Europa da 'luz verde' a AB InBev para vender su negocio a la japonesa Asahi

La mayor cervecera del mundo dejará de lado sus negocios en República Checa, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia como parte del acuerdo que le permitió fusionarse con SAB Miller el año pasado.
Mercado europeo  En la región donde se venderá el negocio, se consumieron 125,000 millones de euros en cerveza durante 2016.  (Foto: iStock/Givaga)
BRUSELAS (Expansión) -

La Comisión Europea (CE) dio este jueves luz verde para que la multinacional cervecera belga AB InBev venda el total de su negocio en el centro y este de Europa al grupo de bebidas japonés Asahi, una transacción que Bruselas había exigido para autorizar la reciente fusión de la belga con SABMiller.

El Ejecutivo comunitario ha concluido que la adquisición no generará problemas de competencia dada la presencia de varios competidores en el sector de la cerveza en los mercados en cuestión, dijo la CE en un comunicado, de acuerdo con reportes de EFE.

El negocio en Europa central y oriental de AB InBev comprende varias marcas de cerveza y activos en República Checa, Hungría, Polonia, Rumanía y Eslovaquia que pertenecían a la cervecera británica SABMiller, con la que el grupo belga se fusionó en 2016.

La CE había exigido en mayo del año pasado a AB InBev que se deshiciese de este negocio ante el temor de que, tras la fusión, pudiese generar problemas de competencia y, en particular, aumentos de precio en el mercado europeo, donde se consume al año cerveza por valor de 125,000 millones de euros.

La fusión de la belga con SABMiller creó el mayor gigante mundial del sector, con una producción de 30% de la cerveza consumida en todo el mundo, presencia en más de 80 países y unos 225,000 empleados.

AB InBev anunció este jueves que en 2016, año de la fusión, ganó 43% menos y obtuvo un beneficio neto de 4,853 millones de dólares.

La industria de la cerveza artesanal crece como la espuma

Malos números

La mayor empresa cervecera del mundo sufrió el año pasado su primera caída en ganancias estructurales anuales desde su creación hace una década, ya que la recesión que golpea a Brasil deprimió las ventas mucho más de lo que se esperaba.

El fabricante de Budweiser, Stella Artois y Corona, responsable de las ventas de más de un cuarto de la cerveza que se consume en todo el mundo, destacó las dificultades que enfrenta en Brasil, su segundo mercado más relevante, debido a la reducción de las ventas y al aumento en los costos derivados de una depreciación de la moneda local, el real.

La empresa, que pagó cerca de 100,000 millones de dólares para comprar a su rival SABMiller el año pasado, reportó su primera baja en las ganancias estructurales anuales (EBITDA) desde su creación en 2004 tras la fusión de la belga Interbrew y la brasileña AmBev.

"Todos sabíamos que Brasil iba a ser un caso perdido porque ellos nos lo dijeron, pero está siendo un caso perdido incluso más allá de lo que todos estaban anticipando", dijo Andrew Holland, analista del sector en Societe Generale a Reuters.

Sin embago, la firma elevó su pronóstico de ahorros y beneficios de su fusión con SABMiller a 2,800 millones de dólares desde 2,450 millones de dólares.

La compañía, que ahora más que duplica el tamaño de su rival más cercano, Heineken, dijo que el nuevo objetivo incluye 1,050 millones de dólares que SABMiller anunció antes de su fusión.

El EBITDA se redujó 3.6% sobre una base comparable y excluyendo el impacto cambiario en el cuarto trimestre, a 5,250 millones de dólares, muy por debajo de los 5,580 millones de dólares previstos en un sondeo de Reuters entre ocho analistas.

Excluyendo a Brasil, AB InBev dijo que su EBITDA habría aumentado 6.4% en el cuarto trimestre.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×