Frases de José Saramago para entender su vida y obra

Cuestionado sobre la muerte, el escritor portugués describió cómo quería morir 12 años antes de que acaeciera. Aquí, algunas de sus frases
/
| Otra fuente: 1
CNNMéxico -

José Saramago, escritor portugués y premio Nobel de Literatura, dejó en su paso por la vida, además de una prodigiosa obra literaria, frases célebres que definen el pensamiento de una de las plumas más brillantes del siglo XX y principios del siglo XXI.

Saramago pudo explicar en múltiples entrevistas y presentaciones públicas, cómo fue que llegó hasta las letras y porqué se decidió a escribir como lo hacía.

 El 2003 dijo que no escribía, como lo pudieran decir otros autores, por amor, "(…) sino por desasosiego; escribo porque no me gusta el mundo donde estoy viviendo".

Un año después quiso quitarle la solemnidad a su quehacer diciendo que "el escritor es sólo un pobre diablo que trabaja". En 2005 respondió a críticos diciendo que "no es que sea pesimista, es que el mundo es pésimo".

En 2007 dijo que sus obras no eran las de un sabio ya que, "sigo escribiendo, intentándolas comprender (las cosas), porque no tengo nada mejor que hacer y sabiendo que llegaré al final sabiendo lo mismo que sabía antes, es decir poco o casi nada".

El año pasado, pronunció la frase que quizá marcará el legado de su obra literaria,  "Yo no escribo para agradar ni tampoco para desagradar. Escribo para desasosegar".

Su interés por la vida y la actualidad lo condujeron varias veces al terreno de lo político. Algunas de sus frases a recordar son:

"Antes nos gustaba decir que la derecha era estúpida, pero hoy día no conozco nada más estúpido que la izquierda" (2007).

"Disentir es uno de los derechos que le faltan a la Declaración de los Derechos Humanos" (2009)

"George Bush, Tony Blair y José María Aznar son ejemplos de "mentiras universales" (2005).

"Ser comunista, socialista, o tener cualquier otra ideología es una cuestión hormonal" (1999)

Doce años antes de su muerte, José Saramago, dibujó con palabras cómo se la imaginaba:

"Espero morir como he vivido, respetándome a mí mismo como condición para respetar a los demás y sin perder la idea de que el mundo debe ser otro y no esta cosa infame" (1998)

La muerte es un proceso "natural, casi inconsciente". "Entraré en la nada y me disolveré en ella" (2005)

José Saramago falleció este viernes en su casa de Lanzarote, islas Canarias, según informó la familia.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El novelista murió mientras estaba en su residencia, acompañado por su esposa, la periodista y traductora, Pilar del Río.

Los restos del escritor portugués José Saramago de 87 años, serán incinerados en Portugal y una parte de sus cenizas se depositará en su pueblo natal, Azinhag.

Ahora ve
Tras el sismo, el olvido. Estos damnificados siguen en albergues desde 1985
No te pierdas
×