olvida lo que pasó en 2013”, cuando las tres desarrolladoras mencionadas arriba cayeron en concurso mercantil, ahogadas por las fuertes deudas, explicó Navarro.

Estas compañías siguen siendo poco bursátiles y cotizan a precios bajos, lo que hace que las variaciones en los precios de sus acciones sean más abruptas. Por ejemplo, Homex cotiza en 1.1 pesos y Sare en 0.14 pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Minero agregó que falta esperar a los resultados anuales de 2016 de las compañías para conocer su situación, aunque adelantó que, como recién retomaron operaciones, pueden mostrar elevadas tasas de crecimiento pese a un volumen bajo.

NOTA: Javer es una empresa perteneciente al portafolio de Southern Cross Group, el fondo de inversión propietario de Grupo Expansión que publica, entre otros, el sitio Expansion.mx.

Ahora ve
Un auto embiste dos paradas de autobús en Marsella; hay al menos un muerto
No te pierdas
×