El bote 'African Queen' de Humphrey Bogart fue rescatado de los escombros

El barco fue encontrado por una pareja de Florida que ahora lo utilizará para ofrecer paseos a los turistas
queen
african queen  queen  (Foto: )
Eoghan Macguire
Autor: Eoghan Macguire
(Reuters) -

El histórico buque que sirvió de marco para la única actuación de Humphrey Bogart que lo llevó a ganar un Oscar, ha sido resucitado de las cenizas por una pareja amante de la película en Florida, Estados Unidos.

El African Queen es un barco de vapor de 100 años famoso por su papel protagónico en la película de 1951 del mismo nombre.

La clásica película, también protagonizada por Katherine Hepburn, cuenta la historia del capitán de un barco de vapor canadiense y una misionaria británica trabajando en el este de África alemán durante la Primera Guerra Mundial; y vio a Bogart recibir el Premio de la Academia de 1951 como mejor actor.

Después de caer en un estado de deterioro tras la muerte de su antiguo dueño en 2001, el buque fue encontrado oxidado en un puerto de la marina en Florida el año pasado por Suzanne Homquist y su esposo ingeniero, Lance.

La pareja ha estado reparando el barco y abriéndolo a los turistas y cinéfilos, ofreciendo cruceros alrededor de Florida en el famoso buque.

“Está (el barco) en un fideicomiso, así que hablamos con ellos acerca de restaurarlo”, dice Homquist sobre cómo se topó con el famoso barco.

“Tenemos un negocio de botes que opera justo a un lado de donde estaba el African Queen en Key Largo. Sólo se estaba desperdiciando así que ofrecimos restaurarlo y ponerlo en nuestros alquileres”, añade.

Aunque es más famoso por su papel junto a Bogart y Hepburn, el African Queen tuvo una vida larga y colorida antes de llegar a la gran pantalla, explica Homquist.

Construido en 1912 en Lytham Shipbuilding Yard en Inglaterra, el barco fue originalmente llamado el Livingstone  y sirvió como un buque de cargo para la empresa ferrocarrilera del este de África británico.

Pasó la mayor parte de sus primeros 50 años operando en las aguas del Río Ruki en el norte de la República Democrática del Congo, donde fue usado para transportar una mezcla de mercenarios, cazadores y cargamento.

A principios de los 50, el barco fue visto por el director de African Queen, John Huston, y fue sacado de servicio temporalmente para que pudiera ser usado en la película.

Sin embargo, para finales de los 60, el African Queen había cambiado la gran pantalla y el interior rural del Congo por la jungla de asfalto de San Francisco. Un empresario estadounidense transportó el barco a la ciudad del Golden Gate, donde esperaba enganchar su fama en Hollywood para operar como un bote de paseos.

La idea no fue exitosa y el barco entonces cambió de propietario varias veces antes de generar la atención del abogado de Florida y fanático de Humphrey Bogart, Jim Hendricks Sr. en 1982.

Hendricks creó con entusiasmo sus propios recuerdos de películas de Bogart que poseyó hasta su muerte en 2001.

Durante este periodo, Hendricks llevó el African Queen por todo el mundo, adornando las flotillas que marcaron el 50 aniversario de la batalla de Dunkirk en el canal inglés y el cumpleaños número 90 de la Reina Madre en el Río Támesis.

Una vez que Hendricks falleció, el barco pasó por momentos duros, gastándose en un embarcadero solitario en el sur de Florida.

Fue aquí donde Suzanne Homquist, una “aficionada” a Bogart y Hepburn, reconoció el bote. El año pasado hizo una oferta a los propietarios para ponerlo de vuelta a trabajar.

“Tenía agujeros grandes y era una especie de tamiz cuando llovía, toda el agua estaba saliendo”, dice Homquist.

“Mi esposo estaba restaurando barcos grandes antes, algunos más grande que este, así que sabía que podíamos hacerlo”, añade.

El proyecto de restauración fue un proceso duro y detallado que tardó seis meses.

El casco ha sido equipado con un nuevo marco de acero, una caldera de remplazo ha sido instalada y las cubiertas originales han sido pintadas de nuevo.

Para mantener a los barcos usados y con un encanto rústico, Homquist dice que ha sido salpicado con lodo para que luzca exactamente como en la película.

“La mayoría del interés hasta ahora en el barco ha sido de fanáticos de la película… así que queremos que se vea lo más que se pueda como en la película”, dice Homquist.

El barco incluso ha tenido un visitante especial en la forma del hijo de Humphrey Bogart, Stephen, quien le dio a los esfuerzos completos de restauración su bendición.

Pero al usar el pasado hollywoodense del African Queen para atraer a las personas, Homquist también espera ofrecer a los visitantes un entendimiento de la historia rica del barco más allá de la pantalla grande.

Esta es una historia que Homquist dice le ha fascinado descubrir en el curso de los últimos meses.

“Sabía que era famoso por la película, pero mientras ha pasado el tiempo he encontrado mucho más sobre su historia y dónde ha estado”, dice Homquist.

“Esperemos que podamos transmitir esa historia y todos los que vengan a visitarlo puedan aprender más sobre el barco y su increíble vida”, añade.

Ahora ve
No te pierdas