Pemex está en riesgo de ser un "ángel caído" para Moody's

Pemex vivió una “tormenta perfecta” luego de la reforma energética de 2014, advierte Nymia Almeida, VP-Senior Credit Officer de la agencia calificadora.
La caída en los precios del petróleo y la lentitud para obtener socios internacionales complicaron el panorama de Pemex.
José Antonio González Anaya  La caída en los precios del petróleo y la lentitud para obtener socios internacionales complicaron el panorama de Pemex.  (Foto: Fotoarte/Expansión)
Andrea Deydén /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La caída de su calificación crediticia y su actual perspectiva negativa sitúan a Petróleos Mexicanos (Pemex) como un “potencial ángel caído” para Moody’s, pese a que la calificadora considera que la petrolera ha mantenido un manejo conservador del negocio.

El término “ángel caído” es utilizado para las empresas que pierden varios niveles de calificación crediticia en poco tiempo y dejan de ser consideradas como grado de inversión, lo que significa que deban pagar intereses más altos por adquirir deuda, explicó la analista de Moody’s, Nymia Almeida, en entrevista con Expansión.

Pemex, que ha caído de A3 a Baa3 con perspectiva negativa en solo tres años, está justo está en el límite. Un escalón más abajo y ya sería catalogada como "ángel caído", lo que encarecería sus adeudos, dijo.

“El problema de Pemex es que bajó mucho su escala”, señaló Almeida, al referir que la petrolera vivió una “tormenta perfecta” luego de la reforma energética de 2014, debido a la caída en los precios del petróleo y a la lentitud con la que el sector energético mexicano sumó socios extranjeros.

Lee: Pemex registra bajos niveles de crudo para refinación de combustibles

“Antes (Pemex) tomaba mucho prestado, pero generaba mucho en caja. El problema fue ajustar tus gastos cuando los precios del petróleo bajaron”, dijo.

Sin embargo, la analista reconoció que la petrolera dirigida por José Antonio González Anaya “va mejorando lentamente su tendencia”, ya que “necesita menos dinero del que necesitó el año pasado” y ha mostrado un manejo financiero conservador, principalmente debido a la volatilidad que actualmente experimentan los precios del crudo, que oscilan entre 40 y 50 dólares por barril.

Pemex y el sector energético latinoamericano “están haciendo un esfuerzo por bajar costos, por no pedir prestado, siguen gastando poco… Tienen políticas muy conservadoras, y como los precios del petróleo siguen volátiles, tiene sentido que sean más prudentes“, consideró.

Nuevas deudas

Sobre la colocación de bonos por 5,000 millones de dólares (mdd) que realizó la petrolera este fin de semana, Almeida consideró que es positiva, debido a que va dirigida a refinanciar parte de su deuda con vencimiento este año y a ‘blindarse’ ante las posibles volatilidades del mercado durante el próximo año, que estará marcado por elecciones presidenciales en México.

De los 5,000 mdd, Pemex señaló que usará 1.7 mdd para liquidar su deuda con vencimiento en 2017.

“Lo que realmente sumó la empresa fueron 3.3 mdp”, dijo Almeida. “Este monto está ligeramente más arriba de lo que tiene que pagar de deuda el próximo año”.

“Se está adelantando a lo que tendría que hacer el año que entra, y tiene espacio para endeudamiento en su presupuesto”, dijo.

No obstante, Almeida no se aventura a decir que las medidas que está tomando Pemex para refinanciar su deuda y diversificar sus negocios mejorará su panorama en el corto plazo.

“Es un poco exagerado decir (que el panorama será) positivo, tiene que hacer más alianzas y hay cosas que no pueden ocurrir sino con el tiempo. Hay muchas cosas que van a pasar de manera lenta, no hay de otra”, aclaró.

Pemex ocupa el primer lugar en el conteo Las 500 empresas más importantes de México, de Expansión.

Pemex anuncia avance de más de 200% en ganancias del primer trimestre del año
Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×