Ximena Navarrete, emocionada por volver a Guadalajara, su tierra natal

A la Miss Universo 2010 le preocupa la inseguridad de su país, pero ofreció un voto de confianza al presidente y su equipo
Ximena Navarrete en Guadalajara
Ximena Navarrete en Guadalajara  Ximena Navarrete en Guadalajara
| Otra fuente: CNNMéxico
GUADALAJARA (CNNMéxico) -

A casi un mes de ser electa la mujer más bella del mundo, Ximena Navarrete, volvió al sitio donde nació, Guadalajara, y lo hizo en medio de los sones interpretados por un mariachi y acompañada por decenas de tapatíos que al recibirla en el aeropuerto le ofrecieron rosas, la flor símbolo de su tierra natal.

"Llegar a Guadalajara es doble emoción", dijo.

Ximena expresó que siente orgullo de ser tapatía y de volver al lugar donde está la gente que más quiere y extraña: sus padres, su hermana, su novio y su mascota, una perrita.

Protegida en todo momento por un par de guardaespaldas asignados por el comité internacional de Miss Universo, Ximena se movió con la mayor fluidez posible y accedió con natural coquetería a posar para los fotógrafos y para sus seguidores.

"No hay ninguna diferencia entre la Ximena antes de Miss Universo y la actual, simplemente tengo una corona y una banda de un nuevo título, pero sigo siendo la misma persona, sigo midiendo lo mismo, mi pelo sigue igual y mis ojos", dijo en tono divertido.

En conferencia de prensa, la segunda mexicana en obtener el título de la mujer más bella del universo, respondió con seriedad a temas vinculados a la política social de su país.

"Mucha gente espera que la Miss Universo arregle el país y los problemas que hay, me encantaría tener la solución a todos los problemas, pero yo simplemente soy una Miss Universo, yo sólo me encargo de dar un buen mensaje", manifestó en una conferencia de prensa.

DIjo que está consiente de la situación de inseguridad por la que atraviesa el país, pero aclaró que es un asunto a resolver por el presidente de México, Felipe Calderón y su equipo, a quienes les ofreció un voto de confianza.

"Yo de política no sé, confió en el presidente y en su equipo de gobierno, en que están haciendo bien las cosas, mi trabajo es dar un mensaje positivo, en México hay muchas cosas buenas, son más las buenas que las no tanto", dijo con firmeza.

Lamentó que en el extranjero se tengan ideas equivocadas acerca de los mexicanos, por ejemplo que todos son analfabetas y pobres, como le sugirió una entrevistadora estadounidense.

"Esas son las cosas que me duelen", enfatizó al insistir en que su trabajo como Miss Universo será la de transmitir la "verdadera" imagen de México y de las bondades que todavía conserva.

Por la noche, ataviada con un vestido en color plata que dejaba al descubierto la totalidad de su espalda y marcaba la delgadez de su cuerpo, acudió a una cena que en su honor preparó el comité organizador de los Juegos Panamericanos que se llevarán a cabo el próximo año en Guadalajara.

"Creo mucho en este proyecto (Juegos Panamericanos), hay que apoyar al deporte y al talento mexicano, todo está en creer en nosotros mismos, en seguir soñando y saber que los mexicanos y los jaliscienses, podemos lograr todas nuestras metas, está en nosotros", declaró la tapatía al agradecer un par de reconocimiento que le entregaron esa noche.

Ximena podría sumarse a la promoción de esta justa una vez que concluyan sus compromisos con Miss Universo, de acuerdo con información del comité organizadores de los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

La Miss Universo estará en la llamada perla de occidente hasta el próximo jueves, cumpliendo una agenda de trabajo que incluye reuniones y homenajes por parte de autoridades locales y una comida en su honor patrocinada por una marca de tequila.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×