El grupo de punk-rock mexicano División Minúscula celebra 10 años

La banda de punk-rock mexicano celebró 10 años de su primer disco, ‘Extrañando Casa’, con una presentación en la Ciudad de México
División Minúscula
División Minúscula  División Minúscula  (Foto: )
Isaid Mera
Autor: Isaid Mera | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

“No sé si es rock&roll pero no encuentro una excusa mejor”.

Con el “pretexto” del décimo aniversario del primer disco de División Minúscula, Extrañando Casa, la banda reunió este sábado a más de 3,000 personas en el Vive Cuervo Salón, de la Ciudad de México, para recordar uno de los materiales que marcó la vida de una generación.

La banda originaria de Matamoros, Tamaulipas, integrada por Javier y Kiko Blake, Efrén Barrón, Alejandro Luke y Ricardo Pérez, ofreció un show retro donde revivió aquellas grandes tocadas de finales de los noventas y principios del nuevo siglo para los amantes del punk-rock mexicano.

“Es un concierto dedicado a la gente. Celebramos un disco que nos abrió puertas y nos dio muchos amigos, pero más que ser una noche de División Minúscula, es una noche de la gente que asistió”, dijo Javier Blake, vocalista de la banda.

Desde las 14:00 horas, tiempo local, había gente formada para entrar al evento que inició pocos minutos después de las 20:00 horas con la actuación de Tungas. A la banda del Distrito Federal le siguieron Axpi, Tolidos y Gula.

Cerca de las 22:30 horas todo estaba listo para la aparición de División Minúscula. Un video, donde los integrantes recordaban los inicios de la agrupación, fue el preámbulo para que el escenario estallara.

Las 13 canciones del disco Extrañando Casa fueron interpretadas. Todas acompañadas por la voz del público, que demostró así su cariño por la banda.

Con Televidente, Feliz primer aniversario, Simple y Cursi el evento tuvo sus momentos más emotivos con los gritos, brincos y hasta lágrimas de los asistentes.

Extrañando Casa fue un disco que creció por sí solo. Cuando dejamos de tocar en 2002 el álbum seguía teniendo éxito. Cuatro años después regresamos y la gente seguía llenando los lugares donde nos presentábamos”, recordó Javier Blake.

De esta forma se explica el éxito que resultó el evento, vendido totalmente, con un público que no olvida “el soundtrack de una etapa de su vida”, dijo Kiko Blake, baterista de la banda.

Después de interpretar canciones para los verdaderos fans, aquellas que se encuentran en lugares recónditos como los primeros demos, y algunos covers, División Minúscula cerró el show interpretando Sismo, que contiene una frase que bien puede resumir la noche…

“No sé si fue amor, pero vaya que lo hicimos de lo mejor”.

‘Sognare’ una historia

La banda surgió en 1996 en Matamoros, Tamaulipas. Tocaban en fiestas y lugares pequeños donde los amigos los invitaban. En diciembre de 1998, tocaron por primera vez en el Distrito Federal, en el Foro Alicia.

En 2001, División Minúscula presentó su primer material, Extrañando Casa, el mismo que este sábado salió del baúl de los recuerdos y celebró sus 10 años con el concierto.

En 2002 dejaron de tocar pues “la banda se comió a sí misma”, dice el vocalista Javier Blake. Y añade que “tocábamos en muchos lados, dormíamos en el suelo, comíamos lo que fuera; al final de las giras regresábamos con menos dinero que al principio”.

Esto desgastó a la banda, que se dio tiempo para proyectos personales de sus integrantes como Conspiración Alfa 5 de Javier Blake. Además, los miembros del grupo regresaron a la escuela o al trabajo.

Cuatro años después, la banda volvió y sacó su segundo material Defecto Perfecto, que incluye canciones como Sognare, Sismo y Veneno es antídoto (SOS) que catapultaron a la banda más allá de México.

En 2008, sacaron su tercer y más reciente álbum, Sirenas, del cual se desprendieron los sencillos Las luces de esta ciudad, Tan fuerte, tan frágil y Control.

En agosto de este año, la banda entrará al estudio para la grabación de su cuarto álbum, que esperan salga a la venta a principios de 2012.

También estarán en la gira Unite Tour, que visitará más de 30 ciudades de México entre septiembre y noviembre de 2011.

Para el ‘veneno’ hay un antídoto

Originarios de un estado que actualmente vive momentos complicados por la violencia, División Minúscula trata de ayudar con su música a la gente y así se olvide aunque sea por un momento de la triste situación.

“Venimos de Matamoros (Tamaulipas), que siempre se conoció por ese tipo de problemas, pero nosotros tratamos de llevar amor, amistad, alegría a la gente”, dice Javier Blake.

Un ejemplo de ello es que la agrupación toca en lugares en donde otras bandas prefieren no asistir. “Se han cerrado muchas plazas, hay grupos que no quieren tocar pero nosotros sí, como en Ciudad Juárez, Tampico, etc. Tratamos de darle al público una noche de felicidad, que se olviden de los problemas”, señala el vocalista.

Su hermano y baterista de la banda, Kiko Blake, añade que “aunque las ciudades sean peligrosas, hay mucha gente que le gusta la música, asiste a los eventos y para ellos tocamos”.

10 años después, ¿siguen extrañando casa?

“Sí”, gritaron todos.

Entre los cambios de residencia y las giras, los integrantes de la banda añoran estar aunque sea un momento en casa.

“Nos salimos de nuestras casas hace aproximadamente 10 años, a veces ya no sabes si vives en Monterrey, en el DF o en la gira, pero el único lugar que sigo sintiendo como casa es Matamoros”, reconoce Kiko Blake.

A Javier Blake andar de un lado a otro le es agradable pero “siempre buscas un lugar que se sienta como casa”.

El vocalista dice que fue refrescante pensar en el pasado, pues le hizo recordar canciones, momentos, historias e incluso rememorar cosas que hacían una década antes.

“Tenía mucho tiempo que no escuchábamos las canciones y ahora que empezamos a ensayar es padre que te empiezas a dar cuenta de lo que hiciste en 10 años, seguimos aprendiendo de las canciones, de nosotros mismos, de lo que éramos hace una década. Hay cosas que hacíamos mejor hace 10 años que ahorita”, concluye.

Por nada en el mundo cambiarían... los últimos 10 años.

Ahora ve
No te pierdas