La Cámara del Cemento contraataca y dice que su producto no encarece la vivienda

Osmín Rendón, director de la Cámara sectorial, dice que el aumento del precio del cemento no es la causa principal del mayor precio de la vivienda. También afirma que la subida se debe a la demanda.
Polémica.  La subida de los precios del cemento tiene a las constructoras y las vivienderas en pie de guerra.  (Foto: Shutterstock)
Ana Valle
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En plena polémica entre Cemex y las cámaras de construcción y vivienda por el aumento en los precios del cemento, la Cámara Nacional de Cemento (Canacem) asegura que este producto no es el culpable de los mayores precios de la vivienda. Y afirma que, si los constructores quisieran, pueden importar todo el cemento que quieran, en lugar de comprárselo a las empresas nacionales.

El director general de Canacem, Osmín Rendón, dijo que su organismo tiene prohibido opinar sobre los alzas de precios que hagan sus agremiados, como Cemex. “Los precios son determinados por la oferta y demanda, y los establecen libremente cada una de las empresas. Ahora no sabemos si son todas o solo una la que los está incrementándolos”.

La Canacem se había mantenido al margen de la controversia que inició hace un par de semanas, cuando Cemex anunció a la Cámara Nacional de la Vivienda (Canadevi) un incremento de 12% en el precio del cemento. Con ello, la empresa sumaba ya dos alzas que acumulaban un incremento de 27% en precios.

“Nosotros no queremos entrar en confrontación con los compañeros de otras cámaras u organismos y hemos estados al margen sin dar declaraciones. El país no está para ello”, justificó Rendón.

Pese a ello, defendió la postura de los cementeros respecto al real impacto del precio del cemento y del concreto en los precios de la vivienda. Mientras que Canadevi dice que el aumento del costo de estos productos explica buena parte del encarecimiento de la vivienda, los cementos lo niegan.

Lee: El precio del cemento se dispara, pero las empresas no explican el motivo

“Cuando se habla de que el cemento es el elemento determinante, porque sus incrementos generan un impacto directo en la vivienda, hay que recordar que hay otros elementos que inciden en la cadena de valor del cemento, como el valor de la tierra, y otros materiales, cuyos aumentos que han sido superiores al del cemento”, destacó Rendón.

La Canacem remitió a un estudio elaborado por la EGADE y el Tec de Monterrey en 2016, que concluyó que el impacto del cemento en el precio final de la vivienda al consumidor representa el 0.5% en la vivienda residencial, y el 4.5% del precio total de la vivienda social.

“El precio del cemento se mantuvo por debajo del índice inflacionario, y evidentemente hubo materiales de construcción que se fueron por las nubes y que están en esa cadena de valor y generan impactos”, agregó Rendón.

Recomendamos: Cemex rompe con la industria por la polémica de sus alzas de precios

De acuerdo con el Inegi, en lo que va de 2017 los precios de los materiales de construcción se han elevado 7.5%, mientras que el cemento y el concreto han subido 7% y 9%, respectivamente.

Durante 2016, la producción nacional de cemento fue de 40.6 toneladas y la demanda de 40.1 toneladas de acuerdo con Canacem. Para este año, el sector espera un incremento de 3% en la producción.

La leyenda de la importación

Canadevi y la Cámara de la Construcción (CMIC) han mencionado que, ante el alza de precios, pueden comenzar a importar más cemento. Para Rendón, si bien es una alternativa, no se ha llevado a cabo porque al final del día no resulta más barato.

Desde hace muchos años el cemento no tiene aranceles ni barreras comerciales para entrar al país, solo se requiere el registro del importador y que el agente aduanal establezca el impuesto a cobrar.

“Se importa cemento diario, hay registro de importaciones de cemento todos los meses, pero son pocas actualmente”, explicó Rendón. Quienes importan cemento lo hacen usualmente para autoproducción residencial, añadió, un segmento que representa el 70% de la demanda nacional de cemento.

Un argumento para impulsar la importación es que el cemento en México es de los más caros del mundo. Mientras que aquí tiene un costo de 100 dólares por tonelada, fuera de México ronda los 80 dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Rendón aseguró que al final los costos se igualan por varios motivos, lo que desincentiva las importaciones.

“La gente que compra cemento en otro país lo usa para autoconstrucción. Pero el costo de ir con su camioneta, la gasolina y demás, hace mínimos los diferenciales. Y si a eso le sumamos que el tipo de cambio también impacta, al final puede no ser más barato”, comentó el director de Canacem.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa afirma que Zimbabwe vivirá “una nueva democracia”
No te pierdas
×