Diseños de mujeres otomíes inspiran línea de mascadas Hermès

Por:
Adriana Vera Orozco

La casa de moda francesa Hermès lanzará una linea de mascadas inspirada en los bordados hidalguenses conocidos como tenangos

Tenangos a la francesa

1
Sin Pie de Foto
hermes-diseño-otomi  Sin Pie de Foto  (Foto: Sebastián Belaústegui)

El tenango, una técnica de costura original de las mujeres otomíes basada en bordados multicolores, está a punto de ingresar a los círculos más exclusivos del mundo de la moda.

Su diseño, muy reconocido en el arte popular mexicano, inspira ahora una edición especial de las emblemáticas mascadas de seda Hermès, de acuerdo con un artículo publicado en la revista Quién.

Pero no sólo será un negocio para la empresa, también traerá beneficios a la comunidad otomí cuna de estos diseños: San Pablo El Grande, en Tenango de Doria, Hidalgo.

La casa de moda francesa ofreció a las artesanas instalar talleres y comprarles manta e hilos, pero ellas prefirieron seguir trabajando en sus casas y que ese dinero se utilizara para mejorar la escuela de la localidad, que no tenía barda y ahora está cercada, pintada y con los baños remodelados.

El artista otomí detrás de la mascada

2
diseñador mexicano
ezequiel-diseñador-otomi  diseñador mexicano  (Foto: Sebastián Belaústegui)

El departamento de diseño gráfico de la marca francesa Hermès, en conjunto con el Museo de Arte Popular mexicano (MAP), se dieron a la tarea de buscar un artista otomí para crear los diseños que adornarían las emblemáticas mascadas, según el relato de la revista Quién.

Vicente Ezequiel José fue el elegido y adaptó los dibujos tradicionales otomíes a los requerimientos de estilo de Hermés, que incluyen que las cuatro esquinas sean diferentes y que en el diseño aparezca un caballo, animal emblemático de la marca francesa.

Así llegará a los círculos exclusivos de la alta moda este diseño nacido en la década de 1960, cuando a Otilia Cruz se le ocurrió bordar blusas en manta de algodón con hilos rojos y negros, venderlas para contrarrestar la crisis agrícola por las sequías de esa época y enseñarle la técnica a otras mujeres.

Hoy en día, la comunidad otomí también borda tela para hacer manteles, caminos de mesa, fundas de cojín, cubrecamas y ropa para niños.

La idea de unir los dos mundos nació de la visión de Marie Thérèse Arango, ex presidenta y fundadora de la Asociación de Amigos del MAP, y Christine Duvigneau, directora del estudio de diseño gráfico de Hermès Internacional.

Din Tini Yä Zuë: cosmovisión otomí en Hermès

3
diseño
diseño-otomi  diseño  (Foto: Sebastián Belaústegui)

El arte del tenango surge de la dedicación y la creatividad de las mujeres, ellas eligen desde el dibujo hasta los colores.

Primero se traza el dibujo en manta cruda de algodón y después se comienza el bordado con hilo de seis hebras, según la descripción de la revista Quién.

"Din Tini Yä Zuë" es el nombre que en otomí se le da al encuentro del hombre con la biodiversidad que lo rodea durante la cosecha y es la celebración de la abundancia del maíz.

Es la representación de esta costumbre, la relación del hombre con la naturaleza, el diseño que acompañará a las prendas de Hermés.

El bordado que se imprimió a la mascada estuvo a cargo de varias mujeres, entre ellas Elia Tolentino Santiago, quien lleva 10 años dando cursos de este tipo de bordado.

Cabe aclarar que la mascada de Hermès no irá bordada, sino que es el trabajo de impresión en cuadros de seda el que dará un acabado que recrea el bordado.