Hijas de políticos estadounidenses roban cámara en la televisión

Las hijas de George W. Bush y Sarah Palin representan un grupo de señoritas cuyo apellido les facilita participar en la pantalla chica
EFE. Jenna  Jenna Bush y su padre saludan
Sebastián Jiménez Valencia
Autor: Sebastián Jiménez Valencia | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Es natural y entendible que George W. Bush haya seguido los pasos de su padre en la política, o que la cantante Miley Cirus haya seguido el camino de Billy Ray Cirus en el mundo del entretenimiento. Después de todo, el apellido ayuda a hacer el camino más fácil.

Pero algo extraño y ciertamente gracioso es que las hijas de algunos de los más importantes políticos estadounidenses usen el nombre de su familia para darse a conocer en la televisión.

Ése es el caso de Jenna Bush, Ayla Brown y Bristol Palin, que han hecho particulares incursiones en el medio televisivo impulsadas con la fácil fama que sus apellidos les otorgan.

Una bancada de señoritas relacionadas con el Partido Republicano, que ha sorprendido por sus apariciones en las principales cadenas de Estados Unidos.

Bristol Palin, hija de célebre ex candidata vicepresidencial y ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, fue noticia en la campaña presidencial por su embarazo a los 17 años.

El 1 de septiembre de 2008, día de la Convención Nacional Republicana, se anunció que Bristol esperaba un hijo de su novio de la preparatoria.

Pues bien, ahora Bristol es la actriz invitada al drama adolescente The Secret Life of the American Teenager de ABC, en donde se interpreta a sí misma: una madre adolescente.

Pero las críticas han sido inmisericordes, y con sólo haber salido al aire el avance del programa, ya la habían destrozado. Bonnie Fuller, editora de Hollywood Life, dijo a CNN que Bristol parecía tan tiesa “como un pedazo de madera”. La misma Bristol admitió haber estado muy nerviosa.

La que no estaba para nada nerviosa es la hija del senador de Massachusetts Scott Brown, Ayla, que hizo un perfil de su padre para el programa de CBS The Early Show, del que es colaboradora.

Bueno, después de todo Ayla tiene una herencia de confianza ante las cámaras: su padre –antes de ser el flamante político que le arrebató el escaño de Massachusetts en el Senado a los demócratas después de 38 años– fue modelo y posó desnudo para la página central de la edición de los hombres más sexys de Estados Unidos de la revista Cosmopolitan, en 1982.

Ayla Brown, además, fue jugadora de basquetbol universitario, es cantante y participó con éxito en la quinta temporada del programa American Idol.

El caso gratamente afortunado de Brown no se repite con Jenna Bush, la hija del ex presidente George W. Bush. Jenna, profesora de escuela y escritora, ha tenido una serie de equivocaciones que muchos llaman “vergonzosas” como colaboradora de The Today Show de NBC.

Una vez, por ejemplo, tuvo que leer sus notas al aire (con la misma técnica de las notas en la mano de Sarah Palin), y en otra ocasión salió conversando con los presentadores sin saber que ya estaba al aire.

En la página de entretenimiento tv.Gawker.com, un comentarista escribió: “Sin sus conexiones familiares, no conseguiría un trabajo ni haciendo un informe sobre una granja en un programa de acceso público en Kansas”.

Pero para Fuller, Jenna “no lo hace tan mal” y “tiene potencial”. Claro, es que después de todo sus equivocaciones no se comparan con los deslices de su padre frente a la prensa durante su presidencia, como cuando sostuvo al revés un libro durante una visita a una escuela, o cuando le quiso dar un masaje a la canciller alemana, Angela Merkel, durante una cumbre del G8 en Rusia, en 2006.

Sin importar si sus trabajos en los medios hayan sido conseguidos por sus “conexiones familiares”, sólo el tiempo dirá si estas jóvenes tienen “madera” para el mundo del entretenimiento, o si por el contrario deciden superar las carreras políticas de sus polémicos padres.

Ahora ve
Opositor Antonio Ledezma escapa de arresto domiciliario y sale de Venezuela
No te pierdas
×